Entrevista al presidente del Colegio de Veterinarios de Córdoba

Antonio Arenas: "El programa preventivo contra la peste porcina es satisfactorio"

  • El catedrático afirma que se ha reforzado la lucha contra una posible introducción de la enfermedad. Asegura que los veterinarios andaluces están perfectamente preparados para hacer frente a un posible brote.

Antonio Arenas. Antonio Arenas.

Antonio Arenas.

La formación y experiencia acumuladas por Antonio Arenas como catedrático de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Veterinaria de Córdoba, miembro fundador del Colegio Europeo de Salud Pública Veterinaria (Ecvph) y Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España le convierten en una voz autorizada para hablar de sanidad animal. En este entrevista vamos a centrarnos en la Peste Porcina Africana (PPA), despejemos todas las posibles dudas ante el rebrote de la enfermedad en Europa.

–¿Hay riesgo de que la PPA llegue a España?

–Como en casi todas las materias, el riesgo cero no existe, y menos en salud, por ello, se está trabajando para minimizar ese riesgo. Debemos tener en cuenta que la llegada de la peste porcina africana (PPA) a España pondría en riesgo los 7.000 millones de euros que genera el sector anualmente, casi el 15% de la producción final agraria, datos que se incrementarán sin duda tras los convenios comerciales con China firmados recientemente.

–¿Qué es lo que hay que temer?

–El riesgo viene fundamentalmente de movimientos incontrolados, es decir ilegales, de animales sensibles, que son los cerdos y jabalíes y de la propia actividad humana. Mientras que los primeros pueden ser controlables, en la actividad humana está el origen del brote belga. Al parecer unos camioneros rumanos pararon a almorzar en un área de descanso al sur de Bélgica abandonando restos de embutidos contaminados con el virus PPA (ASFv) a los que accedieron los jabalíes locales.

–¿Qué control veterinario se está aplicando? ¿Hay un protocolo específico actualmente en España por la aparición de este último brote en Europa?

–España tiene un Programa Nacional de Vigilancia Sanitaria Porcina, que incluye tanto al cerdo doméstico como al jabalí. Este programa, ejecutado por veterinarios, se asienta en sendos programas de vigilancia pasiva y vigilancia activa, buscando la infección por el ASFv, controlando los movimientos intracomunitarios y de terceros países, vigilancia en mataderos y vigilancia en jabalíes, así como del control de las condiciones de limpieza y desinfección de vehículos. España tiene un amplio marco reglamentario en PPA, ya que la sufrimos durante demasiados años. Recientemente se han reforzado algunos aspectos para luchar de manera efectiva contra una posible introducción de la enfermedad. Para ello, se ha hecho una concienzuda revisión de los movimientos procedentes de países afectados, se ha informado al sector y se han reforzado las medidas de bioseguridad, entre otras medidas.

–¿Qué punto débil puede tener España o Andalucía? ¿Qué coladero para la enfermedad?

–Creo que fundamentalmente los movimientos de personas procedentes de zonas afectadas. Pero el turismo es una de nuestras principales fuentes de ingresos.

"La gran repercusión de la enfermedad hasta ahora en Europa ha sido en jabalí, el cerdo doméstico"

–Hay mucho temor por los animales salvajes que están en las dehesas, como el jabalí. ¿no?

–La gran repercusión de la enfermedad hasta ahora en Europa ha sido en jabalí, el cerdo doméstico, debido a que mantiene fuertes medidas de bioseguridad en las explotaciones, apenas si se ha visto afectado. Pero en Andalucía son muchas las explotaciones porcinas en extensivo, donde estas medidas de bioseguridad son, necesariamente, más laxas y eso supone un aumento considerable del riesgo para la cabaña porcina.

Contagios

–¿Tienen los veterinarios andaluces y españoles los medios adecuados para inspeccionar y evitar el contagio?

–Sin duda, los veterinarios andaluces están perfectamente habilitados y formados para prevenir la entrada y para hacer frente a un posible brote, como ya se demostró en 1995 cuando fuimos capaces de erradicar la enfermedad de nuestro territorio.

–La eurodiputada Clara Aguilera ha pedido a la UE más fondos para luchas contra la PPA, ¿cree que es una cuestión de fondos?

–Aunque no soy gallego, le voy a responder como tal: ¿y para qué no son necesarios más fondos?

–Aún así ¿hay suficiente inyección económica para enfrentarse a esta enfermedad?

–El programa preventivo se está llevando a cabo de manera satisfactoria. El problema podría venir si hubiera que implementar un plan de contingencias frente a la enfermedad, pero las autoridades en materia de Sanidad Animal están muy concienciadas y estoy convencido que pondrán, en su caso, todos los medios necesarios para un efectivo control del brote. No obstante, me preocupa la enorme densidad de jabalíes y de cerdos asilvestrados existentes en muchas zonas de Andalucía.

–¿Cómo puede la CE ayudar a otros países para que controlen la epidemia?

–Sin duda, con fondos y formación. Es preferible ayudar a luchar contra la enfermedad donde ya está, que esperar aquí a que aparezca. Además, creo que es muy interesante la formación de los cazadores en este asunto, ya que son ellos los que primero tendría contacto con animales afectados por la enfermedad.

–¿Cómo calificaría el último brote de PPA que padecimos en España?

–Devastador. No hay más que ver que el sector prácticamente se ha duplicado desde que logramos erradicar el brote de PPA en 1995. Ciertamente costó mucho esfuerzo material y humano erradicar la PPA, pero ese esfuerzo, que se fundamentó en cuatro medidas, la detección de infectados asintomáticos, “stamping out”, o sacrificio obligatorio de todos los animales de explotaciones positivas, un exhaustivo control de movimientos y la aplicación de estrictas medidas de bioseguridad, sin duda mereció la pena.

Otras patologías

–Sobre sanidad animal en general, ¿qué otras enfermedades le preocupan en estos momentos?

–Una característica esencial de las enfermedades infecciosas es que son enormemente cambiantes temporo-espacialmente, así que cualquier enfermedad puede, en un momento, resurgir y adquirir gran relevancia. Ejemplo claro es la mixomatosis, enfermedad bien conocida en el conejo, pero que se ha adaptado recientemente a la liebre y que puede causar un grave descalabro ecológico. La fiebre del Valle del Rift, la dermatosis nodular o la influenza aviar, también son enfermedades que nos preocupan. Desafortunadamente, ya estamos muy acostumbrados a que cada año aparezca una “nueva” enfermedad animal capaz de afectar, no sólo a los animales, sino también a los seres humanos y están casos como el SARS, Ébola, MERS-CoV o Zika, entre otras.

"La PPA no se transmite al ser humano, así que, desde un punto de vista de seguridad alimentaria, no representa ningún riesgo"

–¿Qué diría a la población, al consumidor de carne de cerdo?

–La PPA no se transmite al ser humano, así que, desde un punto de vista de seguridad alimentaria, no representa ningún riesgo. Sería muy interesante dar a conocer a los consumidores y ciudadanos en general el grave peligro que representa el transporte de embutidos o subproductos crudos desde las zonas afectadas, ya que suponen el principal riesgo para la entrada de la enfermedad en nuestro territorio, como ya ocurrió este verano en Bélgica. Y finalmente, tranquilizar a la opinión pública en el sentido de que la profesión veterinaria, una vez más, está a disposición de la salud pública, de la sanidad y bienestar animal y del aseguramiento alimentario en todo el territorio andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios