DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

AGR Almeria

Agrobío logra pascueros más precoces, vivos y aterciopelados con el biocontrol

  • También desarrolla un sistema de suelta mecanizada adaptada a las infraestructuras de los invernaderos que permite ahorrar tiempo y hacerlo de manera homogénea

Agrobío está presente en los principales viveros Agrobío está presente en los principales viveros

Agrobío está presente en los principales viveros / Diario de Almería

Agrobío traslada su conocimiento y experiencia en control biológico a ornamental. Tanto en flor cortada como en maceta Agrobío incorpora y adapta sus protocolos de forma eficaz y con muy buenos resultados, como es el caso de la poinsettia, donde lleva varios años trabajando con mucho éxito en los principales viveros de la provincia de Almería, y otros puntos del territorio nacional.

La principal plaga que afecta al cultivo de la flor de Pascua en los viveros ornamentales es la mosca blanca. Al alimentarse provoca un retraso en el desarrollo de las plantas y el amarilleo de las hojas, además de otros daños indirectos como la aparición de hongos.

Los requisitos de calidad que tienen que cumplir los viveristas en cuanto a presencia de plaga y aspecto de las plantas son muy exigentes, y no se pueden comercializar plantas con presencia de plaga o con daños en hojas. Además, en los últimos años, los productos fitosanitarios registrados para el control de plagas en ornamentales se han reducido considerablemente y el sector ornamental se ha interesado más por otras opciones para combatir las plagas.

Los viveristas que han empleado los protocolos de control biológico de Agrobío en poinsettia tienen un alto grado de satisfacción en el control realizado sobre las plagas, destacando especialmente sus ventajas: las plantas muestran un desarrollo más precoz, las hojas son más aterciopeladas al tacto y presentan coloraciones más vivaces que cuando se aplicaban tratamientos semanales.

Además, el control biológico tiene menos coste para el viverista que los tratamientos fitosanitarios que tenían que aplicar semanalmente para el control de la mosca blanca. Sin embargo, con estas técnicas de manejo el control de esta plaga es tan eficaz, que generalmente, no es necesario aplicar ningún tratamiento adicional hasta el momento de la comercialización en el que las plantas se limpian de auxiliares, ya que en este sector los pequeños ácaros también son considerados un “contaminante” para la calidad del producto final, aunque sean beneficiosos.

La estrategia que Agrobío propone consiste en la suelta de ácaros depredadores como Amblyseius swirskii (SWIRScontrol) o T. montdorensis (MONcontrol) junto a su alimentación con ácaros presa (POWERmite o POWERfood) sobre las plantas, combinadas con parasitoides como Eretmocerus eremicus (EREMIcontrol). De esta forma se alcanzan altas poblaciones de los organismos beneficiosos desde el inicio del cultivo hasta la comercialización de las macetas.

Para mejorar la liberación de auxiliares, Agrobío ha desarrollado un sistema de suelta mecanizada adaptada a las infraestructuras de los invernaderos que permite ahorrar tiempo y abarcar fácilmente las superficies de cultivo facilitando una distribución homogénea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios