• La provincia se convierte en un referente en I+D para la combinación de distintas fórmulas con éxito

  • El proyecto Reinwaste ha trabajado en ello durante tres años y demuestra el camino a implementar

Alcanzar la sostenibilidad, el principal reto del campo

Almería, kilómetro cero en gestión de restos inorgánicos

CASI, Parquenat, Cortijo Cuevas, Coprohníjar y Caparrós Nature han colaborado en el proyecto Reinwaste. CASI, Parquenat, Cortijo Cuevas, Coprohníjar y Caparrós Nature han colaborado en el proyecto Reinwaste.

CASI, Parquenat, Cortijo Cuevas, Coprohníjar y Caparrós Nature han colaborado en el proyecto Reinwaste.

Hace unas semanas tuvo lugar la presentación de los resultados del proyecto internacional Reinwaste sobre gestión de residuos inorgánicos. Por sus siglas en inglés: Remanufacture the food supply chain by testing INNovative solutions for zero inorganic WASTE; en español: ‘reconstruir la cadena de suministro de alimentos probando soluciones Innovadoras para cero residuos inorgánicos’; ha aportado un avance muy importante en la reducción de los residuos en origen, sobre todo a través de la prevención, en toda la cadena agroalimentaria.

Este proyecto ha tenido a la provincia de Almería como protagonista, y en él han participado durante los últimos tres años, expertos del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), en colaboración con la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), Del proyecto Reinwaste forman parte diez socios europeos expertos en las tres cadenas de valor contempladas: sector hortícola bajo abrigo (Andalucía, España), sector lácteo (Emilia-Romagna, Italia) y sector cárnico (Región Provence-Alpes-Côte d’Azur, Francia). Además, la región de East Sarajevo (Bosnia y Herzegovina) se beneficiará del enfoque metodológico y participará en la fase de transferencia.

Sobre campo, quince empresas del sector hortícola bajo invernadero de las provincias de Almería y Granada. Y, además, la estrecha colaboración de Coexphal, que ha intervenido desde su puesta en marcha en calidad de experto.

Precisamente desde la asociación, Diario de Almería ha podido ahondar en lo que ha supuesto este proyecto gracias a Rosa María García Martínez, técnico del departamento de Agroecología de APROA, quien asegura que en el campo almeriense “el 90% de los residuos plásticos que se generan se gestiona adecuadamente, pero es preciso conseguir el 100% de valorización, ya que el porcentaje que queda sin gestionar suele terminar abandonado en el medio generando un gran impacto medioambiental, paisajístico y visual”.

El papel de las cooperativas agrícolas en cuanto a la organización de un modelo de gestión es crucial

La profesional recalca que esta mala praxis que realizan “unos pocos”, tanto agricultores como “gestores” no autorizados, perjudica además enormemente la imagen de “todo el sector de cara a las exportaciones y se convierte en el foco de campañas de desprestigio de algunos medios de comunicación europeos. Los vertidos ilegales suponen ‘arrojar basura’ sobre el propio sector, por lo que el agricultor debe asegurarse de que entrega sus residuos a un gestor autorizado garantizando así la trazabilidad del residuo y denunciar aquellas situaciones de abandono de residuos en el medio”.

Uno de los pilares es trabajar actividades concienciación y divulgación enfocadas al sector. Uno de los pilares es trabajar actividades concienciación y divulgación enfocadas al sector.

Uno de los pilares es trabajar actividades concienciación y divulgación enfocadas al sector.

La participación de Coexphal en Reinwaste en varios parámetros que se pueden dividir dentro de dos fases del proyecto. En la primera de ellas, en fase inicial y que tuvo lugar entre octubre de 2018 y junio de 2019, se identificaron y caracterizaron los principales residuos inorgánicos que se producen a nivel de explotación en 15 empresas del sector hortícola bajo invernadero de las provincias de Almería y Granada. Once de estas empresas fueron evaluadas por parte de Coexphal y 4 de ellas por la empresa Ecogestiona.

Ya en una segunda fase y en base a criterios técnicos, se seleccionaron cinco empresas de las 15 que participaron en la fase I con el objetivo de implementar diferentes soluciones innovadoras que permitieran minimizar la generación de residuos inorgánicos en el sector productivo de hortícolas bajo abrigo. Tres de estos cinco pilotos que finalizaron en mayo de 2020, se llevaron a cabo desde Coexphal; y son: Uso de plásticos de acolchado de materiales alternativos. Este piloto se realizó junto con el Ifapa y la empresa Natursur de Almería. Se testaron dos materiales alternativos de polietileno de baja densidad (PEBD), uno de acolchado compostable y otro biodegradable en suelo, que mantuvieron sus prestaciones durante casi 8 meses de cultivo.

El segundo piloto abordó la valorización energética de residuos de difícil gestión, y se realizó también con el Ifapa, y en este caso se implementó en la cooperativa nijareña Coprohníjar. El objetivo era valorizar energéticamente los residuos que, por su alto grado de deterioro, no son aceptados por los gestores autorizados (los plásticos de solarización, los de acolchado o las mantas térmicas) mediante gasificación, trasladándolos a una planta para su transformación en Syngas, que puede ser utilizado como combustible para la obtención de energía en motores, turbinas de gas o calderas.

Natursur, Coprohníjar y Costa de Níjar han participado en proyectos piloto co en diferentes vertienes

El último fue de comparación de modelos asociativos de gestión de residuos, también con el Ifapa y en este caso con la empresa Costa de Níjar de Almería. Aquí se propusieron cinco alternativas según el grado de implicación que la cooperativa puede asumir en la gestión de los residuos inorgánicos de sus asociados, concluyendo que el papel de ésta es fundamental como eje vertebrador para impulsar una gestión adecuada de los residuos que generan sus asociados, a través de acuerdos de colaboración con gestores autorizados entre otras alternativas, siendo fundamental, en todos los casos, impulsar la instalación de puntos SIGFITO (Puntos de recogida de envases y fertilizantes) o AEVAE (Asociación Española para la Valorización de Envases).

Una vez finalizado Reinwaste, el objetivo es implementar todo lo avanzado, que ha sido mucho. “Ese era el principal objetivo que nos planteamos con nuestra participación en el proyecto, la búsqueda de soluciones innovadoras y viables que puedan dar solución a la problemática asociada a la gestión de los residuos inorgánicos en el campo almeriense y transferir esta información al sector”, subraya García, quien explica que “los pilotos que se han desarrollado en colaboración con IFAPA, tanto desde Coexphal como desde Ecogestiona, y han demostrado que el futuro de una gestión adecuada de los residuos inorgánicos puede conseguirse mediante la combinación de distintas herramientas, desde el uso de nuevos materiales biodegradables y/o compostables (plásticos de acolchado, rafias…) que ya están disponibles en el mercado y que ofrecen las prestaciones técnicas adecuadas para su utilización, hasta la valorización energética mediante pirólisis o gasificación para el caso de aquellos materiales que no puedan ser reciclados, de tal manera que puedan incorporarse de nuevo al circuito productivo y pasen de ser un residuo a ser un recurso”.

Además, insiste en la importancia que tiene “el papel de las cooperativas en cuanto a la organización de un modelo de gestión de los residuos inorgánicos de sus asociados que garantice la trazabilidad de estos. Por último, y no menos importante, hay que seguir trabajando en actividades concienciación y divulgación enfocadas al sector”.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios