Perfil

Santiga Sánchez, la síntesis del turismo, agricultura y ganadería en Los Vélez

  • Ayer recibió un reconocimiento de la mano de Almur, mientras años atrás fue, entre otros, el Ministerio de Agricultura el que reconoció su apuesta por la innovación

Santiga Sánchez, agricultora y ganadera Santiga Sánchez, agricultora y ganadera

Santiga Sánchez, agricultora y ganadera / Diario de Almería (Almería)

Santiaga Sánchez Porcel, agricultora y ganadera ecológica de la comarca de los Vélez, recogía ayer uno de los premios que otorga Almur, la Asociación de Mujeres Empresarias de Almería. Aunque inició sus pasos como joven agricultora, enseguida se abrió camino en la producción ecológica, modernizando sus instalaciones y procesos. Hoy día tiene una explotación sostenible en la que se integran cereal, pastos, almendros y ganado, especialmente cordero segureño, cuya calidad ha sido reconocida con la Identificación Geográfica Protegida Ecológica.

La innovación ha sido una constante en todas las actividades que ha ido poniendo en marcha, como su iniciativa de ecoagroturismo, ‘Las rutas de Santiaga’, en la que además de mostrar el buen hacer de su explotación ecológica también muestra el rico patrimonio cultural, natural y gastronómico de la comarca de los Vélez. Fundadora de ‘Ganaderas en red’ y ‘Pastores por el monte Mediterráneo’, es una ferviente defensora de los valores y tradiciones del mundo rural.

Santiaga, nacida en Fuente Grande (Vélez-Rubio) de 51 años, madre de familia y abuela afincada en Chirivel, se dedica al campo, siguiendo la estela de sus antecesores. Como contaba a este diario hace cinco años, todo lo que produce es ecológico, parte de ello destinado a la comercialización y también para consumo propio. Respecto a la actividad agrícola dispone de almendros, olivos y viñedo y cultiva cereal, éste último destinado a la alimentación del ganado ovino, sobre el cual posee 700 ovejas de la raza segureña.La agricultora, que posee la Insignia de Andalucía desde 2016, también fue galardonada un año antes. En 2015 recibía el Premio de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales por parte del Ministerio de Agricultura. Entonces Santiaga reconocía que si bien fue su padre quien le inculcó el amor por el ganado, su madre y su abuela lo hicieron por las tradiciones del mundo rural; la agricultura, la ganadería y el mundo pastoril. “Sabía que si no mostraba esas tradiciones a la gente se terminarían perdiendo”. De ahí surgió en 2013 el proyecto de agroturismo para dar a conocer y comercializar el cordero segureño ecológico. El principal reto para el mercado del cordero ecológico es la estabilidad en las ventas, comentaba Santiaga, incluso por encima de los precios, a pesar de que estos son bajos en comparación con los elevados costes de producción.

La titular de la explotación explicaba que es necesario que la gente pruebe el cordero ecológico, que teniendo un precio similar al convencional tiene mejor sabor, puesto que su producción es natural y su alimentación carece de piensos; asimismo la explotación ganadera está certificada como ecológica y la trazabilidad está asegurada.

Además de la música como gran afición, otra de las inquietudes de Santiaga desde que era pequeña radica en el cooperativismo y asociacionismo para impulsar todo aquello en lo que cree, entre otras está inmersa en la asociación AlVelAl,. “En el medio rural es fundamental unirse y cooperar. La importancia del cooperativismo lo he vivido también en casa. Recuerdo como mi padre junto a otros ganaderos vivieron la gran crisis del precio de la leche entre los años 70 y 80. Él junto a otros compañeros se unieron y constituyeron una de las primeras cooperativas de la zona para comercializar la leche”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios