• Nostoc Biotech, especializada en la elaboración de fertilizantes naturales y control biológico a base de microorganismos del humus de lombriz, demuestra con sus productos la efectividad de este abono

AGR Almeria

Humus de lombriz, poder natural para productos sanos

Francisco Martín, director técnico de Nostoc Biotech (derecha), junto a un agricultor que aplica en su finca los productos de Nostoc. Francisco Martín, director técnico de Nostoc Biotech (derecha), junto a un agricultor que aplica en su finca los productos de Nostoc.

Francisco Martín, director técnico de Nostoc Biotech (derecha), junto a un agricultor que aplica en su finca los productos de Nostoc.

Javier Alonso (Almería)

La agricultura ecológica ya se considera el método de cultivo en el que debe centrase no ya solo el futuro del agro almeriense, sino también el presente. En un contexto en el que los consumidores demandan cada vez más productos ‘bio’ , con la necesitad de diferenciarse de la competencia de terceros países y, no menos importante, preservar el medio, esta debe ser la apuesta. Es más, aún es una tarea pendiente en muchas zonas de España, pero en otras, como Almería, se está ya liderando ese cambio hacia una agricultura más respetuosa, libre de residuos y químicos.

En este contexto toma protagonismo la empresa biotecnológica para la agricultura Nostoc Biotech, compañía especializada en biofertilizantes y control biológico a base de humus de lombriz, cuyo objetivo es ser el soporte de que transforme la agricultura que todavía hoy se conoce, donde predominan los químicos, en una actividad más sostenible, desarrollando para ello soluciones naturales de fertilización y protección para todos los cultivos.

Nostoc provee de insumos ecológicos al agricultor para resolver cualquier problema que se le pueda plantear en el manejo agronómico. En definitiva, el fin de la compañía y sus profesionales es el de crear abonos y fertilizantes naturales que puedan sustituir a los químicos para conseguir unas frutas y verduras más saludables. Y lo han conseguido.

Yesca, nemátodos, araña roja o el pulgón son combatidos y erradicados a través de los productos de esta firma, que se basan en el humus de lombriz, una enmienda orgánica de gran calidad obtenida mediante la transformación del estiércol por medio de lombrices. Este abono contiene gran cantidad de microorganismos benéficos que se encuentran de forma natural en cualquier suelo sano.A partir del humus de lombriz fabrican todo tipo de soluciones, que contienen microorganismos capaces de ayudar a la planta a captar nutrientes, prevenir o curar plagas y enfermedades, etc.Nostoc parte de la base de que el suelo es un organismo vivo, lleno de microvida que protege al cultivo. El habitual uso de químicos debilita estas características propias, haciéndolo más vulnerable a enfermedades y plagas.

Las soluciones de Nostoc se centran en dos tipos de productos diferenciados. Aquellos basados en humus de lombriz, tanto sólidos como líquidos; y por otro lado los microbiológicos derivados de este. Estos últimos, por ejemplo, están capacitados para aumentar la captación de nitrógeno biológico. Esto permite reducir el NPK químico (relación entre los elementos químicos Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) que son comúnmente utilizados en los fertilizantes) que es muy perjudicial para el medio ambiente, culpable de alterar y degradar suelos. Así, aplicar microorganismos solubilizadores de este nitrógeno. Lo mismo con otros elementos como el fósforo, el potasio, el hierro o el zinc.

Las soluciones microbiológicas permiten reducir el NPK químico, muy perjudicial para el medio ambiente

“Pero es que además se pueden aplicar microorganismos que protegen a la planta de enfermedades y plagas. Por tanto, prácticamente cualquier problema que puede llegar a tener un cultivo se puede solucionar o mitigar con este tipo de productos, bien sea con microorganismos o con humus”, explica Enrique Cat, Co-CEO de Nostoc.

“La conexión entre la parte microbiológica y el humus radica en que cuando la lombriz transforma la materia orgánica, el estiércol, lo que está modificando no es su química, sino la microbiota que posee dicho estiércol y la convierte en otra diferente, donde conviven miles de cepas diferentes de microbios, bacterias, levaduras, hongos…”, explica Guillermo Herrero, Co-CEO, sobre la labor esencial que desarrolla la lombriz, capaz de modificar el sustrato cambiando su vida interior y haciendo realidad ese paso del comúnmente conocido como estiércol al humus, materia nutrida por esta microvida diversa y clave para el desarrollo de los cultivos de manera natural.

Es aquí, en esa vida que genera el humus donde entra la acción de Nostoc, que bien lo utiliza directamente para sus soluciones o bien a través de diferentes tipos de métodos aplicada a sus productos consiguen extrapolar esa favorecedora y rica microbiología a la plantación. Nostoc ha conseguido ‘jugar con la naturaleza’ para darle más fuerza a ese humus que será el mejor aliado natural de los agricultores.

Producción obtenida con nutrición microbiológica. Producción obtenida con nutrición microbiológica.

Producción obtenida con nutrición microbiológica. / Javier Alonso (Almería)

Está comprobado como la aplicación de este humus ‘potenciado’ es capaz de prevenir prácticamente de cualquier enfermedad o plaga a la planta. La clave está en ese enriquecimiento microbiológico, ya que posee tantas cepas que siempre alguna es capaz de contrarrestar o luchar contra algunos de estos indeseados invitados.

Esta empresa, afincada en Almería con sede y fábrica en Roquetas de Mar, ha sido capaz de determinar nuevas, o al menos aún desconocidas, aplicaciones del humus para la obtención de alimentos saludables. Un trabajo que no se había hecho nunca hasta la fecha.

Tras ahondar en las investigaciones realizadas hasta la fecha en el ámbito del humus, y desarrollar nuevas, Nostoc fue creando productos e implementándolos en el campo. Un largo y complejo proceso que ha ido aportando mejoras hasta conseguir las soluciones con las que hoy cuentan.

Nostoc colabora en un estudio con la UAL para determinar la capacidad productiva del humus. Nostoc colabora en un estudio con la UAL para determinar la capacidad productiva del humus.

Nostoc colabora en un estudio con la UAL para determinar la capacidad productiva del humus. / Javier Alonso (Almería)

Nostoc cuenta en este momento con un portfolio de 17 productos, la mayor parte de ellos en formato líquido, que se aplican muy fácilmente por el riego o aplicado foliarmente, y luego está el humus sólido. En definitiva, la aplicación de las soluciones de Nostoc permite a los agricultores reducir el NPK químico, por lo cual puede ahorrar preservando su suelo para cultivar a largo plazo, y el medio ambiente, claro. Por otro lado, la compañía ha demostrado con estudios con la cooperativa CASI y la Universidad de Almería que se aumenta la producción hasta en un 16%. Y eso no es todo, también el grado BRIX de los frutos, lo cual le da un importante valor añadido de cara al mercado.

Y luego el concepto clave porque el que se implementa el humus desde su inicio, la prevención y gestión de plagas y enfermedades. Al final es el mismo concepto de la fauna auxiliar, pero en este caso microbiológica, en el suelo.

Y a la gran pregunta: ¿Son compatibles los productos Nostoc con los insectos de control biológico? La respuesta es un rotundo sí, es más, establecen sinergias y se potencian sus efectos positivos. “Es más, es muy recomendable hacer las dos cosas a la vez, porque tienes más defensas antes los problemas que pueden darse”, subraya Enrique Cat. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios