• Terracultura lleva casi 20 años poniendo en valor desde Chirivel la labor de este entorno, de vital importancia para la economía de todo el país

  • La realidad sociocultural que representa está hoy más vivos que nunca

20 años de Terracultura en Chirivel Orgullo y respeto a la realidad rural

Las empresas participantes de la industria auxiliar, donde predomina la maquinaria, han ido creciendo con el paso de las ediciones. Las empresas participantes de la industria auxiliar, donde predomina la maquinaria, han ido creciendo con el paso de las ediciones.

Las empresas participantes de la industria auxiliar, donde predomina la maquinaria, han ido creciendo con el paso de las ediciones.

Hoy día la despoblación del entorno rural se ha convertido en uno de los principales males endémicos de la sociedad española. El flujo de personas que deciden abandonar los pueblos, especialmente de interior, hacia las urbes es un fenómeno que preocupa a la administración. Y es que este hecho está fomentando la desaparición ya no solo de muchos municipios por toda la geografía del país, sino que están en riesgo de desaparición multitud de costumbres, la identidad, y por supuesto de una parte fundamental de la economía.

El interior siempre ha jugado un papel esencial, especialmente vinculado al sector primario, en concreto para la agricultura y la ganadería, dos vertientes económicas que se están viendo resentidas por ese éxodo de los más jóvenes, que son a la postre quienes deben asegurar el futuro en estos entornos.Almería adolece también de este grave problema, contra el que intenta luchar. Sin embargo, si hay un garante de cómo plasmarlo y llevarlo a cabo esa es la comarca de Los Vélez, y en especial, el municipio de Chirivel.

Paso de José Antonio Griñán por la feria cuando presidía la Junta. Paso de José Antonio Griñán por la feria cuando presidía la Junta.

Paso de José Antonio Griñán por la feria cuando presidía la Junta.

Corría el año 2.004 cuando el Ayuntamiento de este municipio diseñó y desarrolló un evento con el objetivo de poner en valor el trabajo que se realiza tanto en el municipio como en toda la comarca, y por extensión, la importancia que debe tener el entorno rural. Así nació Terracultura, que se celebró en primavera y cuya primera edición fue capaz de aglutinar a empresas y productores particulares, tanto agrícolas como ganaderos, así como otros sectores derivados de la industria auxiliar, porque esta también tiene su importancia crucial en esta estructura.

La economía familiar agraria o la mitigación del cambio climático son algunos valores que potencia la muestra

Sin duda fue un golpe de efecto cuando en España todavía poco o nada se hablaba del problema del despoblamiento. De manera humilde, con un presupuesto muy ajustado, pero con una gran ilusión, la feria irrumpió como un soplo de aire fresco que hizo sentir a los protagonistas de la zona, esos que trabajan a diario por hacer crecer sus pueblos y su economía, ese pequeño impulso, esa ilusión, para seguir adelante. Terracultura se convirtió en una forma de devolver la dignidad al trabajo rural, pero mejor aún, a exponerlo. Se convirtió en un inmejorable escaparate para proyectar su importancia y necesidad social.

Reconocimiento a Evaristo Egea, vecino ya fallecido del municipio, en 2019. Reconocimiento a Evaristo Egea, vecino ya fallecido del municipio, en 2019.

Reconocimiento a Evaristo Egea, vecino ya fallecido del municipio, en 2019.

Tras el éxito, el Ayuntamiento de Chirivel planteó la idea de continuar con el evento y desarrollarlo bianualmente. El motivo era estratégico, por un lado, tener margen y capacidad para hacer de cada edición un evento mucho mejor que el anterior, con más recursos y de mayor calado. Por otro, intentar no hacerlo coincidir con otros eventos, ferias que también están relacionadas con este sector, y así asegurar la mayor representación posible. El resultado, claro, fue un éxito.

Participantes ilustres, ponencias de gran relevancia con personajes punteros, empresas expositoras participantes durante tres jornadas no solo de Almería, sino también de Granada y Murcia… todo ello fue dándole forma a una feria, Terracultura, que se ha convertido en un referente dentro del mundo rural y cuya importancia va más allá de lo económico, alcanzando una importancia vital desde el punto de vista social que a la postre es casi tanto o más importante.

La feria, que hasta la fecha ha celebrado diez ediciones, siempre ha mostrado un amplio abanico posibilidades que hacen de ella una cita única en cuanto a formato, más aún en una provincia donde la agricultura intensiva tiene tanto calado y donde Chirivel se convierte en el máximo exponente de ese otro sector que ha sabido resistir a las vicisitudes económicas y que hoy, más que nunca, está en auge.Y es que el contexto es propicio. El entorno rural se caracteriza por plasmar una agricultura y ganadería sostenibles, en sintonía con la preservación del medio ambiente. De hecho, esa conciencia y voluntad va creciendo en la zona de Los Vélez, pues llevan unos años poniendo también de su lado la tecnología para ser más sostenibles aún, apostando por la regeneración del territorio, de su suelo y de su naturaleza, como parte de una filosofía que se ha convertido en innegociable y que se termina plasmando en la producción de unos productos que son muy demandados entre una sociedad que cada vez valora más esta manera de trabajar y está dispuesta a gastar más por su adquisición.

Imagen de archivo de uno de los cortes de cinta de la inauguración de la feria. En este caso, correspondiente a la edición de 2017. Imagen de archivo de uno de los cortes de cinta de la inauguración de la feria. En este caso, correspondiente a la edición de 2017.

Imagen de archivo de uno de los cortes de cinta de la inauguración de la feria. En este caso, correspondiente a la edición de 2017.

La comarca de Los Vélez presenta una gran implantación de la producción ecológica. En concreto, los cuatro municipios que la integran (Chirivel, María, Vélez-Blanco y Vélez Rubio), cuentan con más de 800 productores y en torno a 20.000 hectáreas, principalmente de almendros (sobre las 10.000 hectáreas), cereales y leguminosas (8.500 hectáreas). Un sector en la zona ahora más pujante que ha sido capaz de resistir los peores momentos, haciendo valer en este caso, y de verdad, esa expresión ahora tan de moda: resliencia.

Pero además, este evento sirve para dar a conocer a los agricultores y ganaderos las innovaciones que se están produciendo en el sector agropecuario con el fin de mejorar el rendimiento de sus cultivos. Se convierte así también en un momento muy importante para el desarrollo y los proyectos de trabajo de sus protagonistas, que establecen sinergias y les ayuda a afrontar nuevos retos para dinamizar el sector agrícola y ganadero, avanzar, innovar y fomentar las pequeñas agroindustrias familiares. El minifundio, la economía familiar agraria, la agricultura ecológica, la ganadería, la mitigación al cambio climático, la aportación de productos saludables a la sociedad, la contribución a la conservación y sostenibilidad..., son solo algunos de los aspectos que hacen a los productores y emprendedores rurales de esta zona de Almería diferentes y singulares, que al final es lo verdaderamente importante y el espíritu de Terracultura, un evento identificado en toda su trayectoria 20 años con los valores sociales y medioambientales del modelo sostenible de producción que representa en el medio rural.

Otro de los aspectos arraigados a la cultura y que siempre tiene protagonismo es el esparto. Otro de los aspectos arraigados a la cultura y que siempre tiene protagonismo es el esparto.

Otro de los aspectos arraigados a la cultura y que siempre tiene protagonismo es el esparto.

Terracultura habría celebrado este año su undécima edición, pero por culpa de esa lucha contra ese enemigo invisible llamado COVID-19 que llegara a nuestras vidas hace ahora 14 meses, no es posible celebrar esta cita en todo su esplendor.

Eso no quita que sea momento para recordar, analizar y poner en valor la idiosincrasia y el proyecto Terracultura con todo lo que ello conlleva, y así se lo ha propuesto también en Ayuntamiento de Chirivel, su organizador, que trabaja duro para fomentar la estabilidad del proyecto económico que desarrolla su municipio. Por ello, que mejor momento, ahora coincidiendo con la que debería ser la celebración de Terracultura, para ensalzar los valores sociales y económicos del entorno rural de la comarca de Los Vélez en Almería. Un modelo muy vivo y que ahora es más apreciado que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios