• La producción bajo abrigo de la provincia tiene una gran oportunidad con los nuevos cambios aprobados por Europa, donde el Ministerio tiene la llave para incluir en pagos directos a frutas y hortalizas por primera vez

Radiografía de la nueva Política Agraria Común

El campo almeriense quiere su PAC de una vez por todas

La agricultura almeriense tiene ante sí una oportunidad histórica si accede a ayudas directas de la PAC. La agricultura almeriense tiene ante sí una oportunidad histórica si accede a ayudas directas de la PAC.

La agricultura almeriense tiene ante sí una oportunidad histórica si accede a ayudas directas de la PAC.

Javier Alonso (El Ejido)

El agricultor almeriense quiere y merece estar dentro de la nueva PAC. Esto nunca ha sido así, a excepción de todos aquellos que forman parte de las llamadas Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), entidades constituidas por iniciativa de sus los propios agricultores que comercializan en común su producción y que suelen ser miembros de Cooperativas, Sociedades Agrarias de Transformación (SAT), Sociedades Mercantiles u otras entidades con personalidad jurídica. Esta constitución da acceso a una serie de ayudas que permiten a los productores asociados acceder a programas que llevan aparejados unos fondos que entran dentro del denominado primer pilar de la Política Agraria Común.

En 2018 se comenzaba un intenso debate para establecer y definir cómo sería para el periodo 2023-2030. Pues bien, esto ya se ha definido y pese a que en buena parte es continuista, los nuevos cambios invitan al optimismo dentro de la horticultura almeriense, la cual, y por primera vez, podría acceder a unas ayudas directas para hacer frente de una vez por todas a su cada vez menor rentabilidad. Y mejor aún, también cabe la posibilidad de que pueda hacerlo a través de dos vías paralelas. Eso sí, esa ventana se abre gracias al primer gran cambio de esta política recién aprobada, que se refiere a los planes estratégicos nacionales, que son, sin duda, la principal innovación de la nueva PAC. Con este instrumento, Europa pone a disposición de los Estados miembros una herramienta que les permite hacer su propio diagnóstico de su realidad agraria. Y ahí es donde entra el campo almeriense, que no ha dudado a través de sus representantes en pedirle al ministro, Luis Planas, que tenga en cuenta a la producción del invernadero almeriense a la hora de establecer unos pagos directos a las frutas y hortalizas españolas por primera vez en la historia, ya que nunca han entrado dentro de ellos, como sí lo han hecho en otros países directamente competidores como Francia e Italia y contando, por tanto, con un muro llamado desigualdad, accediendo solo a parte de los fondos mediante los fondos operativos para las OPFH que, lamentablemente, no representan a la totalidad del campo almeriense.

Con la innovación de los Planes Estratégicos, Europa permite a España hacer su propio diagnóstico de su realidad agraria

Por tanto, ahora la pelota está en el tejado del Ministerio de Agricultura, y toda la agricultura almeriense está pendiente de una implantación de la que se dice por distintos foros que ya podría, incluso, contar con ese borrador que plasmará la futura PAC en España, en el que ya no solo contarían las propuestas y límites impuestos por la Unión Europea, sino que tendría en cuenta las especificaciones de todo el sector primario español y así, se espera también que de las frutas y hortalizas.

“Ya no sólo a través de las Organizaciones de Productores (OPFHs), con sus fondos operativos que han podido acometer importantes inversiones en el sector, sino también se presenta la oportunidad en el Plan Estratégico de Frutas y Hortalizas español para conceder ayudas directas a los horticultores para la mejora de sus rentas y también en forma de recompensa por el cumplimiento de los famosos ecoesquemas”, manifestaba esta misma semana Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, tras conocer la aprobación de la nueva PAC 23-30.

En paralelo, los nuevos ecoesquemas se dirigen a fomentar prácticas sostenibles, algo que en Almería ya se realiza

Son precisamente esos ecoesquemas a los que se refiere la otra gran innovación que viene para la nueva Política Agraria Común por parte de Europa. Están planteados para incentivar a los agricultores para que inviertan en cambios en sus fincas para combatir el implacable cambio climático y fomentar la biodiversidad y la eficiencia energética. Algo que, dicho así, es claro que en la provincia de Almería se viene implantando desde hace casi dos décadas y es de justicia que sus profesionales puedan favorecerse de estas ayudas directas para seguir en la senda de la competitividad.

Para Fernández, “la horticultura almeriense es además ejemplo de modelo en sostenibilidad ambiental, social y económica, con prácticas como la aplicación del control biológico en sus cultivos y su oferta ecológica cada año mayor. “Creemos, por tanto, que será compatible y cumplirá con creces con los ecoesquemas diseñados en la PAC y que está desarrollando el Ministerio de Agricultura para España. Por tanto, es importantísimo para la agricultura española que las frutas y hortalizas estén dentro del régimen de ayudas directas para acceder a estos fondos tan necesarios en un horticultura con márgenes casi nulos que sufre la competencia desleal de productos de terceros países”.

Desde la propia asociación almeriense Coexphal, pide en este contexto actual, y de gran importancia a las Comunidades Autónomas y, en especial, a Andalucía, que apoye el desarrollo de las ayudas directas para las frutas y hortalizas en los planes nacionales estratégicos, algo que redundará en un mejora de renta hortícola, acceso a los fondos destinados al cumplimento de los ecoesquemas y mejore la rentabilidad de las explotaciones hortofrutícolas.

Lo que sí se confirma ya como una buena noticia para el campo almeriense es la continuidad de las condiciones de manera general para las Organizaciones de Productores (OPFHs) y sus fondos, con la posibilidad de ampliar sus programas operativos hasta los siete años con los mismos porcentajes de ayuda y sin limitación presupuestaria.

Igualmente, al sector solo le queda esperar cómo se desarrolla su normativa en los planes estratégicos nacionales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios