AGR Almeria

Del barco a la mesa fomenta este mes el consumo de pescado azul de Almería

  • La flota de arrastre hace en febrero su parada biológica para garantizar las crías y el stock de especies demersales

  • La tienda online de la lonja de Almería tiene en marcha la campaña 'Febrero Azul'

Los pescadores de cerco sí capturan en este mes (imagen de archivo) Los pescadores de cerco sí capturan en este mes (imagen de archivo)

Los pescadores de cerco sí capturan en este mes (imagen de archivo) / David García (Almería)

El pescado es un alimento esencial que ayuda a mantener una dieta sana y equilibrada. Los expertos recomiendan consumir entre tres y cuatro raciones a la semana y que, en el caso de las personas adultas y sanas, al menos dos de ellas sean de pescado azul.

Es entonces cuando plantear el menú semanal se pone interesante. Podríamos elegir entre manjares sencillos, como el boquerón, delicias como el jurel y el pez espada, o verdaderas joyas culinarias como el atún o la caballa. El pescado azul es muy atractivo desde el punto de vista gastronómico y nos encontramos en el mes más oportuno para consumirlo.

Del barco a la mesa, la tienda online promovida por la organización de productores pesqueros de Almería (OPP71) decidía para este mes lanzar su campaña ‘Febrero Azul’ porque este mes, por el propio desarrollo de la vida marina, es el idóneo para degustar pescado azul fresco de alta calidad, ya que coincide con las paradas biológicas de las flotas de arrastre.

A diferencia de la vida en la tierra, la vida en el mar se organiza de manera vertical. Diferentes especies habitan en distintos niveles de profundidad, desarrollando su propio ciclo en un ecosistema óptimo para cada una de ellas. El marisco, por ejemplo, se encuentra en el lecho marino, mientras que el pescado azul se mueve más cerca de la superficie.

En Almería y Granada, durante febrero, se lleva a cabo lo que se conoce como la parada biológica de la flota que captura el pescado del fondo. Esto supone que durante todo el mes los barcos de arrastre no salen a faenar. Esta parada se realiza porque existen evidencias avaladas por la comunidad científica y por la Administración que indican que en este periodo es cuando más especies demersales (las que habitan en el fondo marino) se reproducen.

Con el objetivo de conservar la biomasa, es necesario dar un tiempo de reposo a la actividad pesquera. De esta manera se protege tanto a las crías como al futuro stock de la tienda online de la Lonja de Almería, asegurando el buen estado del caladero, la pesca de los próximos meses y la preservación sostenible de los ecosistemas marinos.No obstante, los barcos de cerco y de artes menores continúan faenando, por lo que el stock de pescado azul durante todo el mes de febrero no se interrumpe y se puede seguir adquiriendo desde Del barco a la mesa junto al pescado de cría -procedente de la acuicultura- como almejas, mejillones, bacalao, lubina, etc.

Rico en Omega-3Durante mucho tiempo se especuló con que el alto contenido en grasa de los pescados azules era nocivo. Hoy en día se sabe que la realidad es muy diferente, y si por algo es conocido en la actualidad es por su potente aporte de Omega-3: un tipo de grasa poliinsaturada con múltiples funciones vitales que protege las neuronas, las retinas y el corazón.

En el pescado azul se encuentran concretamente los ácidos grasos EPA y DHA, que contribuyen a la normalización de los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre, por lo que ayudan a disminuir la presión arterial. Además, el Omega-3 cuenta con otros beneficios como que repara el sistema inmune, mejora la función cardiaca y la capacidad de aprendizaje y la memoria, regula la coagulación sanguínea y previene trombos, disminuye el estrés y es beneficioso en procesos de depresión, combate enfermedades inflamatorias, ayuda a la digestión y combate alergias y asma.

En cuanto a la grasa, aporta alrededor de 5 gramos de grasa por cada 100 gramos. Sin embargo, el porcentaje varía de una especie a otra, y dentro de cada una existen otros factores que pueden influir en la cantidad de grasa que presente cada ejemplar. Esta cantidad dependerá de la estación del año, de la temperatura del agua y del momento del ciclo vital en el que se encuentre. Por ejemplo, las hembras, antes de la época de desove, acumulan más grasa. No obstante, el pescado azul se puede clasificar como los menos grasos (besugo, jurel, pez espada), los semigrasos (sardinas frescas, bonito, boquerones) y los grasos (caballa, salmón, salmonete).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios