Almería

Adoquines que provocan más de un traspié a los habitantes

  • Los vecinos del Parador han denunciado su malestar por los desperfectos en la pavimentación que inundan la zona

Comentarios 2

Uno, dos, tres y hasta cien traspiés pueden llegar a contarse si todas las caídas provocadas por la mala posición de las losas en el Parador de las Hortichuelas, Roquetas de Mar, llegarán a registrarse. Por ello, muchos han sido los vecinos que han optado por hacer pública tal situación alegando que la pésima colocación de dichas baldosas no sólo puede ser peligrosa para la población infantil sino que también podría llegar a provocar daños irreversibles a las personas mayores.

Según aclaran algunos habitantes de la zona dichos desperfectos de pavimentación se encuentran distribuidos por prácticamente toda la localidad, pero principalmente los más problemáticos se encuentran situados cerca de la carretera Alicún, siendo así tres los destacados.

El primero de ellos está ubicado en la esquina de la calle Sierra de las Estancias, se trata de una arqueta de alumbrado que "está totalmente hundida, y cualquier persona que pase por ahí puede tropezar", aclara Mónica Rodríguez, una de las vecinas del lugar, quien se muestra muy indignada por lo ocurrido. Otro de los defectos con los que cuenta la localidad es una baldosa, situada en la carretera Alicún, cerca del anterior, "este es uno de los peores porque conozco a varias personas que han tenido más de un problema con este desperfecto, ya que se encuentra desnivelado a unos dos centímetros del suelo", aclara Marta Moreno, una de las jóvenes que vive en la zona.

Por último, los vecinos de el Parador de las Hortichuelas, también han detallado la descripción de otro de los defectos de las vías de dicho lugar, se trata de una losa, que está situada en la esquina de la calle Benito Pérez Galdós, "lo peor es que justo se encuentra en la entrada de una tienda y muchos de los clientes que entran al establecimiento caen por encontrarse en el camino con la baldosa", aclara Moreno.

Este no es el primer año en el que estos problemas se convierten en un verdadero obstáculo para los residentes del lugar, ya que Francisca Rodríguez, alega que estuvo más de 30 días padeciendo una fractura en la rótula debido a un desagradable percance con una baldosa que estaba "totalmente desnivelada". "Denuncié el caso y lo llevé hasta un juez, ya que la rotura me ha causado daños irreversibles. Conseguí que arreglarán la losa con la que yo me tropecé, pero no recibí ninguna indemnización", aclara Francisca. Ante la situación el Ayuntamiento de Roquetas ha aclarado que ya han tramitado el parte para arreglar los desperfectos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios