Tribunales

Ajuicio por liarse a tiros en Mojácar, en la discoteca a la que no podían pasar

  • Les habían negado el paso porque habían increpado a un grupo de mujeres, tras lo que fueron a buscar una escopeta

Audiencia Provincial de Almería. Audiencia Provincial de Almería.

Audiencia Provincial de Almería.

La Audiencia Provincial acoge este martes la vista oral contra tres acusados que se enfrentan a penas de 31 años de prisión por un tiroteo en una discoteca de Mojácar a la que no habían podido acceder. La calificación del fiscal señala que los procesados J.T.T., AT.T. y J.G.H. se dirigieron sobre las 03:45 horas del 4 de agosto de 2015 a dicha discoteca mojaquera, impidiéndoles el paso los porteros de la misma porque presuntamente habían estado increpando a un grupo de mujeres.

Tras discutir con los porteros en “tono amenazante”, se habrían ido del lugar. El fiscal mantiene que entonces se “concertaron”para coger una escopeta de cartuchos de un sólo cañón y regresar con ella a este local de ocio nocturno. Sobre las 04:30 horas de dicho día, A.T.T., “de común acuerdo” con los otros procesados y con el ánimo, todos ellos, de “causar terror”, se dirigió a un portero de la discoteca y le puso el arma de fuego en el rostro mientras le decía:“Ahora me dejas entrar”.

Acto seguido y “con el ánimo de acabar con la vida de las personas que se encontraban en el interior de la discoteca”, de forma “totalmente sorpresiva e inesperada”, A.T.T. efectuó un primer disparo hacia el interior del establecimiento, en el que había “un número indeterminados de personas”. Mientras hacía esto, J.T.T. le proporcionaba, presuntamente, la munición para volver a disparar, efectuando un “segundo disparo en la misma dirección”. El fiscal asegura que a pesar de tener la intención de continuar disparando, no pudo hacerlo por la intervención de los porteros. Añade que entonces J.G.H. salió corriendo hacia el coche que estaba estacionado cerca, lo arrancó y huyeron en el mismo los tres procesados, resultando heridas dos personas por los perdigones de sus disparos.

El fiscal imputa dos delitos de asesinato en grado de tentativa a cada acusado, solicitando penas de 14 años por cada delito para ellos; un delito de amenazas, por el que reclama penas de dos años, y un delito de tenencia ilícita de armas, por el que pide penas de un año de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios