Urbanismo

El nuevo paseo a la Alcazaba

  • El entorno del conjunto monumental se transforma en un nuevo camino con espacios para estar con arbolado e iluminación. Los trabajos se encuentran en su última etapa

El nuevo paseo a la Alcazaba El nuevo paseo a la Alcazaba

El nuevo paseo a la Alcazaba / Javier Alonso

El entorno de la Alcazaba ha pegado un cambio de esos que se hacen notar. Apenas queda nada del antiguo barrio de Las Perchas. Han desaparecido los escombros de obras, las basuras, las casas en ruina y hasta gallineros a favor de un paseo al aire libre, empedrado, jalonado de historia y arbolado, y que cuenta con iluminación. Esencial, para propiciar que la ciudadanía recupere esta zona vetada durante décadas por la falta de seguridad y hasta de condiciones higiénicas.

Es el nuevo vial que ya se ha abierto paso bordeando La Hoya y la muralla del conjunto monumental, desde la calle Pósito a espaldas del Ayuntamiento de Almería, junto al Cerro de San Cristóbal. Las obras aún no han terminado, pero la visión permitida desde la valla de seguridad que impide el acceso es completamente distinta. Invita a seguir por este sendero, cuyo diseño adoquinado se va difuminando en la vegetación, similar a las actuaciones de la plaza del Mar de El Toyo y que, en una fase futura, entrará en comunión con el parque de La Hoya.

Las obras de la calle Pósito, con un grado de ejecución del 63%, serán retomadas en breve Las obras de la calle Pósito, con un grado de ejecución del 63%, serán retomadas en breve

Las obras de la calle Pósito, con un grado de ejecución del 63%, serán retomadas en breve / Javier Alonso

Este nuevo paseo forma parte del Plan San Cristóbal-La Hoya- Alcazaba para el que el Ayuntamiento de Almería está dedicando una inversión de 9 millones de euros con el objetivo de cambiar, de una vez por todas, la decadencia que desde hace décadas ensombrece al principal monumento de la provincia.

Este proyecto abarca un recorrido longitud total de 328 metros, pero, una vez concluido el plan en su conjunto, permitirá ir desde Puerta Purchena hasta la entrada de la Alcazaba, con las calles Pósito y Almanzor también reformadas, ya que Urbanismo dividió los trabajos por tramos para una mejor operatividad.

Un joven, con mascarilla y guantes, circula en patinete por delante de la Alcazaba Un joven, con mascarilla y guantes, circula en patinete por delante de la Alcazaba

Un joven, con mascarilla y guantes, circula en patinete por delante de la Alcazaba / Javier Alonso

Las obras en este tramo en concreto, con una inversión de 600.000 euros, comenzaron en el mes de febrero del pasado año, con la necesaria labor previa de limpieza y retirada de vertidos, desterrando así también y de forma definitiva los aparcamientos ilegales en una antes zona caótica y desordenada que ya lo es menos.

Las obras tuvieron ser suspendidas de forma temporal, atendiendo al Real Decreto por COVID-19. En ese momento, el grado de ejecución supera el 83% del proyecto, por lo que se encuentra en una última etapa centrada, básicamente en remates, si bien queda pendiente todavía aspectos como la instalación de celosías decorativas en los muros de propiedades pendientes de expropiación y la bajada de la calle Viña.

El levantamiento de la suspensión le permitirá a la Gerencia de Urbanismo retomar estos trabajos esta próxima semana –posiblemente, mañana mismo–, según ha podido informar la concejal del ramo, Ana Martínez Labella, quien calcula, si no hay nuevos contratiempos, que este nuevo vial a la Alcazaba por La Hoya puede estar finalizado en su totalidad a lo largo del mes de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios