Patrimonio

Luz verde al proyecto más ambicioso para restaurar y consolidar la Alcazaba

  • Afecta al frente norte, desde el Baluarte del Saliente al Muro de la Vela, que registra un mayor deterioro en estos años que en los últimos cien

Vista general de la Alcazaba desde el Cerro de San Cristóbal Vista general de la  Alcazaba desde el Cerro de San Cristóbal

Vista general de la Alcazaba desde el Cerro de San Cristóbal / Rafa González

La Junta de Andalucía ha desempolvado el proyecto de rehabilitación de mayor envergadura dirigido a restaurar y consolidar el conjunto monumental de la Alcazaba. Contempla actuaciones que se concentran en su frente norte, cuyas murallas y torreones presentan daños y patologías considerables, razón por la que la Consejería de Cultura pretende actuar “en cuanto la crisis sanitaria lo permita” al objeto de corregir la tendencia de deterioro que registra esta parte del conjunto monumental. Desde el Baluarte del Saliente hasta la torre del Muro de la Vela.

“Es un proyecto esencial, ya que el grado de deterioro está siendo mucho mayor en estos años que en los últimos cien”, explica la Consejería. Dada la importancia del mismo, y pese a la actual situación de estado de alarma, la Delegación Provincial ha querido avanzar en los pasos administrativos, convocando una reunión telemática de la Comisión de Patrimonio. Encabezada por la titular del departamento andaluz, Eloísa Cabrera, sus miembros han dado el visto bueno a la revisión y actualización del proyecto, que aguardaba desde el año 2008.

Fue redactado por la empresa Yamur. Arquitectura y Arqueología S.L., está delimitado entre el Baluarte del Saliente y la torre del Muro de la Vela y consta de 4 lienzos y 5 torres. Es una revisión y actualización del entregado por estos arquitectos a comienzos del año 2010, autorizado en febrero de 2008 por la Delegación Provincial, y recoge tanto las actuaciones puntuales llevadas a cabo en esa zona desde esa fecha, como los daños y patologías que hayan podido aparecer. Han sido revisados también todos los apartados concernientes a normativas y presupuestos. Será remitido a la Consejería para su última revisión y poder así activar los fondos europeos reservados por el Gobierno andaluz para la que será la actuación de rescate de mayor alcance llevada a cabo en los últimos veinte años.

El criterio del que se embebe el proyecto es “el mantenimiento general de la imagen de la fortificación medieval, respetando las técnicas y sistemas constructivos originales, e interviniendo de forma coherente cuando los problemas de conservación y de estabilidad aconsejan técnicas específicas, dada la gravedad de las lesiones”, explican.

Otra perspectiva de la Alcazaba Otra perspectiva de la Alcazaba

Otra perspectiva de la Alcazaba

El programa de trabajos divide las actuaciones según su prioridad. Las más urgentes son todos aquellos enfocados a eliminar patologías y consolidar las estructuras de la fortificación. Para ello, se llevarán a cabo trabajos arqueológicos previos, que requieren, primero, labores desmonte de tierra acumulada al pie de los muros y que alcanzarán el nivel de cimentación, lo que permitirá un diagnóstico exacto ante posibles patologías ocultas. De hecho, el proyecto recoge las obras de consolidación estructural de las zonas conocidos y ya estudiadas, como de aquellas otras que pudieran aparecer tras los trabajos arqueológicos del subsuelo, especialmente en la base de los muros.

Luego será el momento de la fase “terapéutica restauradora”, mediante una detalla limpieza general de las estructuras, cepillado manual según naturaleza de superficie y la aplicación de biocida-fungicida. Serán realizadas pruebas in situ para determinar los productos y concentraciones mas idóneas para cada elemento, en función de los materiales empleados en cada etapa de construcción de la Alcazaba, iniciada durante el islámico precalifal (IX-X).

Se llevará a cabo el retacado y saneado general de las fábricas de mampostería, sillarejos, incluso ladrillo, usando mortero de cal hidráulica y arena. Las fábricas se restituirán parcialmente en aquellos puntos en los que se han perdido, y en los que existan testimonios claros del aparejo original, buscando una cierta similitud tipológica. Por último, se aplicará un patinado y/o envejecimiento artificial de fábrica de piedra, ladrillos y morteros y se especifica que solo cuando se observen serios problemas en los sistemas primitivos, podrán emplearse medidas correctoras que incluya materiales modernos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios