Almería

Almería retirará los árboles problemáticos de sus calles

Este ficus de  la calle Rosa Chacel, en  Los Molinos, ocultaba las ocho ventanas de una vivienda.

Este ficus de la calle Rosa Chacel, en Los Molinos, ocultaba las ocho ventanas de una vivienda.

La existencia de arbolado en las ciudades es indicativo de calidad de vida, si bien la ubicación de determinados ejemplares y su estado de salud conllevan la necesidad de ser trasplantados y, en los casos en los que esta operación sea inviable, suprimidos del mapa verde urbano. Es lo que se dispone a hacer el Ayuntamiento de Almería, que ha lanzado la licitación de obras para la eliminación de árboles molestos o, como apunta el Consistorio, problemáticos.

Son ejemplares que, por una u otra razón, están provocando daños en los espacios públicos y problemas vecinales con las consiguientes quejas que ha venido recopilando la Concejalía de Sostenibilidad Ambiental, que el pasado año abordaba la redacción de un plan para la sustitución y protección del arbolado urbano en el municipio de Almería, cuya ejecución ha sido publicada en el Perfil del Contratante con un presupuesto máximo de 230.384 euros.

Obedece al estudio efectuado de en las calles de la ciudad con la detección de ejemplares que están ocasionando problemas, ya sea por cercanía a límite de edificaciones, por la generación de daños en infraestructuras como redes de saneamiento, telefonía o abastecimiento, por su propia edad y estado de conservación, o por su naturaleza o ubicación. En su mayoría son ficus y tipuanas.

“En muchas ocasiones carecen ya de valor ornamental por su mala poda y conservación”, se explica en el estudio, y se encuentran muy cerca de edificaciones, a una distancia inferior de 1,8 metros desde el final del alcorque, provocando problemas en los muros, cimentaciones, arquetas y otras infraestructuras.

El plan de retirada recoge también especies inadecuadas por su “toxicidad o por ser sucias” y, en otros casos, árboles viejos o cuya poda ha sido tan inadecuada que entrañan peligrosidad o invaden en el límite de edificaciones. Las actuaciones incluyen además reparaciones en aceras y pavimentos dañados por las raíces. 

Se abordarán actuaciones en una veintena de calles, con intervenciones diferentes, que pasan pues por trasplantes, anulación de alcorques en aquellos casos inviables, protección ante el crecimiento de las raíces, creación de nuevos alcorques y plantación de ejemplares o reparación del acerado, así como podas.

En las calles Río de Aguas, Amazonas, Río Po, Rilke, Sena y Elba, en Costacabana, y en la Baleares de Ciudad Jardín, se sustituyen aquellos ejemplares en los que se ha detectado una inadecuada ubicación.

El Ayuntamiento procederá a la protección del sistema radicular del arbolado que está ocasionando daños en servicios o edificaciones en las calles Fuente Victoria (Cortijo Grande), en carretera de Níjar–La Cañada, en la avenida Mediterráneo en sus cruces con Doctor Domingo Artes y calle Bilbao, en Manuel Azaña, y en la Rambla Federico García Lorca.

La última de las actuaciones contempladas en este proyecto es la adecuación de pavimento por daños del sistema radicular del arbolado viario. En este caso, se intervendrá en las calles Doctor Ferrán y Fray Juan de Portocarrero, junto a las calles Algazul y Quemaderos. El plazo para la ejecución del plan es de cuatro meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios