Día Mundial del Sida

La incidencia del VIH sigue a la baja con 66 nuevos casos en la provincia

  • La tasa ha descendido hasta los 9,3 casos por 100.000 habitantes

  • El año anterior fueron 72 afectados con una incidencia del 10,9

  • En 2015 se diagnosticaron 84 casos y en 2016, 71

La incidencia del VIH sigue a la baja con 66 nuevos casos en la provincia La incidencia del VIH sigue a la baja con 66 nuevos casos en la provincia

La incidencia del VIH sigue a la baja con 66 nuevos casos en la provincia

La incidencia de nuevas infecciones por VIH en Andalucía ha descendido en 2018 un 5% respecto al año anterior y la tasa se mantiene en la media nacional. En el último año, se registraron un total de 580 nuevas infecciones, lo que supone una tasa de incidencia de 6,9 casos por 100.000 habitantes (igual que la tasa nacional). Estos datos se han dado a conocer durante el acto de entrega de los premios del ‘XXIV Concurso de Carteles y otros Soportes’ que organiza la Consejería de Salud y Familias con motivo del Día Mundial del Sida que se celebró ayer. El acto en Alcalá la Real (Jaén) fue presidido por la viceconsejera, Catalina García, acompañada por el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres, así como por el director del Plan Andaluz frente al VIH/SIDA y otras ITS (PASIDA), Javier de la Torre.

Los datos registrados en 2018 mantienen una tendencia a la baja que se viene constatando tanto en infecciones como en casos de sida desde 2015. En 2015, el número de casos registrados se elevó a 742 mientras que, en 2018, las nuevas infecciones por VIH han sido 580. Se notificaron en Andalucía 75 nuevos casos de sida, lo que supone una tasa de incidencia de 0,89 casos por 100.000 habitantes, un descenso del 37% desde 2013, año en el que la tasa fue de 14,1 casos por 100.000 habitantes. En el último año, se registraron en Almería un total de 66 nuevas infecciones, lo que supone una tasa de incidencia de 9,3 casos por 100.000 habitantes. En el año anterior, los casos fueron 72 y la tasa de incidencia era de 10,19. En 2015 se diagnosticaron 84 casos y en 2016, 71.

El 81% de las nuevas infecciones se produjo en hombres y el 19% en mujeres. La categoría de transmisión más frecuente fue la de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (53%), seguida de la heterosexual (27,9%) y de las personas que se inyectan drogas por vía intravenosa (1,7%). Un 33,4% de las nuevas infecciones se diagnosticaron en jóvenes menores de 30 años, por lo que desde el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS se insiste en la necesidad de continuar avanzando en materia de prevención, especialmente entre la población joven. En la convocatoria de 2018-2019, la Consejería de Salud y Familias ha subvencionado 57 proyectos autonómicos y provinciales relacionados con la prevención de la infección por el VIH y otras ITS y realizados por asociaciones que solicitaron una subvención, invirtiendo en 379.000 euros.

Menos retraso en el diagnósticoEl 38,7% de las nuevas infecciones por el VIH de 2018 cumplieron la definición de diagnóstico tardío, un porcentaje considerablemente inferior al de España (47,6%) y de la Unión Europea (47%, datos de 2017). El diagnóstico tardío fue mayor entre las mujeres (42,7%) que en los hombres (37,8%) e igualmente más elevado entre las personas heterosexuales (48,1%) que en personas homosexuales (32,9%). Tal y como subrayan los responsables del Plan, el retraso diagnóstico es un serio problema de la infección por el VIH debido a su elevada frecuencia, tanto a nivel mundial como en nuestro entorno, y a las graves consecuencias médicas que ocasiona, ya que las personas con infección por el VIH que se diagnostican tardíamente, al no acceder al tratamiento antirretroviral, presentan una mayor incidencia de numerosas enfermedades, lo que provoca que su mortalidad sea muy superior a la de las personas que acceden al tratamiento antirretroviral de forma más temprana.

Además, los diagnósticos tardíos tienen influencia directa con la transmisión del VIH, ya que las personas que desconocen estar infectadas (se estima que un 14% de las personas infectadas en España no saben que lo están), al tomar menos precauciones y no tener controlada la infección, transmiten el virus con mayor facilidad. Por tanto, la reducción del retraso diagnóstico constituye uno de los principales retos de la respuesta a la epidemia del VIH en todo el mundo. En esta línea, el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS ha impulsado el Programa de diagnóstico precoz del VIH en el ámbito comunitario.

Este programa supone la realización de test rápidos de detección de anticuerpos de VIH, tanto en fluido oral (saliva) como en sangre obtenida mediante dígito-punción, en asociaciones y entidades andaluzas que desarrollan su trabajo en el ámbito del VIH/sida. Actualmente, 46 asociaciones colaboran en este programa y se han entregado 37.278 pruebas de diagnóstico rápido, obteniendo resultado positivo en VIH en 90 casos (2,06%). Otro de los objetivos del Plan es garantizar que todas las personas con infección por el VIH reciban atención sanitaria en el nivel más adecuado a su situación y accedan al tratamiento con criterios de calidad y equidad.

Todos los centros sanitarios públicos de Andalucía garantizan la asistencia a las personas con infección por el VIH, así como su acceso al tratamiento antirretroviral y a las terapias de las comorbilidades. El 79,6% del conjunto total de personas con VIH presenta la carga viral indetectable, por lo que se ha logrado el objetivo estipulado por la OMS en 2020 (73%). Hay que recalcar que la persona VIH indetectable no transmite el virus, lo cual es la mejor medida preventiva para evitar nuevos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios