Almería

Ana Julia Quezada: “Cuando le quité la mano, el niño ya no respiraba”

Ya se sabía que Ana Julia había confesado ante la Guardia Civil y posteriormente ante el juez Rafael Soriano, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería. La dominicana reconoció en ambas ocasiones que había matado al niño Gabriel Cruz pero siempre sosteniendo que se trató de un accidente. Ahora ha sido el programa Espejo Público de Antena 3 el que ha hecho público el vídeo de su declaración ante el juez en el que narra cómo, según ella, se produjo la muerte del pequeño.“Yo le puse la mano en la boca y la nariz para que dejara de decir esas cosas (…) Cuando dejó de chillar le quité la mano y el niño ya no respiraba”. Ana Julia mantiene ante el magistrado que el niño intentó agredirla con un hacha mientras la insultaba y que reaccionó así ante la actitud del menor. “No te la doy que siempre me estás mandando. Y yo no quiero que me mandes, que eres fea”, fue la respuesta de Gabriel, según ella, cuando le pidió que dejase el hacha.Un relato que no ha sido creído en ningún momento por el juez, quien piensa que dice Ana Julia asfixió al menor con sus manos siguiendo una "malvada voluntad". “De las intervenciones acordadas judicialmente y pruebas recopiladas, se infiere una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar la comisión del crimen", ha llegado a manifestar Soriano en uno de sus autos.Según Ana Julia, cuando se dio cuenta que el niño estaba muerto “no sabía qué hacer”. Lo único que pensabe era “qué iba a decirle a Ángel”, su pareja y el padre del niño. “Entonces se me ocurre, veo por allí una pala y digo, ‘pues lo entierro aquí al niño’”, insiste la investigada.Como se ha dicho, una versión que no ha sido creída por el instructor, quien mantiene que llevó al niño a la finca de Rodalquilar en la que murió “mediante engaños o la promesa de devolverlo pronto a jugar con sus primos”.Señala Soriano que se trata de un "lugar apartado y aislado, en el cual tranquilamente" podía llevar a cabo su "macabro plan criminal, asfixiándolo con sus propias manos hasta provocar su muerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios