Almería

Ángeles Castillo se erige como alcaldesa y lleva a la oposición a Ismael Torres

  • Aprueban con once votos a favor, una abstención y cinco en contra la moción de censura presentada por varios grupos de la oposición en contra del que hasta ayer era alcalde del municipio huercalense

Comentarios 0

El final estaba escrito, pero ayer se hacía realidad. La socialista Ángeles Castillo conseguía arrebatar la vara de mando al popular Ismael Torres Miras, convirtiéndose así en la nueva alcaldesa de Huércal de Almería. Esto se consiguió gracias a la aprobación de la moción de censura que presentaron diez ediles el pasado cuatro de octubre. Finalmente, fueron once miembros del pleno los que dieron su 'sí' al escrito. Concretamente, los de los grupos del PSOE, IULV-CA, Grimp, VHA y ACH, así como de Antonia Fernández, la exconcejal del PP que fue destituida recientemente y que ahora ha pasado a no adscrita. El Partido Popular hizo sonar con energía su 'no', y Ciudadanos es abstuvo.

Los nervios se hacían notar desde tiempo antes a que diese comienzo la sesión plenaria de ayer. Fueron muchos los vecinos de Huércal de Almería que se acercaron hasta la Casa Consistorial para asistir a este evento que cambiaría el rumbo de la gestión municipal. Tampoco quisieron faltar a la cita autoridades de toda la provincia de los diferentes grupos para apoyar a sus compañeros como Sánchez Teruel, Antonio Martínez, Alfredo Valdivia, Ángel Escobar, María López Asensio o Eugenio Gonzálvez.

La concejal popular destituida hace unas semanas finalmente voto "sí" a la propuesta

Ante un salón de plenos lleno hasta la bandera, en el que los agentes de la Policía Local tuvieron que empezar a poner un poco de orden ante el revuelo generado y la expectación, minutos antes de las 12:00 horas aparecían los diferentes concejales, incluyendo a los grandes protagonistas: Ismael Torres y Ángeles Castillo. El primero fue recibido al grito de "Ismael es mi alcalde" y la segunda también estuvo arropada por los suyos.

Con todos en sus puestos daba comienzo el pleno para debatir esta moción de censura en contra del entonces alcalde. En primer lugar el secretario, Amador Andrés Capel, pasaba a leer el escrito que en la mañana del 4 de octubre a las 8:40 horas de la mañana presentaban diez concejales de la oposición en el que proponían a "Ángeles Castillo como nueva alcaldesa debido a la falta de inestabilidad e ingobernabilidad del Ayuntamiento tras la destitución de la concejal Antonia Fernández".

Ángeles Castillo fue la primera en tomar la palabra explicando la motivación que había diseñado el camino que ahora les había llevado a esa sesión plenaria. "Hemos considerado que no había otra salida. El alcalde se encuentra en minoría y esta es una situación complicada para todos. Se lo ha ganado a pulso, día a día y la situación es muy grave". Teniendo que hacer varios parones en su discurso ante los abucheos y gritos de "Ismael es mi alcalde" de algunos huercalenses allí presentes que no deseaban el final que iban a presenciar, la socialista añadía que "la responsabilidad de esto cae única y exclusivamente en él mismo. Durante tres años y medio no ha buscado el interés general". La nueva alcaldesa concluía que "lo que nos mueve es el interés por nuestro pueblo. Este gobierno será breve pero intenso".

Entonces llegó el turno de Ismael Torres, que procedía así al que sería su último discurso como alcalde de Huércal de Almería. Sus primeras palabras fueron dirigidas directamente para sus vecinos: "Le dais sentido a todo lo que sucede. Ha sido un gran honor servios, y lo seguiré haciendo. Solo queremos lo mejor para vosotros. Hoy no es el bien común el que sale beneficiado, porque no han sido los vecinos los que han elegido terminar con el progreso", expresó emocionado.

Tras este agradecimiento, enfocó sus palabras a los partidos que habían presentado la moción de censura: "Esto no le ofrece garantías a nadie. Hoy estamos asistiendo a una alianza de perdedores y de traidores" y añadía que "no sabemos ni siquiera quién va a estar en el gobierno o como vais a conseguir estabilidad", y terminaba diciendo que "la gente de Huércal lo que quiere es trabajo y cercanía".

Tras las intervenciones de los dos protagonistas, llegó el turno de los portavoces del resto de partidos. María Jesús Amate, de IULV-CA expresó que "nosotros seguimos estando donde estábamos en junio de 2015. Seguimos apoyando la propuesta del Partido Socialista". Por su parte, Juan Ibáñez, de GRIMP y hasta el pasado miércoles concejal en coalición con el gobierno popular, afirmó que "no tenemos nada en contra del Partido Popular". Almudena Serrano, única representación de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Huércal de Almería, confesó su postura: "Ciudadanos ha dicho que no a la inestabilidad no al oportunismo político. Queremos gobiernos fuertes". Por último, Juan Calatrava de ACH expresó que "no hemos dejado de hacer nuestro trabajo con honradez".

Después de los miembros de los diferentes partidos políticos que constituyen el gobierno pudiesen confesar sus posturas, llegó el momento de la verdad. Nombrando a los concejales por orden alfabético, cada uno de ellos se fue sumando al "sí", al "no" o a la abstención. El resultado fue once votos a favor de la moción que quitaba la alcaldía a Torres: PSOE, IULV-CA, Grimp, VHA, ACH y la concejal no adscrita. Los populares dieron su "no" a la propuesta y Ciudadanos decidió abstenerse.

Ángeles Castillo se levantaba para tomar así posesión como alcaldesa del municipio. Al finalizar, el primero en darle la enhorabuena fue el propio Ismael Torres, al que siguieron todos los compañeros. El alcalde saliente se despedía entre abrazos emocionados de los suyos, al igual que Castillo, que también recibió muestras de cariño. Así se ponía fin a una etapa y se daba paso a otra que todavía está por escribirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios