Almería

La App 'Almería Participa', la nueva herramienta municipal de consulta

  • La aplicación está lista y será lanzada en breve por el Ayuntamiento

  • Entre las primeras cuestiones, aportaciones al Plan Estratégico de la Ciudad y el nombre de la nueva biblioteca

Fachada recuperada de la antigua Jefatura de la Policía Local, futura Biblioteca Municipal. Fachada recuperada de la antigua Jefatura de la Policía Local, futura Biblioteca Municipal.

Fachada recuperada de la antigua Jefatura de la Policía Local, futura Biblioteca Municipal.

Confeccionado y a punto de salir a la calle está el nuevo canal de comunicación, directo con el ciudadano, del Ayuntamiento de la capital, que vuelve a hacer uso de las nuevas tecnologías con el objetivo de abrir a la participación de los almerienses la gestión municipal. Es una nueva aplicación para teléfonos inteligentes, creada especialmente para lanzar consultas a la opinión pública: la App Almería Participa.

El nombre con el que ha sido bautizada hace innecesario mayores explicaciones. Será presentada en los próximos días por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, quien tiene ya en mente cuáles serán los primeros asuntos de consulta. Uno de ellos es el Plan Estratégico de la Ciudad, con el que el Consistorio pretende definir el recorrido de iniciativas a seguir para el desarrollo de la ciudad de cara a 2030.

Fue el propio regidor, hace escasos días, quien adelantaba la creación de esta herramienta durante la presentación de los gurús, o coordinadores de las mesas de trabajo de los ocho vectores en los que han sido subdivididas las estrategias de la ciudad futura, al Consejode la Ciudad. La App Almería Participa se sumará a otras vías habilitadas mediante las cuales el Ayuntamiento ya está recogiendo aportaciones, como el correo el correo electrónico oficinaplanestrategico@almeriaciudad.es., la web municipal, las mesas antes citadas o el propio Consejo, que actúa como garante del Plan.

"Cualquier forma vale para dar ideas, aportar sugerencia o plantear iniciativas que vayan a ofrecer una imagen más completa de la Almería actual para después, entre todos, transformarla a mejor", incidía el alcalde, quien se congratula de que en esta fase inicial han sido "muchos los colectivos y las personas que a título particular han querido utilizar los diferentes canales de participación que el Ayuntamiento ha puesto a su disposición para sumarse a la idea de Plan Estratégico y hacer, en un primer momento, un diagnóstico real de cómo está la ciudad". Un diagnóstico que será más completo y mejor, hizo hincapié Fernández-Pacheco, si se hace "de la mano de los propios almerienses".

Otro de los asuntos que el equipo de gobierno tiene en cartera consultar con la ciudadanía es el nombre de la Biblioteca Municipal de Almería, que actualmente atraviesa el último tirón de obras para la rehabilitación y adaptación a sus nuevos usos del que fuera durante muchos años la Jefatura de la Policía Local, en la calle Santos Zárate y con fachada también a la Rambla.

La idea, en principio, es plantear diferentes nombres para las instalaciones que albergará el edificio diseñado por Guillermo Langle. El que más adeptos está cosechando por el momento es de la escritora, primera periodista profesional de España y corresponsal de guerra Carmen de Burgos Seguí Colombine, sugerido por colectivos como la Asociación de la Prensa de Almería y, entre otros, la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Almería (ALMUR), cuya petición dirigida por escrito al regidor de la capital incluye, además, que una de las salas de la biblioteca lleve el nombre de la editora y empresaria cultural Ana Santos Payán. "Creemos que Almería tiene una ocasión extraordinaria para inspirar y motivar a niñas y jóvenes, reivindicar la creatividad femenina y dar a conocer referentes femeninos en el mundo de la cultura y el emprendimiento de Almería", defienden.

Las obras de la biblioteca se han demorado al haber sido objeto el proyecto de un modificado debido a la aparición de una mayor cantidad de amianto de la prevista, techos falsos, zunchos ocultos y a la necesidad de tratamientos anticorrosión en pilares metálicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios