Almería

La Atalaya volverá a lucir su mejor cara en un par de meses

  • Las obras de rehabilitación avanzan a buen ritmo Se está consolidando el terreno y llevando a cabo una profunda mejora de su estructura

Es uno de los símbolos de la Villa de Níjar. Preside y marca su particular skyline y en breve volverá a lucir su mejor cara. Se trata de la Atalaya, uno de los símbolos y emblemas de la Villa, construida en el siglo XIII y que fue restaurado a mediados del siglo XIV, en la época de Yusuf I.

Ahora, en pleno siglo XXI, este importante reclamo turístico de la localidad levantina vuelve a pasar por talleres para perpetuar su existencia debido al pobre estado de conservación que presentaba. Unas obras que fueron adjudicadas ya el pasado mes de mayo por 200.000 euros y que ya enfilan su recta final, ya que el proyecto contaba con cinco meses para su ejecución.

El proyecto cuenta con financiación de los fondos Feder, a través del Grupo de Desarrollo Rural del Levante Almeriense, en el ámbito de la convocatoria de subvenciones para actuaciones en el patrimonio histórico cultural, dentro de los proyectos de cooperación provincial compartidos por los cinco grupos de Desarrollo Rural de la Provincia de Almería.

Este símbolo se encontraba ya en un estado de deterioro y abandono muy importante, haciendo peligrar el único elemento que queda de la antigua fortaleza del pueblo. Por ello, en el proyecto se recogía la consolidación de la cimentación y del terreno colindante, para evitar nuevas grietas en el edificio. También se contemplaba la limpieza de la zona para su posterior reconstrucción con mampostería de ripio y mortero. Algo que ya se está ejecutando.

Además, el proyecto contempla la reconstrucción de la bóveda, el pretil, sellado y rejuntado de las fisuras; de las zonas de cerramiento, deterioradas y destruidas. Además se va a pavimentar el interior con lajas de piedra caliza y la realización de un elemento que permita el acceso al interior de la cámara, para su utilización como mirador.

En el proyecto de rehabilitación se pretende continuar el camino de acceso, y mejora del tramo ya existente que parte de la calle San Antón. También se realizarán áreas de descanso a lo largo del camino, que terminará en una plataforma a los pies de la torre, conformando en definitiva el trazado ya iniciado en la intervención de emergencia ejecutada con anterioridad.

Además, se va a colocar iluminación que sirva para realzar el conjunto y permita una mejor localización y un mejor acceso desde el núcleo urbano y la colocación de señales de información en el camino de acceso y en la plataforma superior con referencias a la torre.

Desde el Ayuntamiento han especificado que todos los trabajos contemplados en el de restauración de La Atalaya de Níjar se realizarán con materiales y utilizando técnicas tradicionales árabes con la finalidad de mantener la estética e historia de este monumento.

Su relevancia histórica está fuera de toda tuya ya que la Atalaya constituye el único elemento emergente de la antigua fortaleza árabe. Porciones de las murallas son visibles alrededor de la torre, quizás restos del tapial que se mandó construir por ser Níjar zona tan peligrosa y tener que defenderse frente a las incursiones de corsarios y bereberes. La población de Níjar disponía en el año 1574 de una villa bien fortificada, custodiada por hombres a caballo y soldados a pie mandados por el capitán Luis Muñoz.

Está construida en mampostería, de planta circular con la base más ancha que la parte superior y con dos ventanas, a las cuales no se tenia acceso desde el exterior, sino con una escala colocada en el interior y que era retirada cuando entraban los guardas como medida de seguridad. Estas torres fueron útiles para ser usadas como puestos de señales de alerta y para comunicarse con otras torres distribuidas a lo largo de la costa.

Desde ella podemos observar una panorámica excelente de la villa, así como del Cabo de Gata.

Hoy en día, constituye el símbolo del escudo del municipio, todo un referente y un guiño a un monumento que en breve lucirá su mejor cara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios