Sucesos

Bajan las muertes violentas en Almería durante la crisis sanitaria pero aumentan los intentos de asesinato y homicidio

  • Las agresiones sexuales se mantienen respecto al año pasado y sube el tráfico de drogas, decreciendo los secuestros y robos violentos

La Policía Nacional investiga en el lugar de los hechos. La Policía Nacional investiga en el lugar de los hechos.

La Policía Nacional investiga en el lugar de los hechos. / D.A. (Almería)

Los caminos de la pandemia son inescrutables. Y a veces tienen secuelas inesperadas de todo tipo. Por ejemplo, en el balance de criminalidad que realiza trimestralmente el Ministerio del Interior. Y es que los datos reflejan que durante estos meses de covid-19, los homicidios dolosos y los asesinatos consumados entre enero y septiembre han bajado un 42,9% respecto al mismo periodo del año pasado. Esto es, en 2019 fueron 7 y este año han sido cuatro.

Sin embargo, no todo en esta estadística es positivo. Antes al contrario, llama la atención el incremento del 75% en los delitos de este tipo... en grado de tentativa. Algo que se traduce en que hasta 14 personas han intentado acabar en 2020 con la vida de otros ciudadanos, frente a los 8 casos registrados en el ejercicio previo.

A pesar del confinamiento y los toques de queda, no se refleja un descenso notable en otros delitos relacionados con lesiones y riñas tumultuarias, que apenas decrecen un 10% con 261 casos frente a los 235 de 2019. Los secuestros bajan un 33,3%, ya que hace un año fueron 3 los registrados y en 2020 un total de 2.

Desgraciadamente, los delitos sexuales no reflejan estas restricciones horarias. Hubo 25 casos de agresiones sexuales con penetración en el ejercicio previo, cifra que se repite en el actual. El resto de delitos contra la indemnidad y la libertad sexual apenas varían un 5,4% a la baja (de 184 a 174).

No ocurre lo mismo con los robos con violencia e intimidación, que pasan de 392 a 269 (-31,4%), los robos con fuerza en domicilios o establecimientos, de 1.622 a 1.211 (-25,3%). En concreto, los perpetrados en viviendas pasan de 1.226 a 985 (-19,7%)- Los hurtos también sufren un considerable descenso del 39,1% (de 4.687 a 2.854), como también ocurre con las sustracciones de vehículos con un -39,9% (de 293 a 176).

El tráfico de drogas se incrementa, por el contrario, pasando de 341 a 373 casos registrados, un 9,4% más. El resto de infracciones penales, no concretadas por el Ministerio, disminuyen en un 5% (de 13.067 a 12.409). En total, sumando todos los delitos anteriores, el saldo es de 17.746 infracciones penales respecto a las 20.890 del año previo, un -15,1%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios