Almería

La Benemérita celebra el día de su Patrona en un año cargado de éxitos

  • El subdelegado subraya que la 'Operación Nemo' ha supuesto "un punto de inflexión en la visibilidad" de la labor de la Guardia Civil en Almería, con un 90% de casos resueltos en la provincia

Comentarios 0

Decir que Roquetas de Mar se rindió a los pies de la Guardia Civil es quedarse corto ante el fervor mostrado ayer por miles de asistentes a los actos del Día de la Patrona de este cuerpo benemérito. Banderas, gritos de "viva la Guardia Civil" y un aplauso tras otro fueron los acompañantes de los miembros del Instituto Armado. A primera hora de la mañana comenzaban las actividades paralelas con la segunda edición de un recorrido fotográfico por los aledaños del Castillo de Santa Ana, señero lugar en el que también se instalaron distintos expositores con muestras de los materiales y medios del Instituto Armado, visitados por un incontable número de roqueteros y visitantes que acudieron expresamente al municipio a celebrar esta festividad.

Media hora después del mediodía comenzaba en sí el acto central presidido por el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, quien puso el acentó en los numerosos éxitos en investigaciones y operaciones desarrolladas por la Benemérita durante el último año. Como es tradicional, fue el escenario para la imposición de medallas a decenas de agentes que han destacado por sus servicios y contribución a la seguridad ciudadana, pero también para reconocer por su colaboración a otras personas que no pertenecen al cuerpo. Fue el caso del exsubdelegado del Gobierno Andrés García Lorca, del comandante de la Brigada Rey Alfonso XIII de la Legión Eduardo Fernández Rosas, del inspector jefe de la Policía Nacional Juan Francisco López, y de las monjas de la congregación de las Adoratrices, a los que se concedió la Cruz de la Orden al Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco.

La sociedad heredada comprende parte de los activos tóxicos que hundieron el Popular

En una alocución especialmente extensa, de más de un cuarto de hora, el subdelegado De la Fuente destacó la "abnegada dedicación y alta profesionalidad" del cuerpo, "imprescindible para el libre ejercicio de los derechos y libertades de todos los ciudadanos, y para la salvaguarda de su seguridad. "Ellos son la base de nuestro bienestar y garantes de nuestras libertades. También, los garantes de nuestra democracia. Porque sin libertades y sin el libre ejercicio de los derechos y libertades, no hay democracia", sostuvo el representante en Almería del Gobierno, quien centró buena parte de su intervención en desarrollar algunas de las operaciones más importantes del Instituto Armado durante los últimos meses. Inevitable era que el caso del niño Gabriel Cruz no tuviese un protagonismo central.

"El pasado mes de marzo, como un ciudadano más, seguí, con el corazón en un puño, el desarrollo y aciago desenlace que tuvo la investigación en torno a la desaparición del pequeño Gabriel, un caso que supuso la mayor movilización de agentes, en la búsqueda coordinada de una persona desaparecida en la historia de nuestro país", dijo el subdelegado, quien destacó la labor del teniente coronel José Hernández Mosquera, felicitándolo por su mando al frente de los más de 600 agentes que intentaron localizar con vida al niño. "Asistí conmocionado, como tantos millones de españoles, a la retransmisión de aquella rueda de prensa en la Subdelegación del Gobierno, con Andrés García Lorca todavía al frente de la institución, en la que el Teniente Coronel la que el Teniente Coronel Hernández Mosquera y el comandante de la UCO, Jesús Reina, dieron detalles de la llamada Operación Nemo y en

la que nos mostraron a todos que, bajo el uniforme color verde oliva que con tanto orgullo lucen (...) había dos hombres extraordinarios que se habían dejado la piel en una investigación, que duró trece días frenéticos, y a quienes embargó la emoción en aquella comparecencia ejemplar", confesó.

Palabras de agradecimiento que también fueron para el resto de agentes del operativo y para los guardias Marcos García y David Domínguez, de la Oficina Periférica de Comunicación, que " pusieron voz y rostro a la labor desarrollada por la Comandancia, atendiendo a diario más de 300 llamadas telefónicas y que, igualmente, dieron un ejemplo de profesionalidad y de

entereza durante aquellas infaustas jornadas".

Para De la Fuente, la Operación Nemo supuso un punto de inflexión en la visibilidad de la labor desempeñada de este cuerpo, "aunque el resultado exitoso de esta investigación fue uno de tantos en la altísima cifra de resolución de casos abiertos y que alcanza al 90% de las denuncias". Casos que bajo el mando del coronel jefe Arturo Prieto Bozec han tenido una resolución satisfactoria, como las dos detenciones practicadas esta semana por sendos crímenes en Roquetas de Mar. La operación 'Breña', que permitió apresar al homicida que acabó con una prostituta que ejercía en las 200 Viviendas, y la del mauritano que acabó con la vida de su pareja y la tiró a la basura hasta que el cuerpo de la mujer fue encontrado por un operario en el vertedero de Gádor. También los dispositivos del Dreambeach, la incautación de 4 millones y medio de euros en bitcoins, actuaciones contra las drogas psicotrópicas, la detención de un individuo que sustrajo 230 colmenas, la vigilancia de espacios naturales protegidos y el medio marítimo, la labor de los Grupos ROCA, el control de la inmigración irregular, el Plan Director, la protección del al 68% de las víctimas de violencia de género de la provincia... Prácticamente nada quedó en el tintero en este listado de "grandes éxitos" del Instituto Armado, al que De la Fuente reiteró que este mes comenzará el "anhelado proceso de equiparación salarial".

Por su parte, el coronel jefe Arturo Prieto Bozece realizó en primer lugar un recorrido por la historia de la creación de la Guardia Civil en el que explicó cómo desde 1864 la Virgen del Pilar es la patrona del cuerpo, profundizando a su vez en los orígenes del Día de la Hispanidad. Subrayó además que este año se cumple el 30 aniversario de la incorporación de la mujer a la Benemérita, una "lucha trascendental" de la institución, que se ha traducido en la plena integración de este sexo en el cuerpo. También, y de forma inevitable tras el oportuno agradecimiento al Ayuntamiento de Roquetas de Mar, deseó que llegase a "buen puerto" la cesión de las instalaciones que permitirán mejorar el acuartelamiento del municipio para mejorar los servicios y atención a los ciudadanos. En su caso tampoco pudo evitarse la mención del caso de Gabriel Cruz, manifestando que fue una "manifestación más de la solidaridad" del pueblo español en general y de los almerienses en particular. Felicitó a todos los hombres y mujeres bajo su mando por el trabajo "extraordinario" que realizan a diario y por una "efectividad policial digna de elogio", manifestando su admiración por su esfuerzo y resultado. En clave más reivindicativa, Prieto dijo esperar que se recuperen medios humanos, la mejora de los materiales y la ejecución "efectiva" de la equiparación salarial.

Abogó por hacer partícipes a los ciudadanos de la festividad de la Guardia Civil, apuntando que si no fuesen necesarios, no tendría sentido su presencia, por trasladar su trabajo, garantizando que el cuerpo siempre defenderá los derechos y libertades de los ciudadanos. Así las cosas, reconoció a los presentes que cuando llegase el momento de rendir homenaje a los caídos, se trataría de un momento "sentido, íntimo y duro" para recordar a los caídos en el cumplimiento del deber, con una especial mención a los asesinados por ETA, refiriéndose a los cientos de ataudes con un tricornio encima y recordando el caso de Fabio, el hijo de dos años muerto por una bomba lapa. "Su condena fue ser hijo de un guardia civil", lamentó antes de citar a numerosos vástagos parejas de miembros del cuerpo. Un "tributo" de cientos y cientos de guardias civiles en la lucha contra el terrorismo, teñida de la sangre de los agentes y sus familias, expuso Prieto Bozec a los presentes, prometiendo que seguirán defendiendo las libertades aunque tengan que "desarramar hasta la última gota de sangre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios