Almería

"Berja es una ciudad señorial y no se van a quedar sin playa"

  • Mercedes Tapia no le guarda ningún rencor a nadie y quiere que este proceso sea los más tranquilo posible.

Comentarios 0

La alcaldesa en funciones de Balanegra, Mercedes Tapia (PP), estaba ayer exultante de felicidad. "Los sueños a veces se cumplen. Aquí tenemos un claro ejemplo", afirma. Ella lo sabe mejor que nadie. Fue la presidenta de la comisión promotora encargada de iniciar el proceso para la segregación del Ayuntamiento de Berja hace más de una década y acaparó portadas a nivel provincial, regional e incluso nacional cuando comenzó un encierro en el Consistorio virgitano junto a una huelga de hambre para exigir la separación de Balanegra. "Ahora pienso en aquello y me doy cuenta de que era muy impulsiva y batallaba mucho por mi pueblo", explica. Tras casi 20 años en política, siempre trabajando para su pueblo, y tres legislaturas completas ejerciendo como regidora de la Entidad Local Autónoma de Balanegra, ahora cede el testigo a Nuria Rodríguez (PP) "más joven y con ganas de trabajar por nuestro pueblo", añade.

Para Mercedes este largo proceso del que ahora se desvincula de forma política no le produce melancolía. Ya no podrá ser alcaldesa de Balanegra, un pueblo ya independiente y segregado de Berja con todas las de la ley. "La satisfacción que tengo es que por fin mi pueblo, mis vecinos, han conseguido cumplir su sueño y eso no tiene precio. Esto ya es historia, un hito importantísimo para los balagrenenses".

Ayer Tapia no habló con Torres. Ni este periódico tampoco pudo hacerlo tras insistentes llamadas telefónicas que fueron infructuosas. "Es lógico que hoy (por ayer) esté molesto tras la decisión de la Junta de Andalucía pero al final hay que acatar las leyes y ya nos lo dijeron muchas veces en los plenos", dice la regidora, que con 62 años es sabedora ha conseguido un hito histórico.

Un proceso de segregación en el que no guarda rencor con nadie y que quiere que sea "tranquilo". Cuando se le pregunta con Berja responde con rapidez: "Mi padre es virgitano y parte de mi familia vive allí. Tengo muchos lazos con ese municipio. Es la puerta de la Alpujarra, un pueblo señorial, con grandes infraestructuras, algo que nosotros tenemos que empezar a construir ahora".

Confiesa que le molesta que algunos digan que Berja se queda sin playa. "Eso no es así. Los virgitanos pueden disfrutar de la playa de Balanegra cuando quieran como lo han hecho hasta ahora".

Y anoche, como era previsible, lo celebró. Cohetes y copas de champán fueron el tándem elegido por los 2.835 vecinos de Balanegra para brindar por su independencia. A partir de hoy se presenta un futuro plagado de objetivos. "Dentro de diez años, llámeme y verá como lo que le he contado se ha cumplido", señala Mercedes Tapia a Diario de Almería. "El pueblo hay que arreglarlo de punta a punta. Hemos sobrevivido estos años gracias a los Planes Provinciales de Diputación y a la Junta. Ahora nos toca tomar decisiones a nosotros y marcar nuestro futuro". Buena suerte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios