Patrimonio

Pasear sobre el Cable Inglés será posible en el primer trimestre de 2021

  • Las obras de rehabilitación del Bien de Interés Cultural podrían comenzar en un mes

Los representantes de la unión temporal de empresas adjudicataria de las obras con Jesús Caicedo y el arquitecto Ramón de Torres. Los representantes de la unión temporal de empresas adjudicataria de las obras con Jesús Caicedo y el arquitecto Ramón de Torres.

Los representantes de la unión temporal de empresas adjudicataria de las obras con Jesús Caicedo y el arquitecto Ramón de Torres. / Javier Alonso

El paradigma de la arquitectura industrial y símbolo de la capital almeriense se prepara para volver a estar de nuevo en obras en aras de conseguir la rehabilitación de este Bien de Interés Cultural (BIC) y que el Cargadero del Mineral El Alquife se convierta en un paseo elevado para disfrute de almerienses y turistas. Los trabajos podrían comenzar en apenas un mes y estar concluidos con esa apertura al público como pasarela elevada durante el primer trimestre de 2021.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Caicedo, ha podido, por fin, estampar su firma en el contrato de adjudicación de las obras de rehabilitación, en un acto celebrado ayer después de cierta demora que el responsable del Puerto achaca a la burocracia y a la disconformidad que, en concursos de este calibre, suelen interponer empresas cuya oferta no resulta ser la elegida. “Los primeros que tenemos ganas de empezar somos nosotros”, manifestó Caicedo al respecto –se esperaba que las obras empezaran este verano–, tras confiar la actuación a la unión temporal de empresas ‘Puerto de Almería’, UTE conformada por Serranco SA, Acerouno Restauración Inteligente SC y Halstein Integral de Obras y Servicios.

El arquitecto Ramón de Torres El arquitecto Ramón de Torres

El arquitecto Ramón de Torres / Javier Alonso

Estarán trabajando durante quince meses en un laborioso proceso para la recuperación de las piezas de hierro y madera, una labor “muy precisa”, según ha explicado el arquitecto Ramón de Torres, que garantizará la perdurabilidad del BIC y que el Cable Inglés sea transitable como paseo peatonal elevado, conectado con el parque de la Estación y la antigua estación de trenes. El proyecto se completa con barandillas de seguridad, iluminación y la instalación de una cancela de acceso.

Las obras, que supondrán una inversión de 2,5 millones de euros (IVA incluido), corresponden a la segunda fase del proyecto global, y su ejecución supondrá completar la recuperación del BIC en su totalidad, quedando pendiente la tercera, y última fase de la actuación, consistente en la adecuación de espacios en el muelle de carga para usos socioculturales, aún por determinar, finalizando entonces el proyecto de restauración y puesta en valor promovido en el año 2009 por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

La fase que comenzará “en un mes” o “después de Navidad” –Caicedo optó por la cautela a la hora de facilitar fechas–, contempla el tratamiento de refuerzo, saneado, limpieza y protección de la estructura metálica; limpieza, consolidación y protección de la fábrica de piedra; y puesta en valor del inmueble, con la conversión de la plataforma de acceso en un paseo peatonal elevado.

Para ello, se cambiará la actual pavimentación de madera, que presenta tal grado de deterioro que es impracticable, por otra del mismo material. Las nuevas maderas se colocarán enrasadas con los raíles de ferrocarril existentes para componer un conjunto sin resaltos, a fin de optimizar las condiciones de uso del paseo peatonal, que dispondrá de luminarias Led y pasamanos con perfiles de acero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios