Almería

Clamor vecinal: "Ramón, amigo, el pueblo está contigo"

  • Más de 300 vecinos se concentraron ayer en la plaza del Ayuntamiento en apoyo al alcalde · Ven "desproporcionada" la sentencia que le condena a la inhabilitación

Al grito de "Ramón amigo, el pueblo está contigo", más de trescientas personas se daban cita ayer por la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Somontín, para dar muestras de apoyo a su alcalde Ramón Rueda. Minutos antes de las 17 horas vecinos del municipio y otros llegados desde distintos rincones de la comarca querían estar cerca de "una buena persona, un buen hombre, que solo ha trabajado por el bienestar de su pueblo". Esa era la frase más escuchada, junto a la palabra "sorpresa" por lo que entienden "una sentencia desproporcionada"; siete años de inhabilitación en el ejercicio de cargo público, por haber otorgado el suministro de agua entre otros, a la nave de aperos de su suegro, calificada de ilegal, y que el juez entiende según la sentencia, como una vivienda unifamiliar.

Al acto acudieron varios alcaldes del Almanzora pero en calidad de vecinos, ellos dicen "respetar y acatar la decisión del juez", pero entienden que "en todos los pueblos de la comarca se da esta situación de irregularidad en la concesión de los servicios básicos a los vecinos".

Rueda estaba nervioso, quería que pasara "esta tarde", como quiere también que se sepa qué va a pasar, puesto que ha recurrido la sentencia condenatoria, y ahora la justicia, deberá volver a expedirse al respecto. El primer edil cree que "dar una toma de agua nunca ha tenido tanto castigo. Si tuviera que volver a hacerlo, lo repetiría, mi suegro es uno de los más de 120 vecinos a los que les hemos dado el suministro de agua". Además en Somontín se ha permitido la conexión de más de 45 tomas de electricidad, según asegura. "El cortijo del que hablan es una nave agrícola de 80 metros donde mi suegro guarda la almendra y sus herramientas de labranza, está en vasto y fue construida en el año 1999. Quien tenga dudas, que venga y la vea", afirmaba seguro de su gestión el alcalde somontinero.

Sus palabras las reafirma José Acosta Oliver, presidente de la Asociación de la Tercera Edad y encargado de abrir el acto; "estamos aquí reunidos para apoyar a tres buenos vecinos y decirle al mundo en voz alta que estamos con ellos. Una nave de aperos que califican de vivienda, un albañil que cometió el delito de hacer su trabajo y un alcalde tratado como un delincuente por habernos ayudado a la mayoría de nosotros, al darnos agua y luz". Acosta además se preguntó "dónde están los responsables de las 12.000 casas ilegales, y los grandes promotores. Dónde están los responsables políticos e incluso los altos cargos que se beneficiaron". Por ello invitó a firmar un documento que será presentado ante "los organismos competentes".

Juan Justo Oliver, hijo del promotor también hizo una defensa en cuanto a la honradez de los acusados, "basta mirar las manos de mi padre para saber que no ha parado de trabajar en toda su vida; basta mirar su cara, para saber que es un hombre honrado. ¿Qué hay detrás de todo esto?", manifestó Oliver, para responderse que la respuesta hay que buscarla en la política.

El más duro en su intervención fue el alcalde de Cantoria, Pedro Llamas, después de aclarar que hablaba en calidad de amigo de Ramón Rueda, que no representaba a ningún partido político, y como tal asistió a la manifestación. Dijo no entender "cómo la justicia condena a una persona que da servicios a sus vecinos, y no a quienes verdaderamente vulneran la ley. En Somontín, la mujer del ex delegado de Medio Ambiente Clemente García, se hizo una casa de nueva construcción en suelo rústico y no pasa nada. Yo les animo a quienes pretenden utilizar esta metodología, que ganen las elecciones en las urnas. Esto es un llamamiento a todos, no vaya a ser que mañana lloremos como mujeres lo que hoy no hemos sabido defender como hombres", dijo el regidor citando a la sultana Aixa, madre de Boabdil, tras perder Granada.

También intervino la hija del alcalde, Rocío Rueda, quien embargada por las lágrimas, tuvo que dejar paso a su hermana María Dolores. Describieron cómo recibían la noticia "a través de los periódicos el mismo día del cumpleaños de mi madre". Y finalmente Rueda agradeció a "todos quienes se han desplazado desde distintos puntos de la comarca y en especial a los vecinos de Somontín", ante la cerrada ovación y el aplauso de sus paisanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios