Contenido Patrocinado

Integración laboral para fomentar la justicia social en Almería

  • La colaboración con entidades sociales y administraciones permite a Clece impulsar el empleo de colectivos vulnerables en la provincia.

Clausura de la colaboración con la Cruz Roja. Clausura de la colaboración con la Cruz Roja.

Clausura de la colaboración con la Cruz Roja.

Para las personas pertenecientes a colectivos vulnerables, el empleo es una oportunidad para salir adelante, para cambiar su vida, pero el beneficio no se queda en la persona, sino que el efecto positivo va mucho más allá redundando en una sociedad más cohesionada e integradora. “Es como cuando tiras una piedra al agua y ves las ondas expandirse” explica el gerente provincial de Clece, Diego López.

La empresa cuenta con un proyecto social a nivel nacional dedicado a la integración laboral de colectivos vulnerables. En la actualidad, más de un 10% de su plantilla está formada por personas con discapacidad, mujeres víctimas de violencia de género, personas en situación de exclusión y jóvenes en desempleo. Un modelo que, gracias a la colaboración con asociaciones y administraciones locales, ha desarrollado también con éxito en Almería.

“Cuando contratas a una persona que, por su condición o situación, tiene más dificultades para acceder al mercado laboral, está claro que le estás brindando una oportunidad. Pero el beneficio es recíproco. Son trabajadores que se vinculan a la empresa de una manera especial, favoreciendo un mejor clima laboral y una mejor productividad” afirma Diego López.

Ayuda a domicilio. Ayuda a domicilio.

Ayuda a domicilio.

En el último año, 52 personas pertenecientes a estos colectivos han conseguido incorporarse al mundo laboral en Almería gracias al proyecto social de Clece que articula en colaboración con entidades y administraciones locales. Por ejemplo, con Cruz Roja se han realizado siete cursos de formación para colectivos desfavorecidos, con sus posteriores prácticas en limpieza hospitalaria y ayuda a domicilio.

En el primer caso, con el servicio gestionado para la Empresa Pública Hospital de Poniente; y en el caso del SAD, en los contratos con los ayuntamientos de El Ejido, Adra, Vícar y Almería. Esto ha supuesto un total de 187 personas que han completado su formación académica en los diferentes servicios gestionados por la compañía y 52 contratos laborales.

Convenio Noesso. Convenio Noesso.

Convenio Noesso.

“Hasta llegar al momento de la contratación, también colaboramos en otras iniciativas que mejoran la empleabilidad como cursos de formación y prácticas profesionales en la empresa. Esto brinda tanto a participante como a empresa la oportunidad de entrar en contacto real antes de la contratación” defiende Diego López.

Cooperación para la integración

Este escenario colaborativo se ha reforzado con la firma de cinco nuevos convenios de inserción laboral y acciones sociales, con entidades como Aimur, Apramp, FAAM, Cruz Roja y Noesso. Estos convenios se suman a los ya firmados en años anteriores con Asalsido, Mujeres en Zona de Conflicto, Ayuntamiento de El Ejido, Adoratrices Almería y Secretariado Gitano.

Además, Clece ha realizado prácticas no laborales con 16 módulos, ciclos formativos y grados en Almería, así como con diferentes academias de formación de la provincia, entre las que se encuentran Almería Formación, Almeribox y la Residencia San Rafael.

“Tenemos que concienciarnos de que la exclusión es una realidad social colectiva, de la que todos formamos parte. Esto implica una responsabilidad por parte de todos para actuar. Como empresa, debemos trabajar a favor de la integración laboral” explica Daniela Macías, delegada social de Clece en Almería. “Este es un trabajo de todos. Empresas, asociaciones e instituciones debemos trabajar mano a mano para hacer de la integración una realidad”.

Una Almería más comprometida

Actualmente, la plantilla de Clece Almería cuenta con 115 personas de colectivos desfavorecidos, de las cuales 63 son personas con diversidad funcional, nueve son mujeres víctimas de violencia de género, seis empleados en riesgo de exclusión social y 37 jóvenes.

Además, ha llevado a cabo iniciativas de sensibilización para luchar contra los estereotipos y prejuicios que dificultan su acceso al mercado de trabajo, con acciones como las recientemente realizadas con motivo del 25N, Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, en la que se organizó una jornada de sensibilización de la mano de Apramp y un stand informativo en el Hospital de Torrecárdenas.

Prácticas no laborales. Prácticas no laborales.

Prácticas no laborales.

“En Clece estamos comprometidos con las personas, esto significa una responsabilidad inquebrantable con la inclusión. Nuestro objetivo es la integración como elemento de justicia social. Conseguir que todas las personas puedan acceder en igualdad de oportunidades al empleo sin verse discriminadas por condiciones de discapacidad o por sus circunstancias sociales” recalca Daniela Macías.

Tags