Almería

Los Coloraos y la cuestión del Estrecho

  • Libro. Las figuras de Benigno Morales, la colaboración de éste con el liberal Feliz Mejía en la revista madrileña El Zurriago, y en prensa liberal del trienio ya fue estudiada en 'El Episodio de los Coloraos'

Los Coloraos y la cuestión del Estrecho Los Coloraos y la cuestión del Estrecho

Los Coloraos y la cuestión del Estrecho

Las actividades de refugiados españoles en Gibraltar y Tánger fueron seguidas con relativo éxito, en ocasiones, por los cónsules de España en Gibraltar y Tánger, con mayor eficacia por Juan González de Rivas, éste consigue interceptar una carta de Benigno Morales a Pablo Iglesias de fecha 24 de marzo de 1824, Morales estaba en Tánger y le decía a Pablo Iglesias, éste en Gibraltar, que su estado era de impaciencia, ya que carecía de noticias y no sabía si se encontraban muertos los conspiradores liberales. Que desea salir del largo estado de parálisis y esperaban que no estuviesen rasgándose las pelotas (es copia literal del documento). Que le diga algo que le diese esperanzas. Mantiene que la breva está madura y se acerca el tiempo de cogerla y era posible que la victoria coronaría nuestros esfuerzos. Considera que en Gibraltar se tendrán más noticias que en Cádiz. Pero el descontento se hace general y por todas partes va retoñando el destruido sistema. Vencer o morir, decía… pero morir con gloria. Desea que no se les pase el tiempo en la nación. Trabajad cuanto se pueda y contar siempre conmigo. Benigno Morales (legajo Estado 5625, AHN).

Benigno Morales en otra carta dirigida al Brigadier Manuel García del Barrio, manifestaba que había discutido con Golfín - se refería a Francisco Fernández Golfín, antiguo diputado liberal, de alta graduación militar, de noble familia extremeña y exiliado en Tánger, hombre cercano a los 60 años, que moriría con Torrijos, siendo su segundo en el desembarco de estos en playas cercanas a Málaga. Mantuvo que había trabajado con los comuneros para quitar del medio al Rey, pero son unos cobardes -debe referirse a los masones, donde entonces se encontraba Golfín, menos extremista que los comuneros, este nombre lo tomaron de los antiguos comuneros que lucharon por las libertades de Castilla contra el Imperialismo de Carlos V, en años de 1520. Esta carta interceptada por González Rivas, de fecha 24 marzo de 1824, alertaba a los realistas de la preparaban de acciones contra costas españolas.

En el Estrecho se encontraba la amenaza de los barcos de Buenos Aires y colombianos

Las figuras de los Coloraos Benigno Morales, la colaboración de éste con el liberal Feliz Mejía en la revista madrileña El Zurriago, y en prensa liberal del trienio ya fue estudiada en mi libro "El Episodio de los Coloraos", IEA, 1997. Emilio García Campra los estudia en "Los Coloraos en sus documentos", 1998, además de otros estudiosos del tema. Estos personajes, igualmente don Pablo Iglesias han de ser tratados con profundidad en otras entregas.

Respecto al Estrecho no solamente tenían los realistas fernandinos el peligro de los rompimientos liberales, además se encontraba la amenaza de los barcos de Buenos Aires y los colombianos en guerra con España. El 6 de septiembre de 1821 entró en la rada del puerto marroquí de Larache, la Goleta venezolana "Nuevo Congreso" La nave tenía 15 cañones y una tripulación de 100 hombre, el barco era mandado por el Capitán Almeida, parece ser que este capitán pertenecía a una familia de Nueva Granada, Colombia, que consiguieron importantes honores en la Guerra de independencia contra España. La Gran Colombia era formada entonces por Venezuela, Colombia y otros países sur americanos. Ese buque inspeccionaba el movimiento de barcos españoles cercanos al Estrecho, entre Cabo Espartel y puertos cercanos al Estrecho. Aunque la gran etapa de los ataques de los buques colombianos contra costas y barcos españoles se sitúa entre 1824 a 1827. Desgraciadamente coinciden estas etapas de llevar los independistas americanos la Guerra a costas españolas con la etapa de preparación y acciones liberales contra constas españolas con alianza con barcos colombianos, muchos de ellos bergantines y en número que pudiesen llegara a 12, unidos a contrabandistas y barcos de los liberales españoles, en 1826, podían superar los 18 navíos (Andrzej Dziubinski. " Intentos de establecer relaciones diplomáticas entre Colombia y Marruecos en los años de 1825-1827". Estudios hispano americanos 3, 1976). Este autor polaco realizó diferentes estudios sobre la Historia de Marruecos; estando, el que escribe, destinado en aquel país, como Catedrático en el Exterior, en una librería de Fez pude adquirir una Historia de Marruecos, de tal autor en francés. Mas no es sólo este autor, son la enormidad de documentos que he encontrado en Archivo Histórico Nacional que confirman la alianza de liberales españoles, Independentistas americanos, contrabandistas, contra los realistas de Fernando VII, pero lo lamentable era que los buques que hundían eran de trabajadores españoles del comercio o de la pesca.

Informaba el cónsul de España en Gibraltar González de Rivas que el 8 de Julio de 1824 fue apresado el bergantín mercante español "La Unión" por una Goleta colombiana de 5 cañones y con 80 hombre de tripulación, le quitaron los cables al barco español, las velas y todos lo útiles posibles, después quemaron el buque de España. Volviendo de La Habana dos fragatas de España, La San Fernando y la Vigarrena , el 13 de Julio de 1824 establecieron combate con el buque colombiano, le dieron dos disparos en el costado y le destrozaron gran parte de la maniobra, pero favorecido por los vientos el buque colombiano pudo huir (carta de González de Rivas, desde Gibraltar a la Corte, del 19-Julio-1824, legajo Estado 8301, AHN).

El Gobernador de Gibraltar niega la entrada en tal plaza de las dos fragatas españolas, que precisaban reparaciones después del combate sostenido en aguas de Cádiz, fueron expulsados los barcos españoles con vientos contrarios, escasos de víveres y no les permiten cargar agua, pero permitía la estancia en Gibraltar del navío extranjero San Juan que por enfermedad habían muerto 17 de sus tripulantes. Los barcos españoles han de dirigirse a Mahon ( carta del cónsul Rivas del 26 de Julio de 1824). Inglaterra no actuaba como potencia amiga de España, reconoce y favorece a Méjico, Buenos Aires, Colombía… permitía la entrada de liberales en Inglaterra y Gibraltar, además de alianzas del Gobierno liberal de Espoz y Mina con los cónsules de los países suramericanos en Guerra con España. Deseaba la caída del potencial español, de la perdida de las américas españolas y así beneficiarse en su comercio.

El General en el Campo de Gibraltar José O'Donell, intentaban combatir y evitar revoluciones en la Serranía de Ronda y desembarcos en costas españolas… las noticias corrían fácilmente , la juventud e impulso de los comuneros, los jóvenes que se alistaban y comentaban con familia o queridas sus planes, además de la falta de entendimiento con los masones , con diferencias, como la de Septien al hacer llegar desde Tánger a Francisco Valdés, desear éste el mando expedicionario que lo mantenía Iglesias y dividir en dos fuerzas a los liberales, como la traición del francés Housson de Tours, que no consiguiendo el mando de las fuerzas ni con los Comuneros, ni tampoco con los masones, pasa a Algeciras y cuenta al General José O'Donell los preparativos de desembarcos que se tramaban en Gibraltar, algunos sin conocimiento de Mina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios