Tribunales

Condenado por echar lejía en el agua a un compañero de celda y quemar a otro

  • La juez le ha impuesto penas que suman cuatro años de prisión al acusado, que durante meses atemorizó a los otros internos

Ciudad de la Justicia de Almería. Ciudad de la Justicia de Almería.

Ciudad de la Justicia de Almería.

Una juez de Almería ha condenado a cuatro años de prisión a un presidiario que amenazó y atemorizó durante meses a sus compañeros de celda, llegando a intentar asfixiar a uno de ellos con una almohada y a quemarlo con un cigarrillo.

La sentencia declara probado que el acusado se encontraba interno en el Centro Penitenciario El Acebuche de Almería cumpliendo una pena de prisión, así como que compartía celda en el módulo de enfermería con otros dos presos.

“Desde el momento de su ingreso” en la cárcel, el condenado comenzó a intimidar “continuamente” a sus compañeros, de forma que entre junio y agosto de 2017 le dijo en varias ocasiones a uno de ellos que lo iba a “matar a él y a su mujer, teniéndolo atemorizado”.

Llegó incluso a echarle lejía en las gotas para los ojos y en la botella de agua de este interno. Afortunadamente, aunque “sufrió en los ojos una reacción” que le hizo suspender la administración inmediata de estas gotas, la víctima no llegó a sufrir lesiones por esta causa.

Asimismo, el fallo incide en que el otro preso también ha estado “atemorizado” porque el acusado le dijo que lo “iba a matar”.

Finalmente, el condenado intentó “ahogarlo con una almohada” y a lo quemó con un cigarrillo mientras dormía, ocasionándole quemaduras de primer y segundo grado en el tórax y el abdomen, además de quemaduras químicas en los pies y una pierna.

Por estos hechos ha sido condenado a sendas penas de dos años de prisión por dos delitos continuados de amenazas, por el que también se le imponen órdenes alejamiento de 150 metros respecto a las víctimas durante cinco años.

También le ha sido impuesta una multa de un mes, a razón de seis euros al día, por un delito de lesiones, por el que también se le prohíbe aproximarse a menos de 150 metros de una de las víctimas durante seis meses.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios