Almería

Condenados a dos años de prisión por robar a un repartidor de pizzas en un ascensor

  • Los hechos ocurrieron el pasado 14 de enero en Roquetas de Mar

  • Le quitaron el teléfono valorado en unos 230 euros así como cerca de 100 euros de la recaudación

Condenados a dos años de prisión por robar a un repartidor de pizzas en un ascensor Condenados a dos años de prisión por robar a un repartidor de pizzas en un ascensor

Condenados a dos años de prisión por robar a un repartidor de pizzas en un ascensor / María Clauss

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a dos años de prisión a dos hombres acusados de haber abordado a un repartidor de pizzas, introducirlo en el interior de un ascensor y, una vez dentro, arrebatarle el teléfono móvil así como el dinero que portaba.

El fallo, consultado por Europa Press y dictado con la conformidad de las partes, indica que los hechos tuvieron lugar el pasado 14 de enero en Roquetas de Mar, cuando el repartido se dirigía a una vivienda y fue sorprendido por los acusados, quienes con "ánimo de ilícito enriquecimiento" lo "retuvieron por la fuerza".

Así, mientras que uno de ellos lo sujetaba y le gritaba al otro "pínchale", le quitaron el teléfono valorado en unos 230 euros así como cerca de 100 euros de la recaudación. Horas más tarde, en la misma noche, los acusados fueron localizados por la Guardia Civil cuando se desplazaban en el interior de un vehículo.

Así, tras darles el alto, uno de los dos acusados inició la huida a pie mientras que era perseguido por un agente de la Guardia Civil, al que dio un "fuerte empujón" mientras que otro de los agentes, tras retenerlo por "escasos minutos", recibió un puñetazo en el brazo del acusado. Fue un tercer guardia civil quien logró interceptarlo, si bien el arrestado trató de evitarlo "dando manotazos y patadas al aire".

En el momento del cacheo, al acusado se le intervino el teléfono móvil de la víctima, quien sufrió policontusiones, dolor costal derecho e hiperemia a nivel lumbar. El terminal móvil fue recuperado en perfecto estado por su legitimo propietario, pero no el dinero.

Además de las penas de prisión, la juez impone a los acusados una multa de dos meses a razón de cuatro euros diarios y la prohibición de acercarse a menos de 200 metros o comunicarse con la víctima por término de tres años y seis meses. Asimismo, al acusado que se resistió ante los agentes, le impone una pena adición de diez meses de multa a razón de cuatro euros diarios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios