Almería

Conservas con productos exclusivos de las huertas del campo nijareño

  • Carmen y Yolanda han montado su fábrica de conservas y para ello han aprovechado el entorno que las rodea, el Cortijo Huerta Grande

Carmen y Yolanda ante el fuego de leña donde hacen sus corservas. Carmen y Yolanda ante el fuego de leña donde hacen sus corservas.

Carmen y Yolanda ante el fuego de leña donde hacen sus corservas.

Nunca se sabe lo que depara el futuro. Las circunstancias de la vida llevan a tomar caminos que a veces no se piensa que se fueran a tomar. Pero hay que adoptar decisiones y afrontar nuevos retos que abren nuevas etapas como la que han iniciado Carmen Carmona y Yolanda del Caño, dos emprendedoras que acaban de abrir una pequeña fábrica dedicada a la elaboración de mermeladas y conservas en la pedanía nijareña de Fernán Pérz, en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata.

Ambas eran administrativas y ahora empresarias. Carmen explica que "con la llegada de la crisis nos quedamos en el paro y las nulas expectativas laborales nos llevaron a intentar hacer de una afición un oficio, ya que nos gustaba la cocina".

La idea inicial ha surtido efecto y de sus inicios vendiendo en mercados artesanos han podido ampliar mercado, regularizar su situación tras mucho papeleo y crear su empresa desde la que endulzan la vida o le ponen un toque de sal de todos aquellos que han tenido la oportunidad de saborear sus mermeladas o conservas naturales.

El primer producto que elaboraron fue su mermelada de aceituna que fue dando paso a otros artículos como el que ellas consideran su producto estrella, el Mojo, "no sólo por sus ventas, sino además por su receta que es una receta de nuestra familia, una forma personal de entender el Mojo picante Canario", explica Carmen Carmona.

Esta pequeña empresa bajo el mando de estas dos mujeres trabaja con materia prima que se cosecha en la finca familiar y también se surte de productos de otros agricultores de la zona del Parque Natural Cabo de Gata-Nijar.

Todo el proceso es artesanal y en cada artículo que elabora ponen mucho cariño. De heho, Yolanda del Caño indica: "Todas las conservas se elaboran al fuego de leña con materia prima del campo de Níjar y producto de temporada, en el caso de las mermeladas con azúcar puro de caña y en el de las salsas, aceite de oliva puro de la finca Huerta Grande de Fernán Pérez".

Poco a poco, con esfuerzo e ilusión, estas dos emprendedoras van abriéndose camino en el mercado. Las ventas, aunque lentas como ellas dicen van mejorando día a día. Sus mermeladas y conservas ya se pueden encontrar en diversos establecimientos de la provincia. En el Parque de Cabo de Gata se comercializan en La Despensa de Rodalquilar, la Abacería de San Jose, el Bar la Plaza Fernán Pérez o en el Hotel Naturaleza.

En Almería se encuentran en las estanterías de tiendas como La Dehesa Gastronómica, La Alacena Castellana, La frutería Grosella & Menta, Carnicería Eusebio, Carnicería Divina Pastora, Herbolario Sabor a Vida, La tiendecilla y Pastelería Capri. También en Aguadulce se venden en la Carnicería Ángel.

Ahora han decidido dar el salto y salir fuera de Almería y ya han comenzado a mantener conversaciones para vender en ciudadades como Toledo o Valladolid. "Estamos intentando crecer y vender fuera de Almería. La meta es seguir creciendo y que llegue el día en que podamos vivir de esto", declara Carmen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios