Los Coloraos

Cuevas y los ataques liberales

  • Existía una misiva enviada a la Junta liberal de Granada en la que se afirmaba que en aquella fecha había una fuerza de 25 jinetes y 300 infantes al mando de Merconchini en Portilla

Vista de la localidad de Cuevas del Almanzora. Vista de la localidad de Cuevas del Almanzora.

Vista de la localidad de Cuevas del Almanzora.

Cuevas del Almanzora vive intensamente las diferencias entre liberales y absolutistas, los primeros habían perdido el poder con la caída del Régimen constitucional en 1823 con la invasión de los realistas Cien Mil Hijos de San Luis, por lo cual serviles o absolutistas les persiguieron, teniendo que marchar hacia tierras de montes o emprender la huida por el mar los liberales; desde las sierras almerienses, donde se ocultaban, atacaban a los fernandinos, además de apoyar los diferentes asaltos a las costas almerienses cometidos por los liberales, que con diferentes expediciones, planificadas y organizadas en Gibraltar, llegaban a desembarcar en las tierras cercanas a Almería.

Así, cuando la expedición de los Coloraos y por aquellas fechas, en el Valle del Almanzora, en el pueblo de Macael, consigue entrar una partida revolucionaria que ataca la casa del cura del lugar, destroza las lápidas realistas, además de colgar carteles liberales. Por aquellas fechas además de en Macael, los pueblos de Olula del Río y Fines fueron ocupados por partidarios del liberalismo (Archivo del Ministerio de Justicia, legajo 66). Además de verse ante Carboneras rebeldes liberales, de los que habían fracasado ante Almería. Ante el peligro que suponía que Cuevas se viese rodeada por enemigos liberales, personas que durante largo tiempo habían humillado y robado a los vecinos honrados de Cuevas, deberían vigilar atentamente para evitar sus males.

Acordó el Ayuntamiento de Cuevas rehabilitar las puertas de la población, se debían cerrar los postigos, aunque suponía molestia para determinados vecinos. En Septiembre de 1824 se vieron en las cercanías de la costa sospechosas embarcaciones, en las navegaban exaltados revolucionarios que en ciertas ocasiones pusieron pie en tierra (Enrique Bolea Cintas publicó dos artículos de Crónicas Cuevenses, de fecha 11 y 28 de mayo de 2016, en las que recoge la situación de Cuevas del Almanzora ante los ataques liberales). Cuevas ante ello, en fechas finales de septiembre de 1824, cerró sus Portillos y colocó Puertas Fuertes en las entradas principales de la población.

En septiembre de 1823 el Coronel liberal Antonio Merconchini estuvo en las cercanías de Cuevas, a unos dos kilómetros de la ciudad, e incluso realizó un ataque sobre Cuevas. Sabemos que Merconchini, junto a Pablo iglesias, en junio de 1823, se había dirigido a Málaga para resistir con los liberales, posteriormente se dirigen hacia Cartagena, julio y Agosto de 1823, existiendo declaraciones de que Merconchini en Julio y Agosto de 1823 estuvo en las Alpujarras cometiendo numerosos abusos, pasaron por Laujar, Fondón y Ohanes, donde con la cooperación de algunos paisanos salvajes saquearon las casas de las personas principales, además de atacar al cura, pusieron multas por unos 20.000 reales, para posteriormente proseguir hacia Cartagena y unirse a Torrijos en su resistencia contra el absolutismo (Valeriano Sánchez Ramos. “Las Memorias de un Alpujarreño. Don Manuel del Moral Villalobos”. Arráez Editores. Almería. 1999).

Merconchini había logrado el grado de Coronel durante la Guerra de la Independencia, durante el Trienio Liberal fue Jefe Político de Toledo, destacando por su celo constitucionalista, hasta el punto de llegar a ordenar que los Alcaldes de los diferentes pueblos repasasen con lupa los sermones que los sacerdotes daban en los pulpitos… la medida sería excesiva, creo que sus conocimientos de teología serían limitados, aunque sí que podrían denunciar los que se inclinaban por el absolutismo, pues llegaba a prometer recompensas a quienes denunciasen el no cumplimiento de las ordenanzas liberales (Antonio Guillén Gómez. “La expedición revolucionaria de Agosto de 1824 contra las costas de Almería”. IEA, 2008).

Las costas almerienses eran recorridas por buques americanos insurrectos

Sobre el ataque a Cuevas del 14 de septiembre de 1823 existía una misiva enviada por Diego Soler Márquez a la Junta liberal de Granada, se afirmaba que en aquella fecha una fuerza de 25 jinetes y 300 infantes al mando de Merconchini acampó en Portilla, pronto se ordenó el ataque a la población de Cuevas, se realizó con rapidez, se apoderaron de bocacalles de la población, llevaron a vecinos al Campamento liberal, apresaron a importantes absolutistas, además de penetrar en diferente Iglesias apresando a clérigos, ya que el clero cuevano había sido partidario del absolutismo y organizó algaradas contra los liberales durante el trienio.

En agosto de 1822 fueron expulsados de Cuevas diferentes presbíteros, frailes y el antiguo vicario José de Castro por los liberales, ya que los expulsados no respetaban la Constitución, con las cuales expulsiones disminuían el poder de los absolutistas. Los liberales saquearon en septiembre de 1823 la casa del Alcalde Mayor José de Vicente y Castro, además asaltaron la casa del realista Capitán Retirado Pedro Flores Soler, que ya anteriormente, en 1822, sufrió destierro por los liberales.

Se llevaron prisionero a Cartagena al Alcalde Mayor y a un Alcalde ordinario, pidiendo los de Merconchini un rescate de 4000 reales, después de abofetear y maltratar a ambos; no pudieron los de Cuevas reunir tal cantidad, posteriormente enviaron a un cochero con el dinero para liberar a los prisioneros, pero no soltaron a los presos, se quedaron con ellos y el dinero, apresaron al cochero, le dieron un fusil y le hicieron unirse a los liberales (seguimos los relatos ya mencionados realizados por Enrique Fernández Bolea).

Cuevas del Almanzora. Cuevas del Almanzora.

Cuevas del Almanzora.

En fechas de comienzos de noviembre de 1824, tres meses después del ataque liberal de los Coloraos sobre Almería, Merconchine desembarca sobre las costas de Vera, tuvieron que intervenir soldados del destacamento de Vera, que frenaron el ataque liberal de los que gritaban ¡Muera el Rey y Viva Riego!, los partidarios dela Constitución. Los liberales fueron obligados a reembarcar, pero contaron con ayuda de numerosos vecinos de Cuevas, ya que en 1827 el Alcalde Mayor de Cuevas manifestaba al Consejo de Castilla encontrarse saturado por el trabajo por las causas contra los liberales, muchas de ellas por encontrarse relacionadas con la venida de los revolucionarios de Marconchini a las costas de Vera (carta del Capitán General de Granada, Quesada, al Ministro al Guerra, 7-12-1824, en ésta solicitaba reforzar las costas del Levante del Reino de Granada, en A. H. N. legajo 2962-1 y carta del Alcalde Mayor de Cuevas, A. H. N. Consejos, legajo 3763-28).

Coincidiendo con estas fechas, verano y otoño de 1824 y confirmando lo que las autoridades municipales de Cuevas decían en septiembre de 1824, las costas del Levante almeriense eran recorridas por buques insurrectos americanos, así una goleta colombiana, (según informaba el 19-7-1824, el cónsul español González de Rivas, A. H. N. Estado. Legajo 8301), apresó, robó y quemó al buque español “La Unión”, después esta barco escapó huyendo de dos buques españoles.

El 7-10-1824 la fragata insurgente “Buenos Aires” se encontraba en Gibraltar, contrariando los acuerdos de amistad de España e Inglaterra. El bergantín español “Escupefuegos” fue tomado por un buque corsario de Colombia. El 11 de octubre de 1824 un bergantín colombiano en Cabo San Vicente ataca a naves españolas (se encuentra documentado en A. H. Nacional. Estado. Legajo 8301). Núñez Arenas, Ministro de la Península, por los liberales, en Gibraltar, potenciaba estas acciones insurgentes contra naves y comercio de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios