Ley de Dependencia

1.595 personas fallecen en la provincia a la espera de recibir la Dependencia

  • El 1 de abril la Consejería de Igualdad de la Junta ponía en marcha el Plan de Choque para acabar con la espera, de cerca de 8.000 almerienses que aguardan para poder recibir la prestación correspondiente

1.595 personas fallecen en la provincia a la espera de recibir la Dependencia 1.595 personas fallecen en la provincia a la espera de recibir la Dependencia

1.595 personas fallecen en la provincia a la espera de recibir la Dependencia / Redacción (ALMERÍA)

Un total de 1.595 personas han fallecido en los últimos tres años en la provincia de Almería mientras esperaban, ya fuera de plazo, la tramitación de su grado o la resolución de su Programa Individual de Atención (PIA). El pasado 1 de abril la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ponía en marcha las medidas de un Plan de Choque elaborado para acelerar la elaboración del PIA de cada persona solicitante del servicio de Dependencia.

Y es que en total, según el informe presentado por la Consejería de Igualdad al Consejo de Gobierno, son un total de 7.597 las personas en la provincia almeriense que aún no pueden disfrutar de algún recurso del catálogo de la Ley de Dependencia (prestación económica, atención residencial, centro de día, ayuda a domicilio, teleasistencia, etcétera).

En la actualidad en Almería hay 1.400 personas pendientes de resolución de grado y 6.197 personas pendientes de que se les realice su PIA

En la actualidad en Almería hay 18.865 personas beneficiarias de la Dependencia, y han aflorado 1.400 personas pendientes de resolución de grado y 6.197 personas pendientes de que se les realice su Plan Individual de Atención (PIA), para poder disfrutar de algún recurso del catálogo de la Ley de Dependencia que incluye prestación económica, atención residencial o ayuda a domicilio, entre otros servicios.

El plan de choque de Igualdad, que cuenta con una inversión de 77 millones de euros, tiene como objetivo simplificar los trámites, agilizar la lista de espera y garantizar el cumplimiento de los plazos de concesión de las prestaciones y servicios. Se prevé aunar en un único procedimiento los trámites para el reconocimiento de la situación y para la concesión de las ayudas, que actualmente se gestionaban por separado y por fases.

La Consejera de Igualdad de la Junta La Consejera de Igualdad de la Junta

La Consejera de Igualdad de la Junta / Redacción (ALMERÍA)

Entre la batería de medidas que se llevarán a cabo están potenciar la digitalización para avanzar hacia el procedimiento electrónico; facilitar la interoperabilidad con otros sistemas que tengan relación con la dependencia; revisar los criterios de gestión y los protocolos de actuación, y mejorar la coordinación entre el sistema social y sanitario.

Con respecto a la digitalización en el ámbito de la dependencia y los servicios sociales, una de las medidas destacadas será la implantación de un Sistema de Información Integral de Gestión de la Dependencia que permita agilizar el procedimiento. Así, tanto las administraciones como las entidades prestadoras de servicios podrán acceder a la misma base de datos en tiempo real y colaborar entre sí.

Las personas en situación de dependencia son aquellas que, de forma permanente y por motivos de edad, enfermedad o discapacidad, precisan de la atención de otra persona para el desarrollo de actividades de la vida diaria como el cuidado personal, las tareas domésticas o la movilidad.

Una vez que la persona dependiente adquiere el reconocimiento de su condición y el grado de dependencia, recibirá en su domicilio la visita de un trabajador social para conocer su situación sociofamiliar y estudiar el recurso más idóneo para cubrir sus necesidades de atención.

18.865 almerienses dependientes

Un total de 18.865 personas son reconocidas como dependientes en la provincia de Almería actualmente. Según los datos facilitados por la Junta de Andalucía a este periódico, el 63,66% son mujeres y el 36,34% hombres, que suman un total de 24.152 prestaciones.

Entre las principales está el Servicio de Ayuda a Domicilio que perciben 7.173 personas, seguido de la Teleasistencia (6.466); Prestaciones Económicas por el Cuidado del Entorno Familiar (6.382); Atención Residencial (2.445), y Centros de Día (1.267).

Aunque el número de personas en situación de dependencia ha aumentado con respecto al año anterior en 1.276 más, el atasco en el reconocimiento de las ayudas es todavía evidente. De los 287.170 dependientes andaluces con derecho a prestación, casi 76.000 seguían a la espera de recibirla a fecha del pasado 30 de noviembre, según datos del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD) del Ministerio de Sanidad.

Todavía no perciben las ayudas uno de cada cuatro dependientes reconocidos en Andalucía –concretamente, el 26,4%

Esta cifra supone que todavía no perciben las ayudas uno de cada cuatro dependientes reconocidos en Andalucía –concretamente, el 26,4%, siete puntos por encima de la media nacional– . Sólo Cataluña, Canarias y la Rioja arrojan un resultado más negativo que el andaluz, en el caso de las dos primeras por encima del 30%.

Sin embargo, la mejora es evidente respecto a 2016, ejercicio en el que el número de beneficiarios reconocidos a la espera de prestación rebasó la cota de los 100.000, más de 50% del total, coincidiendo con el final del ciclo de restricciones presupuestarias ocasionado por la gran recesión. Esta cifra casi duplicaba a la registrada en 2014.

Personas dependientes Personas dependientes

Personas dependientes / Redacción (ALMERÍA)

En 2017 comenzó a declinar, con un descenso del 11% al cierre del ejercicio, y en 2018 se ha acentuado la tendencia a la baja. A falta de los datos del mes de diciembre, se ha reducido en un 17% el llamado “limbo de la dependencia”, expresión que usa el Observatorio de la Dependencia que elabora la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales para definir a los dependientes con derecho a prestación que aún no la reciben.

La mayoría de los casos pendientes –49.999– corresponden a beneficiarios de Grado I, que presentan un grado moderado de dependencia.

El atasco afecta en Andalucía a casi al 60% de estos dependientes, casi el doble de la media nacional, y es el peor dato de toda España

El atasco afecta en Andalucía a casi al 60% de estos dependientes, casi el doble de la media nacional, y es el peor dato de toda España. Esta situación, que contrasta con el 1,5% a la espera en Grado I en Castilla y León, se arrastra desde hace años, aunque ha mejorado respecto al 67% en espera que se registraba al cierre de 2018. Precisamente, el Defensor del Pueblo Andaluz abrió en 2016 una actuación de oficio a raíz de las quejas recibidas por afectados del retraso de las ayudas por una dependencia moderada.

El tapón se alivia en el caso de los Grados II y III, que tienen reconocida una dependencia severa o gran dependencia. Sólo el 12% de los beneficiarios encuadrados en estos dos grados –15.935 sobre un total de 177.731– no reciben aún su prestación, un punto por encima de la media española. Canarias, Cataluña, La Rioja y Cantabria presentan peores resultados que Andalucía.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 (PGE) reserva 2.232 millones de euros al Programa de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, lo que supone un incremento del 59,3% respecto a 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios