Almería

Díaz reconoce la dificultad pero tiene esperanza en una salida a la fábrica

  • La presidenta de la Junta de Andalucía insiste en los dos meses de negociación que hay por delante

  • Los trabajadores recuerdan que el ERE no ha sido retirado, sino aplazado

Comentarios 4

"Seguimos en la lucha porque el expediente (ERE) no se ha retirado, sino que se ha trasladado en el tiempo al 31 de diciembre. En estos 45 días todos tenemos que poner medidas para que lo elimine". Así lo manifestaba ayer Antonio Orta, presidente del comité de empresa de Cemex en Gádor, tras la reunión mantenida con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en Almería, para analizar la situación actual de la planta desde que el 16 de octubre se anunciase su cese de actividad.

Después de que este pasado martes la compañía parase -de manera temporal- el ERE (expediente de regulación de empleo) planteado y el miércoles se constituyera una mesa de trabajo en el Ministerio de Industria con representantes del mismo, de Cemex, de las administraciones andaluza y balear y de los sindicatos CCOO y UGT, Díaz señalaba que hay dos meses por delante para llevar a cabo la negociación, "creo que por primera vez en todo este tiempo se abre un horizonte de una posible salida que vamos a explorar".

La fábrica sigue siendo rentable y no vemos razonable que sigan planteando el ERE"Antonio OrtaPte. Comité de EmpresaUtilizan una reforma laboral que les permite, a pesar de ser rentables, proponer un ERE"Susana DíazPta. Junta de Andalucía

La presidenta reconocía que la situación es difícil, "pero tanto el comité de empresa como el Gobierno de Andalucía, el de España y los sindicatos vamos de la mano porque además tenemos razón: estamos hablando de una planta que es competitiva, productiva, de las mejores que tiene el grupo en todos los países y simplemente están utilizando una reforma laboral que les permite, a pesar de ser rentables, poder poner un ERE sobre la mesa". En la misma línea hablaba Orta: "Nuestro objetivo sigue siendo el mismo que el primer día, que la fábrica de Gádor no cierre, sigue siendo rentable y no vemos razonable que sigan en sus trece y sigan planteando el ERE".

Susana Díaz lamentaba que este ERE supondría no solo la destrucción del trabajo de la fábrica, sino que afectaría también al de las empresas auxiliares y repercutiría en "una comarca que tiene una dependencia importante de ese recurso natural".

Finalmente, la presidenta recordaba que desde la Junta de Andalucía se están ofreciendo alternativas, sobre todo para hacer más eficiente esa planta en materia energética y de valorización. De este modo, el martes el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez, detallaba que las medidas propuestas se basan en reducir dos tercios de los costes energéticos, la valorización de los residuos de la agricultura e incentivos que se han puesto encima de la mesa por parte de la Consejería de Empleo. Según un comunicado de la Junta, a la multinacional se le han ofrecido instrumentos como los que cuenta la Agencia Andaluza de la Energía que tiene abiertas distintas líneas para fomentar el ahorro energético, que podrían respaldar tanto la rebaja de la factura energética que soporta la factoría como la puesta en marcha de proyectos centrados en el consumo de energías alternativas como la biomasa. En la misma línea, la Agencia IDEA tiene abiertas líneas de incentivos de apoyo a las empresas que priorizan al sector industrial y el mantenimiento del empleo, así como ayudas específicas a las que podría acogerse la empresa si decidiese acometer un proyecto de viabilidad ligado a la I+D.

Aún así, al menos hasta el día antes de sentarse en la mesa de trabajo, Cemex, si bien la aplazaba, mantenía su iniciativa de cesar la actividad en las fábricas tanto de Gádor como de Lloseta (Mallorca). De hecho en su comunicado oficial del martes apuntaba que el hecho de participar en dicha mesa de trabajo es "para contribuir a la búsqueda de nuevos proyectos industriales, que permitan paliar los efectos de la paralización anunciada". Además, la compañía insistía: " Cemex continuará con el proceso de reestructuración, iniciado el pasado mes de octubre, a partir de la indicada conclusión de los trabajos de la mesa".

El "espacio de diálogo", como la multinacional ha denominado a la mesa, se celebrará semanalmente hasta final de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios