Almería

Esconden décimos de El Gordo bajo el mar de Almería y, de nuevo, en las calles

  • "Continúa la locura" del lotero de la Administración La Trece: 10 décimos en las aguas de El Palmer y 20 en el barrio Mediterráneo Oliveros. 

El lotero de La 13 y compañeros buscan las localizaciones donde esconder los décimos bajo el mar

Eso de que la suerte hay que buscarla se convierte la semana que viene en una realidad, pues la “locura continúa” para el lotero almeriense de la Administración La 13, en Artes de Arcos. Este año su iniciativa de ocultar boletos canjeables por décimos de El Gordo de Navidad se extiende más allá de las calles del barrio de Oliveros para adentrarse en el fondo de mar. Jesús Ibáñez y sus cómplices buzos se van a sumergir en las aguas de El Palmer, donde esconderán esa posible fortuna, pendiente de las vueltas del bombo del gran sorteo del 22 de diciembre.

La suerte, dice Jesús Ibánez, puede estar escondida en cualquier sitio. En 2019 este lotero sorprendía ocultando sobres con boletos canjeables por décimos en las calles del barrio de Oliveros, una iniciativa para la dinamización del comercio de esta zona de la capital almeriense que ha venido repitiendo cada año. Pero en esta ocasión “además de esconderlos por el barrio, voy a ocultarlos en el agua para que lo busquen buzos federados”, explica el lotero de La Trece, que ya en las Navidades pasadas repartía 40.000 euros de un cuarto premio. Ibánez se ha sumergido ya en el circuito de buceo que existe en el Palmer en busca de localizaciones. Va ocultar 10 décimos en diferentes ubicaciones que existen allí, “una moto hundida, un buda, la Virgen del Mar, un barco hundido, un león…” para que el próximo día 5, en una sola jornada, comience esta peculiar búsqueda de El Gordo a lo Bob Esponja.

Esta iniciativa está dirigida a buzos federados –imposible a pulmón–, si bien el lotero no prescinde, como antes era apuntado, de repartir suerte entre los vecinos de Almería y colaborar, además, con una buena causa, pues uno de los décimos será donado a la asociación A toda Vela. Del 11 al 15 de diciembre, esconderá cuatro décimos diarios en el barrio Mediterráneo Oliveros.

En esos días volverán a repetirse las escenas de niños y adultos, agachándose, mirando en papeleras y en jardines, desde primeras horas de la mañana. Una propuesta de juego que puede resultar premiada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios