accidente nuclear

Europa no tiene depósitos para 'enterrar' la tierra contaminada de Palomares

Yucca Mountain, cementerio de Nevada, en Estados Unidos, al que debió viajar la tierra contaminada de Palomares tras el acuerdo verbal alcanzado con John Kerry.

Yucca Mountain, cementerio de Nevada, en Estados Unidos, al que debió viajar la tierra contaminada de Palomares tras el acuerdo verbal alcanzado con John Kerry.

Seis décadas y ni solución ni visos de que la haya. La arena contaminada del núcleo de Palomares sigue donde quedó tras el accidente nuclear. Y es que España depende absolutamente del Estados Unidos para que la limpieza se ejecute. Es así por muchos motivos; la ayuda económica del país norteamericano es fundamental, pero hay otra cuestión incluso más relevante: Europa no cuenta, en la actualidad, con ningún tipo de depósito capaz de albergar tierra radiactiva como la de Palomares.

Es cierto Finlandia desarrolla el primer cementerio para residuos nucleares de gran actividad y Suecia tiene pensando seguir sus pasos, pero, hasta el momento, estos no contemplan la llegada contaminada de arena de otros países, aparte, porque habría que darle un tratamiento especial y esto supondría unos costes que alguien debería asumir. Y es que, en principio, este comentario solo estaría destinado a guardar el combustible gastado de las centrales nucleares finlandesas. Igual sucedería con el instalado en El Cabril (Córdoba). Aunque el debate de este cementerio ya tocó a su fin a pesar del interés del Gobierno en seguir ampliándolo.

Por lo tanto, y puesto que Estados Unidos tiene buena parte de responsabilidad, sigue siendo el país marcado en rojo para llevarse la tierra. En principio, y según se acordó verbalmente con John Kerry, la arena se transportaría hasta el almacén nuclear de Nevada. Pero solo fueron palabras y Kerry ya es historia. Y mientras tanto, España a lo suyo.

Dos de las bombas caídas en Palomares, expuestas en Albuquerque. Dos de las bombas caídas en Palomares, expuestas en Albuquerque.

Dos de las bombas caídas en Palomares, expuestas en Albuquerque.

El responsable de Presidencia del Gobierno central, Félix Bolaños, visitó Cuevas del Almanzora el pasado mes de agosto. como es lógico, se pronunció sobre el asunto ante el alcalde de la localidad, Antonio Fernández. A este le transmitió que “el Gobierno está poniendo fin a la maraña jurídica sobre la titularidad de los terrenos”, argumentando que “se han expropiado ya todos los terrenos para conseguir que se puedan adoptar decisiones sobre ellos de inmediato. También se está trabajando en el ámbito diplomático y económico para dar una solución lo antes posible”.

Aún así, es difícil creerse alguna promesa al respecto. “Lo único que hizo el ministro fue dar largas. No tienen la más mínima intención de limpiar”, dice José Ignacio Domínguez, coordinador de Ecologistas en Acción en Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios