Educación y coronavirus

FAAM convierte las aulas de sus escuelas infantiles en burbujas inaccesibles a la COVID-19

  • Los centros abren sus puertas con un estricto protocolo anticovid

FAAM convierte las aulas de sus escuelas infantiles en burbujas inaccesibles a la COVID-19 FAAM convierte las aulas de sus escuelas infantiles en burbujas inaccesibles a la COVID-19

FAAM convierte las aulas de sus escuelas infantiles en burbujas inaccesibles a la COVID-19

Las escuelas infantiles que gestiona la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM) en Antas (Escuela Infantil La Pernera); Cuevas del Almanzora ( Escuela Infantil Luis Siret) y Palomares (Escuela Infantil de Palomares), centros de titularidad municipal y adheridos a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, han abierto sus puertas con un estricto protocolo que convierte las aulas en burbujas inaccesibles a la COVID-19.

Toma de temperatura a la entrada de los centros; alfombrilla de limpieza y de secado; espray desinfectante; gel hidroalcohólico; entrada restringida a las familias; entradas y salidas escalonadas; ampliación de accesos; maestros con mascarillas… Medidas indicadas en la Guía elaborada de forma conjuntas por las consejerías de Salud y Familias y Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, que tienen como finalidad impedir el acceso del virus a las aulas.

La coordinadora de centros de FAAM, María del Mar Soriano, ha destacado la creación de grupos de convivencia escolar, formada por un conjunto de alumnos que no se mezclan con otros grupos pudiendo socializar y jugar entre sí los niños que se integran a cada uno de ellos, sin tener que garantizar ninguna distancia de seguridad ni usar mascarilla. A cada grupo de convivencia escolar se le asigna tiempo para salir al patio y jugar al aire libre, impidiendo que coincidan dos grupos de convivencia, salvo que los patios de recreo sean de uso individual. Los juguetes no se compartirán entre estos grupos, por lo que cada grupo dispondrá de juguetes que pueda sacar al patio.

Adaptación para evitar que el virus entre a las aulas

Soriano ha incidido en la adaptación que FAAM ha realizado en las escuelas infantiles a nivel de materiales, infraestructuras, Equipos de Protección Individual, formación de los profesionales, recursos humanos … “Se ha incrementado de forma exponencial la desinfección y limpieza y se ha aumentado el personal que resulta imprescindible para llevar a cabo todos los protocolos que se exigen para evitar en todo el momento que el virus pueda entrar por la puerta”.

FAAM cuenta con un total de 250 plazas distribuidas en los tres centros en los que la educación en valores está presente a lo largo de todo el proceso educativo e impregna el proyecto de trabajo que sus profesionales desarrollan. Fomentar las aptitudes y capacidades y autonomía de cada niño es uno de los objetivos, y para ello los menores reciben un trato individualizado con el que se fomenta su adecuado desarrollo desde el punto de vista cognitivo, psicomotriz y afectivo.

Los equipos de las escuelas infantiles de FAAM están integrados por profesionales pedagógicos especializados cuyo trabajo está basado en los principios de la estimulación temprana y el modelo de inteligencias múltiples para que los más pequeños den sus primeros pasos educativos. Trabajan con procesos certificados por los sistemas de calidad UNE EN ISO 9001 y de gestión ambiental UNE EN ISO 14001.

La metodología contempla el aprendizaje del inglés de manera divertida, porque es con el juego como más estimulados están y como mejor aprenden. Por otra parte a través del innovador sistema WAPPA BABIES, nuestra agenda electrónica, las familias saben en todo momento el estado de sus hijos. Los tres centros cuentan con los más altos estándares de calidad ya que son gestionados con el Sistema de Gestión de Calidad de acuerdo a la norma ISO 9001:2015, y la ISO 14001:2015 Gestión de Medio Ambiente en aras de mejorar nuestra práctica profesional diaria.

Cabe destacar que las escuelas infantiles Luis Siret y Palomares han sido reconocidos como centros Referentes en Educación en Derechos de Infancia y Ciudadanía Global por Unicef Comité Español. Un reconocimiento obtenido por la labor de estos centros y de las personas que hacen posible su día a día creando una distinción que los identifique como lo que son: un referente en la implementación de los derechos de la infancia en la vida escolar.

Estos reconocimientos se enmarcan dentro de la colaboración del Comité Español de Unicef con las Consejerías de Educación para impulsar la educación en derechos de infancia, tal y como marca la Convención sobre los Derechos del Niño. Unicef reconoce a más de un centenar de centros españoles como Centros Referentes en Educación en Derechos de Infancia y a un total de ocho en Andalucía, de los que dos son gestionados por FAAM.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios