Almería

FeSP-UGT se concentra en defensa de una educación especial de calidad

  • El sindicato denuncia que la Junta privatiza las plazas de los monitores que en muchos casos no cuentan con la titulación exigida

Concentración convocada por el sindicato UGT a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería. Concentración convocada por el sindicato UGT a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería.

Concentración convocada por el sindicato UGT a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería. / rafael gonzález

Comentarios 1

"Una educación de calidad para el alumnado con necesidades educativas especiales". Es la reivindicación realizada por FeSP-UGT Almería, en la concentración que ha tenido lugar a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería.

Tal y como ha apuntado la Técnico en Integración Social y delegada de UGT en la Delegación Territorial de Educación, Lourdes Hernández, "estamos reivindicado que las plazas de Técnico en Integración Social (antiguos Monitores de Educación Especial) sean públicas puesto que se están externalizando, y en muchos casos ejercen personas sin la cualificación necesaria para atender a alumnos con necesidades educativas especiales". "Un alumnado que debe de recibir una educación de calidad y de inclusión de la que tanto se habla y que muchas veces no se lleva a cabo por intentar de alguna manera recortar". "No estamos hablando de papeles, sino de personas que tienen unas necesidades muy definidas", ha señalado Hernández. "Es incomprensible que la Administración teniendo conocimiento de la demanda de estos profesionales, con anterioridad al comienzo del curso escolar, y existiendo una bolsa de trabajo de la Junta con personal cualificado de la categoría Técnico en Integración Social viendo la necesidad de cubrir tantos puestos de trabajo de este tipo, no opte por la provisión de estos a través de empleo público, como marca el convenio, incumpliendo así con el Acuerdo de 29 de marzo de 2007 en lo que se refiere a la promoción de Empleo Público, pues sólo de esta manera se podría garantizar la calidad de la enseñanza de este alumnado". Desde UGT han rechazado la oferta de empleo público 2018 por considerarla "ridículamente insuficiente" para erradicar la temporalidad de nuestros centros y exigimos una oferta con plazas suficientes, en la cual sólo han ofertado 10 plazas de esta categoría.

Por todo ello, desde FeSP UGT Almería han exigido a la Junta que estas plazas privatizadas reviertan en empleo público, respetando el proceso de igualdad de oportunidades, mérito y capacidad que exige el VI Convenio del Personal Laboral para que los profesionales de dicha categoría ejerzan sus funciones en centros educativos públicos. Sólo este año la necesidad de dichas plazas asciende a 900 en toda Andalucía que están privatizadas y en la provincia de Almería actualmente hay 97 puestos privatizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios