turre

Galasa recupera la gestión del agua más de veinte años después

  • El Ayuntamiento se compromete a pagar 650.000 euros de deuda y realizar obras en la red

El Ayuntamiento de Turre ha aprobado, en un Pleno extraordinario celebrado el pasado jueves, encomendar la gestión del agua del municipio a Galasa. Después de meses de negociaciones para reordenar el pago de la deuda que mantiene el Consistorio con la empresa, ambas partes han llegado a un entendimiento por el cuál la gestión del ciclo integral del agua deja de estar en manos municipales y vuelve a Galasa, más de 20 años después.

Para llegar a un acuerdo, Galasa exige el pago de una deuda de 839.182 euros hasta la fecha del 31 de diciembre de 2014. Este importe se debe como consecuencia de las relaciones de suministro de agua y depuración de agua residual urbana llevadas a cabo por la empresa pública en el municipio.

El alcalde turrero, Martín Morales, ha comentado a Diario de Almería que desde hace varios años el municipio no podía abastecerse del agua de pozos propios situados en Sierra Cabrera, por lo que Galasa ha estado suministrando agua de la desaladora, que actualmente cobraba al Consistorio a 0,70 euros/m3. Por este motivo, al mantener las mismas tarifas a sus vecinos que el resto de poblaciones del Levante, pero tener que gestionar el Ayuntamiento el servicio, se ha creado la deuda actual.

El gobierno municipal reconoce expresamente una deuda de 647.475 euros que Galasa ha aceptado cobrar de forma fraccionada y aplazada. Dicho pago se realizará mediante mensualidades de 6.000 euros, que se incrementarán al 3 por ciento anual hasta la liquidación total de la deuda. El pago se efectuará con cargo a las partidas e ingresos tributarios que recauda la Diputación Provincial para el Ayuntamiento de Turre.

Asimismo, el Consistorio se compromete a la ejecución de la inversión necesaria para la renovación de las redes de abastecimiento y alcantarillado de la calle Aire del municipio, que se realizará a través de los Planes Provinciales. También se realizaran otras pequeñas intervenciones en las calles Libertad y Palmeras. Además, se renovarán aproximadamente el 80% de los contadores, con un coste de 15.000 euros anuales, durante cinco años -75.000 euros en total-.

Con respecto al resto de la deuda restante que el municipio mantiene con la empresa pública, que puede rondar el medio millón de euros, el alcalde turrero ha manifestado que la considera "un agravio por autogestionar el agua". Según Morales, Galasa tiene pérdidas económicas en otros municipios, por mantener las mismas tarifas que en Turre, sin que eso repercuta en la creación de deuda para dichos Ayuntamientos.

La Encomienda de Gestión del agua a Galasa fue aprobada con los seis votos a favor de los concejales del Partido Socialista y de Somos Turre y cinco votos en contra del Partido Popular.

Dicho acuerdo entrará en vigor a partir de que el Pleno de Diputación, probablemente en sesión extraordinaria, lo apruebe. Martín Morales ha reconocido que lo deseable sería que se firmase con efecto retroactivo al 1 de febrero.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios