Almería

Goyo Jiménez provocó las carcajadas de 400 personas en La Chocita del Loro

  • El humorista deslumbra con su actuación en el hotel Playadulce y su nuevo espectáculo 'En verdad os digo' · El show, que comenzó pasadas las 22:30 horas, se prolongó hasta la 01:00 horas

Risas, risas y más risas. Ese fue el menú que casi 400 almerienses eligieron el pasado sábado por la noche en el hotel Playadulce. No es para menos, y es que visitaba Aguadulce Goyo Jiménez, uno de los mejores monologuistas del panorama nacional que dio un auténtico recital en las dos horas y media en las que estuvo encima del escenario de la sala La Chocita del Loro.

Con su espectáculo En verdad os digo, el humorista hizo disfrutar a todos los que abarrotaban el local con todo tipo de temas: desde física nuclear hasta política, pasando por la religión o, incluso, por las compañías de vuelo. El show, que comenzó un poco pasadas las 22:30 horas, se prolongó hasta la una de la madrugada, con un intermedio de unos veinte minutos para reponer fuerzas.

Las risas y los aplausos fueron una constante para un Goyo Jiménez que interactuó en todo momento con el público. La conexión fue inmediata gracias a las numerosas preguntas que el artista iba haciendo a quienes allí se congregaron.

Al finalizar, el cómico melillense no tuvo reparo en echarse fotos con todos sus fans, haciendo gala de su cercanía y grandeza fuera del escenario. Este bonito gesto puso el punto y final a una exitosa noche más en el hotel Playadulce, que la semana que viene volverá a recibir a Santi Rodríguez en una iniciativa, la de traer a los mejores humoristas del país, que sigue encandilando a todo el que decide acudir a pasar el sábado por la noche en el mejor ambiente.

Satisfecho por el trabajo bien hecho y después de casi cuarenta y cinco minutos atendiendo uno a uno a todos sus fans, Goyo Jiménez no tuvo ningún reparo en atender al Diario de Almería con la amabilidad y la sinceridad que le caracterizan.

El humorista definió a los asistentes: "Realmente el público es más homogéneo de lo que muchos pueden creer, ya que lo que hace reír a la gente de casi todos los lugares es el humor inteligente. Cuanto mejor sea el humor habrá más garantía de risa, y eso pasa tanto en Almería como en Bilbao. A mí lo que más me sorprende es la predisposición de todos a escuchar y participar. Durante mi espectáculo hay un humor muy absurdo y la gente entra al trapo".

Jiménez afirma que actualmente "hay demasiada risa tonta, de vídeos de gente que se cae, y esa sensación no es la misma que la que te deja el humor inteligente, cuando ves que te dan caña pero termina haciéndote gracia. Es muy saludable darnos collejas a nosotros mismos".

El cómico explica cómo se consigue el poder estar dos horas hablando en un escenario: "Trabajando mucho y renovándote continuamente. Éste es el trabajo que más me gusta, por encima del cine o de la televisión. Es un privilegio enorme que la gente te dé su tiempo y su dinero y te permita mostrarles tu creación. Creo que ha habido demasiada dejadez en el mundo de los monólogos, pero esto no es hacer risa y ya está, es una disciplina artística que requiere técnicas nuevas y renovarse cada cierto tiempo. Necesita mucho tiempo y trabajo, pero al final obtienes los frutos".

Jiménez asegura que los políticos españoles "tienen un problema muy serio con las risas. Cuando van bien las cosas se prestan a ir a programas de humor y dárselas de divertidos, pero cuando los critican lo llevan muy mal. Creo que los medios deberían darles un susto. Hemos permitido que el político se convierta en un profesional que cobra cuantiosísimas sumas de dinero por hacer un trabajo que es vocacional y que debería hacer por lo justo, porque se supone que están ahí para ayudar a la sociedad y no para convertirse en gestores profesionales que viven durante años de la política. Para eso que estudien unas oposiciones, pero que alguien entre en la política para hacer carrera se ha convertido en algo normal y me parece detestable".

El humorista señala que este tipo de espectáculos ayudan a llevar mejor los problemas: "Ya no tenemos ni esperanza. ¿Dónde está? ¿En qué partido? ¿En qué líder? ¿En qué ideología? Esta sociedad necesita una ilusión para soportar el mal trago que está pasando. El problema ya no es que te quiten, el problema es que te roben la esperanza, y eso es lo que han hecho. Da la sensación de que pueden hacer con nosotros lo que quieran". Goyo Jiménez se que da on Las Negras como sitio preferido de Almería: "Me encanta perderme por allí. Podéis convertir Almería en un paraíso de la naturaleza. Es una tierra que todavía no está destrozada, y la crisis en la construcción ha evitado que aquí ocurran los despropósitos que sí han acontecido en otros lugares".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios