Inmigración

Guardias y policías en pie de guerra por la “avalancha de pateras”

  • Sólo en la tarde de ayer fueron detenidos unos 20 inmigrantes tras llegar a Mojácar y Costacabana

Guardias y policías en pie de guerra por la “avalancha de pateras” Guardias y policías en pie de guerra por la “avalancha de pateras”

Guardias y policías en pie de guerra por la “avalancha de pateras” / Víctor Visiedo

Tres y cuarto de la tarde del viernes. Un testigo alerta al 112 de Andalucía de que una patera ha llegado a la playa de Costacabana, tras lo que sus ocupantes emprenden la huida ante la mirada de los bañistas, atravesando el paseo marítimo para introducirse por las calles del barrio. Poco antes de las cuatro y veinte, poco más de una hora después, 13 personas eran localizadas por la Policía Nacional, que los detuvo por su entrada irregular en el país, siendo conducidos al centro de acogida temporal de extranjeros (CATE) del Puerto de Almería.

Sobre las cinco y veinte de la tarde, una nueva patera tocaba tierra en Mojácar. En este caso, según han apuntado fuentes cercanas al caso, antes del cierre de la presente edición habían sido detenidos 7 de los 21 ocupantes de dicha infraembarcación, sin que por el momento hayan trascendido más datos sobre el resto.

Precisamente, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la asociación profesional de la Guardia Civil Jucil y el sindicato de Policía Nacional Jupol han reclamado la articulación de protocolos sanitarios para atender la “avalancha de pateras” que llega a las costas de Almería.

La AUGC ha reclamado que se implanten “medios técnicos y humanos para combatir la avalancha de pateras” y señala que ya ha remitido diferentes escritos a administraciones y al Defensor del Pueblo para denunciar la situación en la que se encuentran los guardias civiles que atienden la inmigración irregular.

Una ambulancia en la playa de Mojácar a la que llegó la patera. Una ambulancia en la playa de Mojácar a la que llegó la patera.

Una ambulancia en la playa de Mojácar a la que llegó la patera. / Víctor Visiedo (Almería)

“A ello se suma la falta de un protocolo sanitario específico para tratar e identificar a los inmigrantes que puedan ser portadores de la COVID-19”, ha dicho la AUGC, asegurando que los agentes carecen de medios preventivos como desinfección de dependencias y zonas comunes, recordando que “los inmigrantes tienen una alta movilidad por su interior de la instalaciones”.

Por su parte, Jupol y Jucil han remitido otro comunicado en el que insisten en que, incluso durante el estado de alarma y “a pesar del teórico cierre de fronteras, no han dejado de llegar decenas de embarcaciones a Almería con cientos de inmigrantes principalmente de origen argelino”.

“Se hace necesario un protocolo policial y sanitario que garantice la seguridad y la salud de inmigrantes, policías nacionales y guardias civiles, siendo si cabe más necesario y urgente este verano que, además según informa Frontex va a haber llegadas masivas y constantes de pateras”, han expuesto.

Consideran que la situación actual es de “extrema gravedad debido al drama de la inmigración”, a lo que hay que añadir, según ambas entidades, “los numerosos y cada vez más habituales positivos de coronavirus de las personas que llegan contagiadas en las pateras, los cuales comparten embarcación y luego celda con otros individuos”.

Patera en la que llegaron los inmigrantes que tocaron tierra ayer en Mojácar. Patera en la que llegaron los inmigrantes que tocaron tierra ayer en Mojácar.

Patera en la que llegaron los inmigrantes que tocaron tierra ayer en Mojácar. / Víctor Visiedo (Almería)

Por ello, lamentan la “escasez de medios de protección” como EPI integrales y mascarillas FFP2 en Policía Nacional y Guardia Civil, aseverando que, en algunos casos, “incluso no se dota de guantes de protección adecuados” a los guardias civiles que interceptan a los inmigrantes de patera que arriban a las playas.

Así las cosas, reclaman un protocolo actualizado que, “a pesar de haberse solicitado por activa y por pasiva al Ministerio del Interior durante meses, no llega y deja en grave riesgo la salud de los agentes y de sus familias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios