Desescalada Almería Héroes sin capa de la hostelería

  • Con la llegada de la Fase 2, este lunes, volvieron a la actividad los chiringuitos de playa

  • Hoteles y negocios aprovecharon este 25 de mayo para levantar la persiana

Los chiringuitos de la playa vuelven a la actividad diaria con la Fase 2. Los chiringuitos de la playa vuelven a la actividad diaria con la Fase 2.

Los chiringuitos de la playa vuelven a la actividad diaria con la Fase 2. / Javi Alonso

Más de 200 chefs, muchos de ellos con estrella Michelín, se concentran hoy martes ante las puertas del Congreso de los Diputados para reivindicar la importancia del sector de la hostelería en la economía española y exigir, de paso, un mayor diálogo entre Gobierno y los profesionales a la hora re regular cuestiones que les afectan.Y es que el sector de la hostelería es uno de los que más ha afectado esta crisis con motivo de la pandemia mundial por el Coronavirus. Por ello, los profesionales de la hostelería seguirán luchando para que las autoridades competentes no los abandonen ante una situación tan complicada como la que vivimos. También en Almería, y en su provincia, están sintiendo esta crisis sin precedentes. Pese a la incertidumbre con la que muchos negocios hosteleros reabrieron ayer lunes, con la entrada en la Fase 2, sus puertas, la mayoría afrontan con esperanza esta nueva vida que nos tocará vivir a todos hasta que se consiga una vacuna o remedio para hacer frente a la COVID-19.

Dentro de este sector, el cual hay que recordar que representa un 7% del PIB nacional, son los chiringuitos de playa los que más están notando las consecuencias de esta pandemia junto a los hoteles y complejos turísticos. Todo ello se debe a que todos, sin excepción, estaban cerrados cuando el Gobierno decretó el estado de alarma, por lo que ninguno pudo acogerse a las ayudas ni a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). A ello hay que sumar que ya han perdido un turismo muy importante para ellos como es el de Semana Santa que, aprovechando las altas temperaturas de nuesTra ciudad, siempre estpositivo en las playas de toda la provincia. Con esto, fue ayer cuando estos establecimientos ubicados en las playas almerienses reabrieron sus puertas para comenzar la temporada de un verano que, sin lugar a dudas, será distinto pero que afrontan con esperanza de al menos poder abrir y sacar algo de rentabilidad. Algunos de estos chiringuitos, como ‘El Torero’ de Aguadulce o ‘El Sevillano’, en la capital almeriense, se adelantaron unos días para aprovechar este tercer fin de semana de mayo y su buena temperatura.

La Tahona, único negocio en la Plaza Vieja, ofrece churros y reparto a domicilio. La Tahona, único negocio en la Plaza Vieja, ofrece churros y reparto a domicilio.

La Tahona, único negocio en la Plaza Vieja, ofrece churros y reparto a domicilio. / Javi Alonso

Otros como el conocido ‘Tío Pepe’ se encuentra ultimando los detalles finales para reabrir este próximo viernes 29 de mayo. Al igual que Ipanema Beach, otro chiringuito ubicado en la Playa de El Zapillo, el cual reabrirá sus puertas el próximo 1 de junio. El primero de ellos confía en tener, dentro de las limitaciones, una buena temporada. “Abrimos el sábado y la verdad es que por ahora vamos muy bien. Estamos contentos. La carta es la misma y hemos mantenido a toda la plantilla. Somos un chiringuito mítico que estamos abiertos también en invierno y hemos mantenido de igual modo nuestro horario”, indicó a este rotativo su gerente. El segundo de ellos también mantendrá la plantilla e, incluso, la ha aumentado para este verano. “Hemos metido alguna persona más para que limpie y desinfecte las mesas y otra para que controle a los clientes, sentarlos y acomodarlos para que no haya aglomeraciones en la puerta”, comenta su gerente Luis a este rotativo.

Pero no solo los chiringuitos aprovecharon la jornada de ayer, primera de la nueva Fase 2 de la desescalada, para reabrir sus puertas. Multitud de negocios hosteleros levantaron la persiana tras dos meses en el dique seco ante la llegada de este 25 de mayo y el inicio de un verano que, con incertitumbre, esperan que al menos les de “para pagar”, como han reconocido muchos hosteleros a Diario de Almería. Otros locales conocidos como ‘La Tahona’ se han reinventado para afrontar este presente que nos ha tocado vivir. El establecimiendo de la Plaza Vieja, único que queda en esta céntrica ubicación almeriense, ha apostado por servir churros en sus desayunos. “Es una receta de mi madre, Adoración Andrés Cortés, que tiene más de 50 años y proviene de Huécija”, indica Mariano Ramírez, gerente de este negocio. “Aunque me pensé incluso abrir, por ahora vamos bien. Con algo de miedo e incertidumbre pero no nos podemos quejar. Tenemos una terraza amplia, yo diría que como esta no hay ninguna en Almería y, aunque sea más trabajo para nosotros, eso nos beneficia. Por ahora solo abrimos para los desayunos y por la noche pero igual me pienso abrir también a mediodía la próxima semana”, cuenta a Diario de Almería el alma mater de este negocio que, además, también ofrece reparto a domicilio.

Por último, los hoteles, pensiones y hostales también han levantado sus persianas este lunes 25 de mayo con la nueva fase. Gran Fama, Torreluz o Pensión Maribel ya funcionan a pleno rendimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios