Coronavirus en Almería Torrecárdenas atiende a un centenar de pacientes en la Unidad de Rehabilitación post Covid

El Hospital Universitario Torrecárdenas llega al centenar de pacientes tratados en la Unidad de Rehabilitación post Covid

El Hospital Universitario Torrecárdenas llega al centenar de pacientes tratados en la Unidad de Rehabilitación post Covid / D. A. (Almería)

La Unidad de Rehabilitación comenzó en abril de 2020 a tratar pacientes Covid ingresados tanto en UCI como en planta en el Hospital Universitario Torrecárdenas. Para favorecer la recuperación de estos pacientes se elaboraron unos dípticos y vídeos con ejercicios de fisioterapia motora y respiratoria para que los afectados puedan recuperar su capacidad funcional lo antes posible. A día de hoy, y tras disponer de una Unidad de Rehabilitación específica para este tipo de pacientes desde el mes de febrero de este año, se siguen entregando estos dípticos a los pacientes Covid y post Covid y los vídeos están disponibles en circuito interno de las televisiones de las habitaciones de los pacientes ingresados.

Según ha detallado la doctora Silvia Gómez García, responsable asistencial de la Unidad de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Torrecárdenas, “desde el inicio de la pandemia en abril de 2020, tras el alta hospitalaria, los pacientes que habían superado el covid, han sido derivados a la Unidad Móvil de Rehabilitación domiciliaria y a Consulta de Rehabilitación Respiratoria para continuar seguimiento por nuestra parte en los casos que lo han precisado”. A nivel ambulatorio, el volumen de pacientes que ha precisado tratamiento rehabilitador ha sido bajo, hasta esta tercera ola de la pandemia, “donde ante la demanda creciente, se genera la necesidad de crear una Unidad de Rehabilitación post Covid interdisciplinar”.

En la mayoría de las ocasiones la limitación funcional respiratoria es el síntoma predominante de estos pacientes. Además, suelen asociarse problemas de movilidad relacionados con la estancia hospitalaria prolongada, tanto en UCI como en planta, con el importante desacondicionamiento físico y la afectación neuropática que ello conlleva, por lo que se requiere seguimiento rehabilitador a largo plazo.

La doctora Silvia Gómez García ha explicado que “es difícil predecir las secuelas que puede conllevar la Covid-19, ya que todavía tenemos poca evidencia científica al respecto, pero sí que parece evidente y empiezan a aparecer más estudios sobre la incidencia de síntomas persistentes en estos pacientes, no relacionada en la mayoría de los casos con la gravedad del cuadro durante la fase aguda de la enfermedad”.

Dichos síntomas, en muchas ocasiones se mantienen a medio-largo plazo como son, deterioro motor tras ingreso prolongado, polineuropatía del paciente crítico, neuropatías por compresión, disnea y alteración de la función pulmonar, tos persistente, alteraciones de la deglución, disfonías, anosmias importantes, alteraciones del equilibrio, mareo, alteraciones musculoesqueléticas como mialgias, omalgias por decúbito prono o artralgias.

El objetivo de la creación de la Unidad de Rehabilitación post Covid, ha detallado la doctora del Hospital Universitario Torrecárdenas, “es poder ofrecer a los pacientes que lo precisan un abordaje integral desde un punto de vista funcional, para una valoración global rehabilitadora ante la diversidad de síntomas persistentes y un tratamiento interdisciplinar”.

La derivación de los pacientes para valoración en Consulta de Rehabilitación Postcovid se realiza desde Rehabilitación Hospitalaria y desde consultas externas de Neumología, Medicina Interna, Geriatría y Salud Laboral. En función de los déficits funcionales tras la valoración de cada paciente por médico rehabilitador en Consulta de Rehabilitación Postcovid, “se indicará un tratamiento individualizado mediante prescripción de ortesis, tratamiento del dolor e infiltración, ejercicio terapéutico, rehabilitación domiciliaria por el propio paciente (mediante dípticos de ejercicios específicos para ello, que son enseñados al paciente en la propia consulta médica), tratamiento fisioterápico ambulatorio respiratorio y motor, tratamiento de terapia ocupacional ambulatorio (sobre todo para técnicas de ahorro energético, facilitación del desempeño de actividades de la vida diaria y estimulación sensorial), todo ello en función de las necesidades de cada paciente”.

Los tratamientos de Fisioterapia ambulatoria se realizan individualizados y/o grupales, mediante programas de una duración de 4-8 semanas (2-3 días a la semana), incluyendo, según nivel funcional y clínico del paciente, fisioterapia respiratoria usando técnicas cuyo objetivo es preservar y mejorar la función respiratoria, la oxigenación, la función de los músculos respiratorios, la disnea y la tolerancia al ejercicio mediante programas de reentrenamiento al esfuerzo individualizados, y fisioterapia motora en casos de deterioros motores, alteraciones de la marcha y el equilibrio, polineuropatía del paciente crítico, etc., para favorecer la recuperación de la fuerza y coordinación.

Los tratamientos de Terapia Ocupacional ambulatoria se realizan igualmente de forma individualizada y/o grupal, según las características de cada paciente, mediante programas de 4-8 semanas de duración (1-2 días a la semana), incluyendo técnicas de conservación de energía, rehabilitación de las alteraciones sensoriales (olfato y/o gusto) severas, asesoramiento y adaptaciones para el domicilio del paciente cuando sean precisas, así como el diseño de férulas y órtesis encaminados a fomentar la independencia funcional.

Los pacientes que tras el alta hospitalaria no sean candidatos a seguimiento ambulatorio, por sus características clínicas, comorbilidades y/o barreras domiciliarias y precisen continuar seguimiento rehabilitador, serán derivados a Unidad Móvil de Rehabilitación para seguimiento por médico rehabilitador de dicha unidad y recibir tratamiento fisioterápico y/o terapia ocupacional si precisan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios