Almería

Ideas para los chiringuitos que quedan por adjudicar

  • El Ayuntamiento baraja algunas alternativas para dar un nuevo uso a estas instalaciones · El equipo de gobierno estudia cómo finalizar las obras

Comentarios 1

En 2009 finalizaba la construcción de los ocho chiringuitos fijos en la costa de El Ejido, cuya inversión fue de 2,3 millones de euros, es decir, 267.000 euros para cada chiringuito.

Ahora, de ellos, seis están totalmente acabados, de los cuales cuatro están funcionando y los dos restantes no "porque no ha habido interés para quedarse con la concesión", ha indicado la concejal de Turismo y Comercio, Luisa Barranco.

Pero hay dos que están sin terminar. Les resta apenas un 20 por ciento para dar por finalizada la obra. Les falta el revestimiento y la electrificación. Lo que ocurre es que "el anterior equipo de Gobierno no pudo hacer frente al pago de dos millones de euros, y la empresa al ver que no se le pagaba decidió no acabar la obra. Este tema está en el juzgado", apostilla Barranco.

Estos chiringuitos fueron construidos por la empresa DIZU. Ahora, el nuevo equipo de Gobierno ejidense apuesta por dar un giro de 180 grados a estos espacios a fin de fomentar su demanda.

"Estamos barajando cambiar el uso en alguno de ellos, dado que son ocho chiringuitos para restaurantes, y la demanda quizás no sea esa", afirma la edil de Turismo y Comercio. Dado que son infraestructuras ya finalizadas hay que "sacarles el máximo rendimiento por ello queremos utilizarlas para actividades lúdicas durante todo el año. De hecho querríamos que estén en funcionamiento ya de cara a Semana Santa", indica.

El objetivo es que se utilicen para actividades lúdico-culturales. "No hemos podido darles uso este verano porque hay que cambiar el pliego de condiciones y este asunto requiere de unos trámites administrativos que llevan un tiempo. Si en vez de entrar al Gobierno a mediados de junio lo hubiéramos hecho tres meses antes estarían funcionando ya", añade Barranco.

En cuanto a los que restan por finalizar la edil asegura que "la anterior Corporación no tendría que haber contratado una obra si no podía pagarla. Lo que nosotros no vamos a hacer es contratar obras y luego no tener tesorería para hacerle frente".

Por ello, una vez se analice exactamente el presupuesto necesario para los que restan por acabar de construir, entre las opciones que se están barajando se encuentra "dar la opción a quienes estén interesados en su concesión a que acaben ellos la obra a cambio del canon, que no quiere decir que vaya a ser así, pero es una opción", asegura Barranco. El canon mensual es de 1.800 euros.

"Lo que hay que hacer es ayudar al comercio porque son las empresas las que generan puestos de trabajo, que es lo que necesitamos", apostilla.

Los chiringuitos fijos de la costa ejidense discurren entre la playa de Levante de Almerimar, la playa de Poniente y la Ensenada de San Miguel.

Finalmente, los que estaban proyectados en Guardias Viejas y Balerma no se construirán tanto por la maltrecha economía actual como por la falta de interés que despertó entre los empresarios hosteleros de la zona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios