• Practica un fútbol más ‘guardiolista’ que ‘mourinhista’, ha logrado la explosión goleadora de Sadiq y eludió un despido que parecía cantado convenciendo con su propuesta al jeque Al-Sheikh

UD ALMERÍA

José Gomes o la dignidad de los humildes

José Gomes posa para 'Diario de Almería' en el césped del Juegos Mediterráneos José Gomes posa para 'Diario de Almería' en el césped del Juegos Mediterráneos

José Gomes posa para 'Diario de Almería' en el césped del Juegos Mediterráneos

Rafael González (Almería)

Escrito por

· Paco Gregorio

Redactor

“Soy nieto de un hombre que, al presentir que la muerte estaba a su espera en el hospital a donde lo llevaban, bajó al huerto y fue a despedirse de los árboles que había plantado y cuidado, llorando y abrazándose a cada uno de ellos, como si de un ser querido se tratara. Este hombre era un simple pastor, un campesino analfabeto, no un intelectual, no un artista, no una persona culta y sofisticada que hubiera decidido salir del mundo con un gran gesto que la posteridad registraría (…)”. [La despedida de Jerónimo Melrinho, José Saramago].

José Manuel Martins Teixeira Gomes (28-8-1970) se ha metido a la afición de la UD Almería en el bolsillo, entregada al juego que despliega el equipo sobre el verde y a la humildad que destila su entrenador en cada comparecencia. En las distancias cortas se evidencia que la suya no es una cualidad impostada, el atrezzo en el que se refugian no pocos entrenadores para ganarse el aplauso fácil, tiene más que ver con la cercanía de quien ha cimentado su carrera desde la base, sin los trampolines que catapultan a quienes antes fueron jugadores profesionales.

Ese trato afable, admite el propio responsable de prensa del club, solo lo había visto en Oltra y Gracia tras veinte años de historia de la entidad y tal vez tenga que ver con sus raíces en la evocadora Matosinhos: “Es una ciudad originariamente de pescadores, tiene puerto y la gente vivía mucho de eso. Hoy en día su lema sigue siendo ‘Mar en la mesa’ porque hay muchos restaurantes de pescado y marisco. Mi casa está allí, pero si cruzo la calle estoy en Oporto. Nací allí y viví hasta los 5 años, mantengo la casa y siempre tuve relación. Oporto es la ciudad de mi familia, de mis padres y mis abuelos. Mi padre trabajaba en una industria metalo-mecánica y mi madre era enfermera”.

Gomes en un momento de la entrevista realizada en la sede del club Gomes en un momento de la entrevista realizada en la sede del club

Gomes en un momento de la entrevista realizada en la sede del club / Rafael González (Almería)

Turki al-Sheikh dio un giro de 180 grados confiando la dirección del banquillo a un semidesconocido en el fútbol español. Pasó de Guti a Gomes con el paréntesis de Silva y el ‘marrón’ del play-off no fue su mejor carta de presentación. Luego tuvo que lidiar en el arranque liguero con una mala racha de tres derrotas seguidas que por poco le cuestan el cargo, pero su trabajo ya era palpable para el círculo del jeque, que esta vez fue paciente: “El mérito fue de Mohamed [El Assy] y la gente que trabaja aquí, sobre todo Joao [Gonçalves] y [Mohamed] Adel, que nos acompañan a diario. Pueden explicar mejor esa historia porque no sé hasta qué punto Turki estaba preparado para hacer un cambio, pero la verdad es que estábamos trabajando muy bien y los informes que le llegaban eran así. Tuvimos tres derrotas seguidas y claro, Turki podía pensar que estábamos engañándolo porque no veía resultados. Ellos insistían en que la verdad era que se estaba trabajando bien y había que esperar. Fue nuestro trabajo y el de los futbolistas lo que permitió generar esa paciencia en Turki”.

Su Almería practica ahora fútbol preciosista en una categoría de pico y pala y él, gran admirador de su compatriota y tocayo José Mourinho, admite que su estilo está más próximo al de Pep Guardiola, el viejo debate entre menottistas y bilardistas siempre de actualidad: “Para mí Mourinho sigue siendo el rey porque ha ganado en todos los países. No podemos olvidarnos de que con el Real Madrid le ganó al Barcelona de Guardiola y eso tiene un mérito tremendo. En Italia ganó, también en Portugal con Oporto, al igual que en Inglaterra. Pero aunque yo dijera que mi idea de juego era más mourinhista podrías contradecirme porque mi equipo empieza a jugar desde atrás, le gusta construir, tiene más posesión... Aparte de que no estamos jugando de forma completa como a mí me gustaría, claramente es más de Guardiola que de Mourinho”.

El técnico luso en el graderío del estadio, que todavía no ha podido ver con público El técnico luso en el graderío del estadio, que todavía no ha podido ver con público

El técnico luso en el graderío del estadio, que todavía no ha podido ver con público / Rafael González (Almería)

La congestión del calendario provocada por la pandemia lo ha convertido en el ‘maestro de las rotaciones extremas’, una etiqueta periodística de la que no rehúye pero que le gusta poner en contexto tras esbozar una sonrisa socarrona: “Ya he explicado el por qué de las cosas porque no estoy buscando ninguna medalla ni títulos a ese nivel. He hecho en conciencia lo que me parece mejor para nosotros y lo expliqué de una forma sencilla. Si tengo dos laterales derechos y uno es un 9 y el otro un 7, va a jugar el 9, pero si el 9 cansado es un 5, prefiero jugar con el 7. Eso es lo que está detrás de las decisiones, empezar los partidos con el equipo de mayor frescura que nos pueda dar la dinámica que buscamos. También tenemos una plantilla más larga que de costumbre por el escenario de la Covid-19 al aceptar que sería mejor estar protegidos con más jugadores. Esta forma de adaptarnos a los números de partidos, jugadores y rotaciones nos ha ido muy bien”.

En su haber también figura la explosión de Umar Sadiq, por quien apostó que marcaría 15 goles cuando la portería se le hacía pequeña al nigeriano: “Vi a Sadiq jugar en Serbia y sabía que era el mismo jugador. Era la misma cara a menos que tuviera un hermano gemelo, que no era el caso. Por eso había que tener la esperanza de que ese Sadiq de Serbia llegara a España y lo ha hecho con trabajo, sintiendo nuestro apoyo, ayudándolo con tareas en los entrenamientos y notando la confianza también de sus compañeros, que lo veían trabajar mucho, también a nivel defensivo en las ayudas. Con tiempo y cariño su confianza empezó a crecer y creo que ahora, si no tiene lesiones, seguirá en esta dinámica de rendimiento”.

Gomes espera poder lograr el ascenso y también llevar al equipo a Europa Gomes espera poder lograr el ascenso y también llevar al equipo a Europa

Gomes espera poder lograr el ascenso y también llevar al equipo a Europa / Rafael González (Almería)

El foco está en la Liga Europa, la verdadera ambición de la propiedad, pero antes hay que subir a Primera y Gomes prepara el tercer asalto del club a la máxima categoría rodeado de parte de su familia. Hace unas semanas pudo traer hasta Almería a su madre y su pareja, profesora, imparte desde aquí clases online. Sus hijos de 21 y 18 años siguen en Portugal mientras él espera haber encontrado en el Almería la horma de su zapato tras pasar por 17 entidades de 7 países: “Lo máximo que he estado en un club han sido dos temporadas, en el Al-Taawoun [saudí] que tradicionalmente jugaba para no descender. El primer año nos quedamos por encima de mitad de la tabla y el segundo clasificados para Champions. Luego me fichó otro club [Al-Ahli]”.

Este es el perfil humano de José Gomes, que receta la misma humildad que emanaban los escritos de su paisano Saramago: “Tenía una visión de la vida que manifestaba en muchas de sus obras y que nos daba qué pensar, había que reflexionar tras leerlo. Es una figura de nuestra cultura y hay que intentar entender lo que decía”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios