Almería

La Junta pone en servicio el Centro de Conservación Integral de carreteras de la zona Sur de la provincia

  • El centro atiende 205 kilómetros de carretera en las comarcas de Poniente, Bajo Andarax y Alpujarra almeriense

La delegada provincial de Obras Públicas y Transportes de la Junta, Alejandra Mª Rueda, ha visitado el Centro de Conservación Integral recientemente construido en Huécija, en compañía del alcalde de esta localidad, Juan José Ramírez Andrés.

Las instalaciones, destinadas a mantener en buen estado las carreteras de la zona sur de la provincia de Almería, ocupan 7.000 metros cuadrados, propiedad de la Junta de Andalucía, con 500 metros cuadrados de nave-almacén, incluyendo depósitos para reciclaje y 200 para oficina. Cuenta con estación meteorológica y servicio de telecomunicaciones.

El Centro ha sido construido por las empresas Gea-21 y Sedinfra, que han sido las adjudicatarias del servicio de conservación de estas carreteras durante el bienio 2006-2008. La construcción de este Centro, con una inversión de 465.676 euros, era una de las obligaciones contractuales asumidas por la unión temporal de las empresas citadas a las que recientemente se les ha renovado el contrato de asistencia técnica para dos años más, por 2.534.880 euros.

El ámbito de actuación del Centro abarca las comarcas de Poniente, Bajo Andarax y Alpujarra almeriense, con 205 kilómetros de carretera en los siguientes tramos: 26,9 km. entre Adra y cruce de las Balsicas, en Alcolea (A-347); 64,7 km. entre puente de Cherín y Benahadux (A-348); 18,5 km. entre Berja y El Ejido (A-358); 27’3 km. del Parador al cruce de Alicún (A-391); 3’3 km. del nudo de Viator a la Cepa, en Huércal de Almería (A-1000); 11’9 km. del Ejido a Cortijos de Marín, por la Mojonera (A-1050); 20 km. entre Berja y Turón (A-1175); 28’3 km. de la Venta del Pino a Huéchar, por Alboloduy (A-1075); 3 km. en la variante de Berja (A-1179) y 2 km. en la variante del Parador (A-1051).

El contratista realiza dos tipos de operaciones en estas carreteras. Por un lado están las de gestión y vialidad y por otro, las de mantenimiento y mejora.

Tareas de gestión y viabilidad

Figuran la realización de informes sobre estado de la red, análisis de autorizaciones y sanciones en la zona de afección, evaluación de daños e identificación de los causantes, informe de accidentes graves o tramos de concentración e informe anual de seguridad, con medidas a tomar.

Para ello, el personal contratado debe vigilar cada tramo y efectuar las reparaciones en el mínimo tiempo, para evitar daños mayores; retirar vertidos y obstáculos; señalizar peligros ocasionales e incrementar la vigilancia cuando se anuncie alerta meteorológica o tránsito intenso. Tendrá localizadas las grúas y ambulancias para caso de necesidad.

Si la circulación se corta por camión volcado, hundimiento u otra causa, acudirá el representante de la contrata. Ésta debe reparar de inmediato baches o deformaciones peligrosas, retirar animales, tierra, nieve, hielo, agua y colaborar en caso de avería o accidente. En 48 horas debe reponer señales, defensas y luces dañadas por accidente, borrar pintadas, retirar anuncios no autorizados y reparar obras de fábrica y drenajes.

Periódicamente debe limpiar las señales, barreras, calzadas, cunetas y obras de drenaje; inspeccionar puentes, comprobar teléfonos de socorro; regar, abonar, podar y reponer plantaciones.

Tareas de mantenimiento y mejora

Como tareas de mantenimiento y mejora están reparar firmes y  arcenes, reponer y colocar señales verticales y horizontales, mejorar y reparar obras de fábrica, proteger o reconstruir cunetas, reparar y colocar elementos de defensa y vallas de cerramiento en autovía, mejorar márgenes, estabilizar taludes, limpiar y adecuar el entorno de la vía, controlar la vegetación y realizar nuevas instalaciones eléctricas o modificar las existentes.

Además, el contratista instalará un sistema de video-vigilancia, con ocho cámaras en los puntos que indique la Administración. Ésta controlará la calidad de los servicios que presta el adjudicatario mediante un plan de aseguramiento. También se requiere un plan de seguridad y salud del personal, otro de gestión medioambiental y un inventario SIG de elementos y características de la red; instalar y tomar datos en sistemas medidores de tránsito y velocidad; elaborar el plan de conservación general y los planes mensuales de trabajo.

Medios operativos

El ingeniero director de conservación y explotación tiene a sus órdenes al jefe de operaciones, un encargado general, un operador informático y 4 de comunicaciones, 5 oficiales de vigilancia, un capataz de obra, 3 oficiales y 3 peones, más un equipo de retén para incidencias.

Los medios materiales con los que se cuenta para desarrollar las tareas asignadas son 1 automóvil, 2 furgonetas, 2 furgones, 1 mini cargadora-excavadora, 1 camión grúa de 300 caballos, que se transforma en quitanieves acoplándole una cuña y depósito de sal (así se utilizó el pasado invierno en el tramo de Gérgal a las Menas), una cisterna de 10 metros cúbicos, rodillo compactador, hormigonera portátil, máquina para hincar postes, grupo electrógeno, motosierras, segadoras, equipos de limpieza y señalización, así como acopio de materiales para asegurar la vialidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios