Promoción turística de Andalucía

La Junta aumentará los vuelos entre Almería y Alemania

  • El vicepresidente, Juan Marín, manda un mensaje de tranquilidad desde Berlín tras la cancelación de la ITB: “Andalucía es un destino turístico seguro” y destaca su compromiso con la provincia

El vicepresidente mantuvo ayer varias reuniones con agentes turísticos alemanes. El vicepresidente mantuvo ayer varias reuniones con agentes turísticos alemanes.

El vicepresidente mantuvo ayer varias reuniones con agentes turísticos alemanes. / (Berlín)

La cancelación de la ITB de Berlín, la feria turística más importante a nivel internacional, a causa de la expansión del coronavirus no ha cogido con el pie cambiado a la Junta de Andalucía. Su vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, anunciaba en la mañana de ayer en un céntrico hotel de la capital germana que la administración andaluza va a reforzar el plan de acción para la promoción turística de Andalucía en Alemania con más de medio centenar de actuaciones a lo largo de 2020.

Marín ha sido claro a la hora de zanjar la psicosis existente con el coronavirus que está afectando al sector turístico: “Andalucía es un destino turístico seguro”. Un mensaje que ha transmitido también en las diferentes reuniones que mantuvo con la red de agencias alemanas DDR/Deutscher Reisering y la Asociación de Viajes Alemana DRV. “Podíamos habernos quedado en Andalucía y no haber hecho nada tras la cancelación de la ITB pero hoy (por ayer) estamos aquí para seguir trabajando de cara a potenciar el destino Andalucía en un mercado tan importante como es el alemán”, ha añadido.

Y también lo es para Almería. Marín, que ha conversado con este periódico, ha señalado que “es una provincia que ha crecido de una forma muy importante a nivel turístico y los datos que tenemos para 2020 nos dicen que va a seguir esa senda. Alemania tiene un interés muy particular por esas playas, su gastronomía y el turismo de interior”. De hecho, el vicepresidente ha apuntado a este periódico que “ahora mismo hay una apuesta decidida por proyectos como el de Pulpí y su Geoda, un monumento natural único en Europa y que tiene un gran interés para los turistas alemanes”.

Por esta razón, el consejero de Turismo ha desvelado que en las reuniones que están teniendo lugar estos días con las aerolíneas está encima de la mesa “reforzar la conectividad aérea entre Alemania y Almería”. A su juicio, “ahí es donde radica el gran reto de la provincia ya que tiene un problema de conectividad, que es una demanda histórica, y por eso, a los destinos turísticos internacionales debemos ofrecerles el destino Costa de Almería a través de la conectividad aérea”. “Las reuniones van a ir en esa línea. Almería tiene productos interesantes en segmentos como la naturaleza, el turismo industrial, la gastronomía y no solo el sol y playa. Y para ello es preciso aumentar el número de vuelos con el aeropuerto de Almería”, ha explicado.

Marín ha hecho hincapié durante la rueda de prensa ayer en la capital berlinesa que es “de especial relevancia que a pesar de la cancelación de la ITB, hayamos sido capaces de mantener un calendario de trabajo y reuniones para mostrar la diversidad de Andalucía. La ITB era la oportunidad de mostrar la riqueza de nuestra comunidad autónoma para ofrecer productos a un mercado que nos interesa muchísimo. Era importante dar ese paso al frente y continuar con una agenda, bastante más reducida, pero que nos va a permitir reunirnos con agencias y turoperadores para que conozcan nuestros productos”.

De hecho, el alemán es el segundo emisor internacional para el destino, origen de 1,3 millones de turistas recibidos en la comunidad en 2019, lo que supone un 1,4% menos que en el ejercicio anterior. Sin embargo, este mercado tiende a la estabilización, tras unos años inestables debido a la quiebra de varias aerolíneas y a la recuperación de competidores del Mediterráneo.

El denominado como “Plan B” por Marín incorpora a la planificación prevista un total de 14 acciones nuevas para paliar la ausencia en la principal feria turística mundial.

Marín ha señalado que, si bien no hay que restar importancia a la situación generada por el coronavirus, “hay que medirla en su justa medida y lanzar un mensaje de normalidad, destacando que Andalucía es un destino seguro, garantía de servicios sanitarios” y ha destacado que “en estos momentos hay en Andalucía 300 personas ingresadas por gripe y ninguna por coronavirus. Hay que normalizar la situación”

Así, ha subrayado que Andalucía mostró un mejor comportamiento que otros territorios, de modo que la comunidad aspira en el presente ejercicio a que el mercado germano retome cifras positivas, con un crecimiento en el número de turistas recibidos cercano al 1%.

Para ello, estaban programadas inicialmente unas 40 actuaciones durante el año, con la asistencia a cinco ferias turísticas en Munich, Essen, Frankfurt, Dusseldorf y Berlín; acciones directas al consumidor, campañas de comunicación y misiones comerciales por segmentos junto a agentes de viajes y profesionales.

Además, se celebrarán varios congresos de agencias alemanas en Andalucía, el destino se promocionará en encuentros de intermediarios turísticos, se desarrollará una quincena de acciones inversas y se establecerán acuerdos con compañías aéreas.

No obstante, la cancelación de la ITB ha llevado a la formulación de un conjunto de actuaciones adicionales, entre las que se encuentran la participación en una feria más, Eurobike en septiembre, centrada en cicloturismo y la celebración de una misión empresarial en octubre en las principales ciudades.

De igual manera, se captará público joven difundiendo el atractivo de los festivales musicales de verano, se realizará una acción inversa junto a la revista Touristik Aktuell, que permitirá la visita al destino de 60 agentes, y se intensificarán las campañas de comunicación, a través de la colaboración con operadores, medios especializados y portales de previsión meteorológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios