Almería

La Legión, a la vanguardia del Ejército con el proyecto Horizonte 2035

  • En noviembre comienzan las pruebas de los vehículos 8x8 con la tecnología más puntera en inteligencia artificial y robótica

  • Viator será clave en la guerra del futuro

Comentarios 1

La Brigada 35 definirá en Viator cómo será y actuará en zonas de conflicto el Ejército del futuro. El proyecto Horizonte 2035, con el que se pretende adaptar a nuevos desarrollos tecnológicos, desafíos y retos de la ciberdefensa, tendrá como pilar los nuevos vehículos de combate sobre ruedas 8x8 que llegarán a la base militar Álvarez de Sotomayor en noviembre con la tecnología más puntera tanto en robótica como en inteligencia artificial. La esperada sustitución de los obsoletos blindados BMR, que tan buenos resultados dieron en teatros de operaciones como el de Bosnia hace 25 años, por los VCR que tendrán como sistema de armas el Piraña 5 de la compañía española Santa Bárbara permiten avanzar hacia un nuevo concepto de combatiente del futuro y dar un salto de calidad sobre el que ayer reflexionó el general jefe de la Brigada de Infantería Ligera de la Legión Rey Alfonso XIII, Juan Jesús Martín Cabrero. Durante el análisis de los retos del ejercicio en curso y balance del anterior, el general reconoció la satisfacción existente en la familia legionaria por ser elegidos como banco de pruebas del nuevo vehículo y sus desarrollo tecnológicos. Y no es para menos. La Legión, unidad de élite más expedicionaria y punta de lanza del ejército español, va a ir en vanguardia y será el sostén de la Brigada 35. A finales de año llegarán cinco demostradores del proyecto de vehículo para realizar pruebas y serán los legionarios los que determinen durante esta fase inicial de desarrollo de programas de armamento las características y elementos que se deben aplicar y descartar antes del comienzo de la etapa de producción a partir de 2019 y de implementación en el resto de brigadas. El Ministerio de Defensa ha previsto una partida de más de 25.000 millones para la dotación de los medios y efectivos necesarios para el nuevo Ejército con un horizonte temporal para adaptarse a los desafíos de futuro hasta el año 2035. "La idea es que vehículo y personal sean todo en uno en el campo de batalla", dijo el exgeneral de la Legión y actual Jefe de Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela, hace unos días al presentar el programa. Ya se revolucionó hace unos años el concepto de brigadas para que sea un sistema integral de combate y ahora se dará un paso más allá con el desarrollo tecnológico, lo que se traducirá en mayor capacidad con menos personal, pero a su vez más cualificado. Y todo tendrá su origen en la experiencia en Viator y su campo de maniobras con la Legión como unidad de prueba del ejército del futuro.

No es el primer proyecto que se encomienda al destacamento de la provincia. Desde hace años se han convertido en el referente del combate en el subsuelo y lideran el programa PICAS con el que fija líneas maestras de instrucción y adiestramiento en minas, túneles, cuevas, alcantarillas y escenarios bajo tierra que se han convertido en un santuario para los grupos insurgentes y terroristas. Y para esa formación imprescindible en el combate subterráneo cuentan con un polígono de 9.000 metros cuadrados y 800 lineales que será pionero en nuestro país. Martín Cabrero explicó ayer que esperan la certificación de su capacidad operativa plena y posiblemente se consiga este año. Será otro de los hitos de la Legión que perderá en junio a su actual responsable que pasa a la reserva. El general hizo ayer balance de sus cuatro años al frente de la Brileg, a la que tilda de municipio 104 de la provincia con más de 3.000 personas de las que al menos 600 trabajan de forma permanente en la base, valorando su esfuerzo por acercar la Legión a la sociedad, así como potenciar la cultura de la defensa. "Confío en que mi sucesor siga esa línea de apertura", aseguró sin desvelar el nombre del próximo jefe, si bien precisó que "el que venga será un afortunado como yo lo he sido en estos cuatro años". El día 6 dejará de capitanear la unidad más joven del Ejército y una de las más laureadas desde su encomiable labor en la guerra de los Balcanes hace 25 años y habrá formación de despedida tanto en Ronda como en Ceuta y Melilla y, por último, en Viator. Eso sí, no se marchará de Almería, tierra que se ha ganado su afecto y que le permitió ascender a Rey Mago en la cabalgata, entre otros tantos gestos de afecto a lo largo de este tiempo.

Sobre los despliegues en misiones internacionales, Martín Cabrero precisó que continuarán en Mali e Irak hasta mayo -son dos rotaciones de seis meses- y es muy probable que el próximo año se les vuelva a destinar a Líbano, pero aún no se ha confirmado fechas ni dotación. "Nuestro reto es estar siempre perfectamente instruidos y adiestrados para la proyección inmediata en cualquier parte del mundo", aseguró el responsable de la brigada con cuartel general en Viator. Recordó, además, que a lo largo de 2018 van a tener que generar y adiestrar un nuevo batallón para las fuerzas militares de la Unión Europea, además de mantener la presencia, aunque sea con perfil muy bajo, en el seno de la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN. La Legión ya está trabajando en la preparación de su centenario y dará mayor trascendencia si cabe a los actos que se celebren tanto este año como el próximo. Martín Cabrero explicó ayer que quieren organizar un acto de envergadura en la capital con motivo del Día de las Fuerzas Armadas y también la extensión de las actividades que se programan desde la Brileg al mayor número posible de pueblos de la provincia. Se han previsto tres juras de bandera durante el ejercicio en curso, que se suman a la que ya se hizo hace unos días con motivo de la conmemoración del Combate de Edchera y habrá una exposición precisamente de la historia del emblema nacional en el Patio de Luces de Diputación en mayo. El calendario de visitas de colegios se incrementará para llegar al mayor número posible de jóvenes, arrancando ya este martes con casi 900. La Legión nunca cierra sus puertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios