Ruptura en Cs

Mabel Hernández consuma su salida de Ciudadanos

  • El Ayuntamiento de Almería ratifica en el Pleno la decisión de la hasta ahora representante de la formación naranja que pasa a ser concejal de no adscrita

Mabel Hernández y Miguel Cazorla, en sus nuevas posiciones dentro del Plenario del Ayuntamiento de Almería Mabel Hernández y Miguel Cazorla, en sus nuevas posiciones dentro del Plenario del Ayuntamiento de Almería

Mabel Hernández y Miguel Cazorla, en sus nuevas posiciones dentro del Plenario del Ayuntamiento de Almería / Rafa González (Almería)

Esta vez sí. Mabel Hernández acaba de consumar en el Pleno extraordinario que el Ayuntamiento de Almería ha celebrado esta mañana su salida del Grupo Municipal de Ciudadanos y su nueva condición de concejal no adscrita por desavenencias con los que han sido sus compañeros a lo largo de esta legislatura, Miguel Cazorla y Rafael Burgos.Fueron los concejales de Cs los primeros en llegar al Salón de Plenos, juntos y en medio de un ambiente tenso que, pese a la brevedad de la sesión, se extendió al término de los dos debates consecutivos celebrados. Hernández entraba minutos más tarde y se detenía con la responsable de Protocolo para informarse sobre el asiento que podía ocupar. Justo detrás de Cazorla, y no a su lado como hasta ahora. No hubo saludos cordiales, ni siquiera intercambio de miradas.

Tampoco declaraciones durante el transcurso de la sesión. Ni votaciones, pues simplemente se trataba de dar cuenta de la decisión de la edil, motivada por una situación ya por todos conocida, si bien al término del Pleno ha habido declaraciones de unos y otros, y por primera vez del portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Miguel Cazorla, quien ha insistido en reclamarla el acta de concejal por “responsabilidad” y por la carta ética.

“El acta no es propiedad de nadie. Esta señora firmó un código ético por el que se comprometía a devolver el acta, entendida como esa responsabilidad que le debemos a los almerienses. Es lo que le exigimos y venimos exigiendo”, ha manifestado Cazorla, abundando en que “no tiene sentido ni razón de ser un grupo de no adscritos dentro un Plenario, aprovechándose de la confianza de los ciudadanos almerienses” en referencia a que votan a unas siglas y, por tanto, el acta pertenece al partido de Ciudadanos. “Debe abandonar, porque su acta pertenece al partido”, sentencia el representante de la formación naranja en el Ayuntamiento de la capital.

“Hemos trabajado de manera consensuada y siempre en equipo. Lo demás son realidades paralelas de una señora a la que siempre le hemos dado participación y la hemos tratado con educación y respeto. Lo que ha vertido en la prensa es literalmente falso”. Se refiere Cazorla a las acusaciones de Hernández, quien asegura haber abandonado Cs por el “acoso laboral” sufrido durante tres años, siendo, en opinión de la edil, “insoportable ya”, a lo que suma la “inoperancia” de su partido a la hora de limar las tiranteces dentro del Grupo Municipal.

Miguel Cazorla, portavoz municipal de Ciudadanos Miguel Cazorla, portavoz municipal de Ciudadanos

Miguel Cazorla, portavoz municipal de Ciudadanos / Javier Alonso

“No me duele absolutamente nada, porque llevamos dos años y medio diciéndole que si no está a gusto, si no está cómoda, lo que tiene que hacer una persona, cuando no lo está, no es hacer una guerra de falsedades. Se desacredita ella sola. No voy a hacer leña de un árbol caído. Y ella es un árbol caído. Sí debería, por honestidad y por responsabilidad, entregar el acta que ha recibido gracias a unas siglas. No estar sentada en un Plenario, en una esquina, en un rincón, ¿para qué?, cuando ha tenido mucho tiempo para haberse ido antes. ¿Cuál son las motivaciones para no haberlo hecho antes? Cuando yo no estoy cómodo en un sitio -insiste Cazorla-, me marcho, no busco justificaciones y no echo porquería”.

Mabel Hernández, por su parte, ha vuelto a remitirse a las declaraciones realizadas días a atrás para tomar una decisión que “he meditado mucho, con momentos en los que he querido marcharme y luego he echado marcha atrás hasta no soportar más” la situación de “aislamiento” que también alega la representante municipal. “No ha sido un hecho puntual, sino el desgaste diario, día a día, una pincelada por aquí, un mal gesto por allá, la falta de información... Un compendio de todo que se ha hecho una montaña y que ya no soportas porque el vaso rebosa. Esta vez no estoy como en julio de 2017, desmoralizada y hundida. Estoy fuerte y sigo adelante”, ha declarado la edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios