Almería

La Mancomunidad debate hoy el uso del hotel El Algarrobico

  • Desde Greenpeace abogan por que la institución se preocupe en cómo crear empleo y realizar la demolición para reciclar el mayor número de residuos

La solicitud de apertura del hotel Algarrobico, moción que hoy aprueba el Pleno de la Mancomunidad de Municipios del Levante almeriense, ha generado controversias entre distintos sectores relacionados directa o indirectamente con el complejo hotelero cuya construcción se encuentra paralizada desde hace seis años y sometida a un enmarañado proceso judicial. De un lado, fuentes juristas, manifiestan que "en un Estado de Derecho el fin no justifica los medios". Este aserto se contrapone al argumento manejado por la Mancomunidad del Levante almeriense y otros sectores inclinados a que el hotel finalice las obras puesto que al abrir sus puertas, dicen, "se generarían cerca de quinientos puestos de trabajo entre directos e indirectos". Expertos en turismo no se muestran de acuerdo en que esta creación de empleo se ajuste a la realidad, "existe en el Levante Almeriense una fuerte estacionalidad turística. Por el momento, hay un exceso de camas y, por otra parte, muchos hoteles en la costa de Almería han de cerrar durante muchos meses. Los modelos de gestión de un hotel han cambiado muchísimo durante estos últimos años y las plantillas de personal han disminuido considerablemente". A modo de ejemplo, en Mojácar cierran fuera de temporada dos hoteles de 4 estrellas y 2 apartahoteles, más hoteles de 3 ó 2 estrellas que permanecen cerrados sin duración fija.

Para Greenpeace, cuya última acción fue respondida por la Junta de Andalucía con un apoyo total a la demolición del hotel, "los Ayuntamientos deben fundamentar sus argumentos en un estado de derecho. La Mancomunidad del Levante almeriense conoce perfectamente la jurisprudencia que existe respecto a este hotel y las sentencias hablan del daño que supone el hotel al Parque Natural. Las sentencias nos dicen que el Algarrobico está invadiendo la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo y las leyes en España dicen que no puede haber ocupaciones de uso privado en ese dominio público marítimo terrestre, jurídicamente se ha visto que este hotel es ilegal. Por tanto, la decisión que tome la Mancomunidad no es vinculante porque por encima de todo está el obligado cumplimiento de las Normas". De otra parte, Greenpeace alude a que los Ayuntamientos de una zona donde se ha construido tantísimo y de forma irregular, "deberían saber que este hotel construido al 95 por ciento todavía no tiene garantizado el acceso rodado, no tiene garantizado el suministro de agua dulce, no tiene garantizada la gestión de residuos, la vigilancia, el gasto eléctrico, todo este urbanismo que desde Greenpeace calificamos como salvaje, reporta muchos gastos a los municipios que luego sus habitantes han de abordar porque el descontrol urbanístico implica subida de impuestos". Desde Greenpeace se hace especial hincapié en que los ayuntamientos deben pensar que el impacto del hotel para los ciudadanos se multiplicaría por el hecho de tener 411 habitaciones que han de costear para dar equipamientos a este hotel.

Entre los colectivos favorables a la puesta en funcionamiento del hotel, se halla el Colegio de Arquitectos de Almería. Según la responsable de Campañas de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos, "si dicen que el hotel es legal, respetamos su parecer pero este es un Colegio en materia de construcción, no es un Colegio de Abogados, aún así han de tener conocimientos urbanísticos y los tribunales por medio de sentencias se han encargado de decir lo contrario". La única sentencia que queda pendiente, en palabras de la portavoz de Greenpeace, es la de la licencia de obras a la que el Colegio de Arquitectos se podría aferrar, es una licencia urbanística y no de ordenación del territorio. Lo único que va definir esta sentencia es si la licencia que otorgó el Ayuntamiento de Carboneras es legal o ilegal y, por tanto, si se debe indemnizar a la promotora.

Greenpeace es de la opinión de que tanto la Mancomunidad como otros sectores, deberían de ocuparse en cómo crear empleo y cómo realizar una demolición para reciclar el mayor número de residuos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios