Periodismo

Manuel Peñalver, cuarenta y dos años en los periódicos

  • Es columnista de Diario de Almería y catedrático de Lengua Española de la Universidad de Almería. En 2004 fue el ganador del Premio Nacional de Periodismo ANAVE

Manuel Peñalver. Manuel Peñalver.

Manuel Peñalver. / D.A. (Almería)

Desde que muy temprano leyó a Larra, surgió en Manuel Peñalver el concepto del periódico como proyecto intelectual. Fígaro fue para este escritor de periódicos el guía y el faro que lo condujeron a las páginas de un diario con la verdad por delante en la infinita voz de las madrugadas, convertidas en café y yintónic en los segundos exactos de los recuerdos, que tienen la métrica de los hexámetros homéricos. Después, vino la memoria para decirle, a modo de sintaxis brechtiana, que el periodismo estaba en Larra y en aquellos artículos que eran el oro y el diamante de la prosa: la pasión por Dolores Armijo y el suicidio que heló la noche de la universalidad que siempre tiene Madrid.

Fígaro lo llevó en volandas a Camba, el solitario del Palace: la rebeldía y el talento de la columna, el humor y la risa burlona de todo lo que se ponía por delante, menos una mujer guapa, la cual fuera inspiración en la rima del tiempo proustiano del instante. Más adelante, vino la lectura de los artículos milimétricos de César González-Ruano, la pluma quevediana de la existencia, como si esta fuera soneto, que vive a la luz de la estrofa humana de sus endecasílabos: la ironía como partitura beethoviana, la cual rememora el mapa universal de la literatura en el florilegio de los siglos.

Así llegó a Umbral, don Francisco, y al nuevo periodismo de Truman Capote, Tom Wolfe y el gran Talese, con el pensamiento borgeano de que la palabra precisa es la eternidad del segundo que el articulista quiere plasmar como si la pluma fuera el pincel de Velázquez o de Rubens en el alba de las horas: Rita Hayworth y Sara Montiel, en la contraportada de los momentos en los cuales el mundo existe. Su primer artículo lo publicó en 1978 en el Ideal de Jaén, animado por su gran amigo, el prestigioso columnista y catedrático de instituto, Paco Martín. Con posterioridad, vinieron Diario 16, Ideal de Granada, El Correo de Andalucía (donde permaneció desde 1986 a 2001, años en los que tuvo dos grandes directores: José María Javierre y Manuel Gómez Cardeña, a los cuales recuerda con gratitud), ABC de Sevilla, Ideal de Almería, La Razón, La Opinión de Murcia, Diario Córdoba, Diario Jaén, Utrera Digital, La Opinión de Granada. Y Diario de Almería: nuestro dilecto periódico, donde es articulista de opinión.

Su primer artículo lo publicó en en el año 1978 en el Ideal de Jaén

Ha colaborado en El Mundo. Fue durante varios años el autor del artículo editorial de la revista taurina Tendido Alto, donde sustituyó al ilustre crítico taurino Ignacio Álvarez Vara, Barquerito. También llegaron los premios y reconocimientos. En 1995 la peña Jueves Taurinos y el Club Taurino de Calasparra lo galardonan por sus artículos taurinos en El Correo de Andalucía. En 2002 consiguió la placa Ricardo Artero de periodismo por unos artículos sobre la preterición de Almería, publicados en ABC de Sevilla. En 2001, el Ayuntamiento de Cabra lo galardona por sus artículos sobre las hablas andaluzas, publicados en El Correo de Andalucía. En 2004 fue el ganador del Premio Nacional de Periodismo ANAVE, en el que compitió con los mejores articulistas de España. El artículo, titulado El comercio marítimo como realidad histórica, y dotado con 5000 euros, fue publicado en La Razón. El premio se lo entregó la vicepresidenta de la Comisión Europea Loyola de Palacio en el hotel Meliá de Madrid.

Ese mismo año fue finalista del prestigioso Premio Nacional sobre el aceite de oliva, compitiendo con Carmen Rigalt, la cual fue la ganadora. Un año antes, obtuvo el Premio Nacional de Periodismo Ricardo García Requena, convocado por el Ayuntamiento de Jaén, por el artículo Jaén con la verdad por delante, publicado en ABC de Sevilla. En 2004, el Ayuntamiento de Castillo de Locubín le otorga la Cereza de Oro por sus artículos periodísticos. En 2006 logró el Premio Nacional de Periodismo ANEFA, dotado con 2000 euros En julio de 2006 el Club Taurino Veratense lo premió con una bella esculturilla por la defensa de los valores literarios, culturales y periodísticos de la crónica taurina. En 2008, el Ayuntamiento de Alcalá la Real lo reconoce con el Gran Diploma de la Cultura por sus artículos sobre la Sierra Sur, publicados en Diario Jaén. En 2012, año del 50 aniversario de la muerte del Maestro de los articulistas Julio Camba, el Ayuntamiento de Vilanova de Arousa, lugar de nacimiento, reconoce los artículos de Manuel Peñalver sobre el ilustre escritor de periódicos con un precioso grabado, en el que aparecen Camba y Valle-Inclán, además de la mención Camba. En 2014, el Ayuntamiento de Baena le concede el olivo de plata por sus artículos sobre el aceite de oliva, publicados en el Diario Córdoba y ABC.

Ha sido dos veces finalista del prestigioso premio Francisco Valdés

En 2014, el Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la Universidad le expresa su reconocimiento por el artículo Juan Belmonte y Manuel Chaves Nogales. En 2015, Diario Jaén le concede el Premio Reino de Jaén, Sierra Sur, por sus artículos periodísticos sobre esta comarca. En 2015, el Centro Gallego de Santander le otorga el Diploma Camba. En 2015 y en 2017, el Club Taurino de Palma del Río lo galardona por sus artículos La sangre que asustó al miedo y Manolete, más allá de la leyenda, publicados en ABC y Diario de Almería, respectivamente. En 2015 el Instituto Ruiz Gijón de Utrera, donde ejerció como catedrático de Lengua y Literatura, le concede en el 50 aniversario una mención de honor por un artículo publicado en El Mundo sobre las hablas andaluzas.

En 2017, el Ayuntamiento de Castillo de Locubín le hace entrega de la estatuilla Don Quijote de la Mancha, por el valor literario y cultural de sus artículos periodísticos. En 2019, la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Monóvar le otorga la Mención Azorín por un artículo publicado en Diario de Almería. Ha sido también dos veces finalista de uno de los más importantes premios de periodismo de España, el Francisco Valdés: una, por el artículo, publicado en ABC de Sevilla, La Cuesta de Moyano, donde analiza el tema de las librerías de viejo, y otra, por el artículo, publicado en Diario de Almería, El Quijote de Ibarra. Asimismo, ha sido galardonado con la Placa Juan Valera por artículos culturales, publicados en Diario de Almería y El Mundo, en los cuales analiza la obra periodística de este universal escritor, tan admirado por Manuel Peñalver, como antecedente del nuevo periodismo. Varios de sus artículos han sido publicados por la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas Españoles) y APAL.

En la Enciclopedia de Andalucía consta el reconocimiento a esta obra periodística. Hay que destacar en este campo sus libros Releyendo el periódico (2011) y El otro periodismo (2016). En un lugar prefijado de la memoria se hacen miríficos sintagmas aquellas palabras de Arthur Miller: «Un buen periódico es una nación hablándose a sí misma». Actualmente, Manuel Peñalver es columnista de Diario de Almería y catedrático de Lengua Española de la Universidad de Almería. En 2004 fue el ganador del Premio Nacional de Periodismo ANAVE, en el que compitió con los mejores articulistas de España, por el artículo, titulado El comercio marítimo como realidad histórica. El premio, dotado con 5000 euros, se lo entregó la vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, en el hotel Meliá de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios