Almería

María Marín, cien años dedicados a toda su familia

  • Familiares y amigos organizan un homenaje en el centro 'Fidela Campiña' por toda una vida dedicada a los demás y a su trabajo de costurera

María Marín Moreno nació un domingo 25 de julio de 1909. Fue la primera de nueve hermanos y vivió a las faldas de sus dos abuelas, Martirio y Angustias; con ellas aprendió el oficio de costurera. Durante su juventud se dedicóa coser trajes de novia y de caballero para gentes de todos los aldedores. Todavía hay muchas personas de la comarca que hablan con admiración de lo bien que cosía todo tipo de trajes.

La mitad de su vida la dedicó a cuidar de sus padres y atender a sus hermanos y sobrinos. Al año siguiente de morir su madre se traslada a Barcelona, donde vivía su hermana Antonia, y fue allí donde conoció a José, con el que contrae matriomino el 5 de abril de 1964.

Junto a su esposo regentó un pequeño comercio de zapatos en Olesa de Montserrat hasta que enviudó en 1988 y tres años después, su hermana Concepción junto a su marido Luis, viajaron hasta Olesa para hacerse cargo de ella y convencerla para venirse a vivir con ellos al pueblo de Tíjola.

El pasado sábado 25 de julio, esta vecina recibía su merecido homenaje a toda una vida, en el centro cultural 'Fidela Campiña' de Tíjola. Un reconocimiento que familiares, amigos y el propio ayuntamiento llevaban organizando semanas en absoluto secreto; numerosos sobrinos se desplazaron de lugares como Barcelona, Madrid o Granada, además de sus dos hermanas Isabel y Concepción. Recibió una placa conmemorativa de manos del alcalde, José Francisco Carreño. "María es una mujer que ha sabido adaptarse a la vida, porque un siglo de vida da para mucho y la vida ha cambiado muchísimo. Ha sido una mujer dedicada a cuidar de su familia hasta morir sus padres. El hecho de casarse con 55 años y regir con su marido una zapatería en Olesa de Montserrat da fe de su carácter abierto y fortaleza ante la vida".

Fue toda una sorpresa para la centenaria tijoleña. El centro cultural del municipio, adornado con cien globos, cartulinas llenas de palabras de cariño a María Marín; mayores y pequeños trasladaron sus mejores deseos y un vídeo en el que se hacía un recorrido por la vida de esta ilustre mujer a través de fotos antiguas, fueron algunos de los obsequios que su familia había preparado para la fiesta. El cumpleaños feliz rodeada de todos sus familiares y amigos fue uno de los momentos que hizo que la emoción embargara a María, que a pesar de su edad, recuerda perfectamente a cada uno de sus sobrinos con los que ha compartido sin falta sus grandes momentos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios