Imparable Fuga de Médicos En busca de nuevos horizontes

  • Aurora Santamaría, trabajaba de Médico de Familia en un centro de salud de la capital almeriense

En busca de nuevos horizontes En busca de nuevos horizontes

En busca de nuevos horizontes

Finales de enero de 2018, tras acabar la época de navidades-vacaciones, “agotada tras cubrir festivos, estar menos de la mitad de la plantilla en el centro de salud sin sustituciones, jornadas interminables durante los festivos especiales (24-25 de diciembre…) y sin haber podido disfrutar de amigos y familiares como el resto de mis conocidos”.

“Cuando cada día llegas a casa agotado, indignado, pensando que todo lo que has trabajado y estudiado para llegar a donde estás no merece que los pacientes te falten al respeto y que la administración haga oídos sordos y los miserables 13 euros la hora que te quedan de las guardias no compensan ni por asomo el sufrimiento requerido”.

La presión asistencial y malas condiciones laborales son los motivos que llevan a estos profesionales de la salud a traspasar la frontera

Aurora Santamaría Godoy, médica de Atención Primaria en un centro de salud de la capital, es un ejemplo de los cientos de profesionales andaluces que deciden hacer las maletas y buscar nuevas oportunidades fueras del territorio nacional. La presión asistencial y malas condiciones laborales son los motivos que llevan a estos profesionales de la salud a traspasar la frontera.

“Tenía un contrato de interina, pendiente de que me trasladaran o me echaran en cualquier momento sin indemnización, con la pérdida del 25% de mi poder adquisitivo en los últimos años (que me suban un 1% el sueldo no compensa); con escasos 5 minutos por paciente (o varios pacientes insertados a la misma hora), del todo insuficientes y que no dejan ejercer una medicina de calidad...”.

"La oferta detalla las condiciones de trabajo: 15 minutos por paciente, total libertad de gestión de la consulta, sin guardias obligatorias, un salario más de tres veces superior al mío y detallaba expresamente que no era necesario saber francés"

“En fin, pensando en abandonar la medicina y dedicarme a otra cosa o buscar cualquier otra alternativa, recibo un e-mail con una oferta de trabajo para Francia. La oferta detalla las condiciones de trabajo: 15 minutos por paciente, total libertad de gestión de la consulta, sin guardias obligatorias, un salario más de tres veces superior al mío y detallaba expresamente que no era necesario saber francés (pues no sabía ni una palabra) para acudir a la entrevista. Tras pensar que era una mentira o algún tipo de broma de mal gusto y hablar con mi marido, mandé mi CV”.

La doctora Santamaría ha comenzado a hacer unas prácticas con médicos en Francia (una española y un francés) para aprender su sistema administrativo y como inmersión lingüística. “Empezaré a trabajar en febrero en un pueblecito de la campiña normanda llamado Bellême, a unas dos horas al oeste de París”.

Tal y como ha detallado la profesional de Medicina de Familia, en Francia un autónomo trabaja para la seguridad social. “Pero eso te da libertad de horarios, de tiempo dedicado a cada paciente, libertad para decidir el número de pacientes que quieres tener o para decidir si quieres tener guardias o no (son voluntarias)”. “Lo que gana neto de media un médico de familia aquí es 2-3 veces el neto que se gana en España. Pero lo que yo más valoro no es eso.

"La media de tiempo por paciente son 15-20 minutos, puedes pedir todas las pruebas que necesites, la gente te trata con mucha educación y te valoran mucho"

La media de tiempo por paciente son 15-20 minutos, puedes pedir todas las pruebas que necesites, la gente te trata con mucha educación y te valoran mucho. Ganas en función de que quieras trabajar más o menos. Tú gestionas tu tiempo y tu agenda. También puedes optar por trabajar en un hospital francés, donde tras dos años te hacen funcionario”.

"Aunque echo de menos a la familia, a los compañeros, a los amigos y al clima, no tengo pensado volver a corto ni medio plazo. Mucho tendrían que cambiar las condiciones de trabajo"

“Aunque echo de menos a la familia, a los compañeros, a los amigos y al clima, no tengo pensado volver a corto ni medio plazo. Mucho tendrían que cambiar las condiciones de trabajo para animarme a hacerlo. Además, aquí la media de vacaciones anuales son dos meses, así que tendré más tiempo para estar con la gente que quiero”.

A juicio de la doctora Santamaría-Godoy, para evitar que los médicos se marchen a países extranjeros “yo empezaría con educación de la población para el correcto uso de los servicios sanitarios y penalizar el uso inadecuado de los mismos”. “No tener guardias obligatorias y/o mejorar las condiciones (eliminar los turnos de 24 horas y los de 17 horas tras la jornada de mañana), llegar al mínimo de 10 minutos por paciente, recuperar el poder adquisitivo perdido en 2012, igualdad salarial de Andalucía con otras comunidades…).

35 médicos almerienses solicitan el certificado para irse al extranjero

La Organización Médica Colegial (OMC) ha expedido un total de 3.525 certificados de idoneidad a médicos para salir al extranjero, una cifra que supone un aumento del 7,4% respecto a los datos de 2017, cuando se expidieron 3.282, lo que supone un retorno a la tendencia alcista. De esos profesionales, 461 son de Andalucía, lo que supone algo más del 13% del total nacional.

La gran mayoría de certificados de idoneidad se han solicitado para salir a trabajar fuera de España (63,2%)

De Almería han pedido salir 35 facultativos, 28 de Córdoba, 41 de Jaén, 43 de Huelva, 56 de Granada, 60 médicos son de Cádiz, 92 de Málaga y 107 de Sevilla. Un año más, la gran mayoría de certificados de idoneidad se han solicitado para salir a trabajar fuera de España (63,2%). También se han solicitado para estudios (4,6%) y cooperación (9,2%). De todos ellos, el 51,5% han sido solicitados por mujeres y el 48,5% por hombres.

Francia con 583 y Reino Unido con 572 son los destinos más solicitados de Europa

En cuanto a los destinos preferidos para trabajar en el extranjero, los dos primeros puestos no experimentan cambios, aunque sí permutan posiciones, siendo Francia con 583 y Reino Unido con 572 certificados los más solicitados. Irlanda (207) supera a Alemania (175), siendo tercer y cuarto destinos solicitados, mientas que el quinto lugar es para Portugal (157)).

Fuera de Europa, los destinos elegidos son Emiratos Árabes (85), Canadá (80) y Estados Unidos (78). Por especialidades, los datos recabados en 2018 por el Departamento de Internacional de la Organización Médica Colegial, exponen que los médicos de familia (256), los anestesiólogos (92) y los oftalmólogos (84), son las especialistas que más demandan el certificado.

Las cifras ponen de manifiesto que la mayoría de solicitantes de estos certificados de idoneidad se encuentros entre los grupos de edad de 31 a 35 años en primer lugar (46,1%)

Las cifras ponen de manifiesto que la mayoría de solicitantes de estos certificados de idoneidad se encuentros entre los grupos de edad de 31 a 35 años en primer lugar (46,1%), seguido de los facultativos de 36 a 50 años (36,2%) y en tercer lugar, el grupo de más de 50 años (17,6%).

Los datos muestran un aumento en la demanda de certificados de idoneidad a nivel nacional, que en 2011 fueron de 1.380; en 2012, 2.405; en 2013, 3.279, en 2014, 3.300; en 2015, 2917; en 2016, 3402; en 2017, 3.282: y 3.525 en el 2018. En los ocho últimos años, se han solicitado alrededor de 23.500 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles, “unos datos que reflejan la precaria situación de los profesionales médicos españoles y en especial la de los más jóvenes”, según la Organización Médica Colegial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios